Lobos Rapaces – Bernardo Stamateas (Comentarios Nelson Mart√≠nez)


Lobos Rapaces

. . . cómo son y cómo reconocerlos. . .
Por: Bernardo Stamateas

EL DIABLO ODIA A LA IGLESIA DE JESUS CON EL ODIO M√ĀS REPUGNANTE QUE PODAMOS IMAGINAR

El diablo, horroroso y repugnante enemigo n√ļmero uno de Dios y de sus hijos, ha buscado incansablemente destruirnos. La humanidad ha visto algo de su car√°cter reflejado en el mismo coraz√≥n pecaminoso del hombre: las masacres, las guerras mundiales, los campos de exterminio, el nazismo, la prostituci√≥n infantil, los desaparecidos en la guerrilla, la pobreza, la mortandad infantil…

Espíritus inmundos de altas jerarquías tomaron posesión sobre hombres como Stalin quien mandó matar a veinticinco millones de personas, o Hitler quien mandó matar a seis millones de judíos, Mao a veinte millones de chinos y así podríamos seguir.

Sí, el enemigo ha buscado destruir una y otra vez al mismo hombre, y éste, a través de su pecado, sigue dando autoridad espiritual a las huestes de maldad para que su corazón esté gobernado por el enemigo.

S√≥lo la iglesia de Jes√ļs se levanta en contra del maligno, s√≥lo la iglesia es como “una ciudad asentada sobre un monte”, s√≥lo la iglesia se para sobre los montes de las dificultades, s√≥lo la iglesia le resiste en el nombre de Jes√ļs.

No es necesaria en absoluto la aclaraci√≥n, pero vale la pena efectuarla. Bernardo Stamateas dice que s√≥lo la iglesia de Jes√ļs se levanta contra Satan√°s. Eso significa La Iglesia de Jes√ļs, no necesariamente esa que t√ļ conoces, esa que est√° a una calle de tu casa o esa‚Ķa la que asistes cada domingo. √Čl se refiere a La Iglesia, no a un templo. Aunque lo incluya.

Nuestro maestro Jes√ļs nos prometi√≥ que “las puertas del infierno” no prevalecer√≠an contra la iglesia, es decir que no habr√≠a autoridad demon√≠aca ni “legislativa ni ejecutiva” sobre la iglesia del Se√Īor.

La iglesia es vencedora, es luz al mundo, es la esposa de Cristo, es el pueblo victorioso de Dios. El diablo nos odia. El diablo busca por todos los medios acabar con la √ļnica “instituci√≥n” en todo el planeta que va contra sus obras, que lo desenmascara y que tiene la llave para abrir y que nadie cierra, y para cerrar y que nadie abre.

Cabe otra aclaraci√≥n para no confundirnos y para buscar coincidencia con lo que coincidimos. La palabra encodillada ‚Äúinstituci√≥n‚ÄĚ , aqu√≠, s√≥lo es v√°lida para lo que se dice, si se la observa desde el plano espiritual. En lo formal, administrativo y religioso, no s√≥lo no molesta a Satan√°s sino que, en muchos casos, colabora con √©l.

El diablo tiene las puertas de este mundo, la iglesia tiene las llaves.

El diablo tiene maldad sobre este mundo, la iglesia tiene la autoridad de Jes√ļs. El diablo tiene a sus demonios, la iglesia tiene a su Se√Īor y a sus √°ngeles. S√≠, el diablo te odia iglesia. Es por eso la maldad que ejerce sobre ella. Es por eso que ha mandado a sus emisarios sobre y en medio de ella para destruirla.

Totalmente de acuerdo. Es as√≠, tal cual lo muestra Bernardo. S√≥lo le faltar√≠a a esta aseveraci√≥n real, agregarle un peque√Īo pero al mismo muy importante detalle: el diablo puede resentir a la iglesia, si se le abren las puertas con alguna clase de pecado. De otro modo, le resulta mucho m√°s complejo lograrlo.

HISTORIAS TRISTES

Historia 1: Un pastor asumi√≥ en la ciudad de Entre R√≠os, en la Argentina, su pastorado. All cabo de dos a√Īos en absoluto secreto, abus√≥ sexualmente de 13 ni√Īos: con penetraci√≥n, sexo oral y anal. Cuando esto sali√≥ a la luz, los padres desearon ir y “matarlo”.

El mismo se escap√≥, negando todo. Todo el pueblo se enter√≥ y luego de un gran esc√°ndalo social, dicha iglesia se qued√≥ sin miembros. La gente del pueblo no deseaba ni que le nombren la “iglesia evang√©lica”.

Este pastor se fue a la provincia de Buenos Aires y se congreg√≥ con un pastor amigo quien le permiti√≥ liderar el “hogar de ancianos”, negando todo lo que hab√≠a sucedido y crey√©ndole a este perverso. Al cabo de unos meses varios ancianos denunciaron haber sido abusados sexualmente. Nuevamente se volvi√≥ a ir, y nadie hasta el d√≠a de hoy sabe d√≥nde est√°.

Realmente penosa es esta historia, pero no √ļnica en su g√©nero. El pecado sexual, y esencialmente en un nivel de alta depravaci√≥n, es uno de los m√°s abundantes dentro de las organizaciones eclesi√°sticas. S√≥lo puede prevenirse antes de mayor da√Īo, con un discernimiento que s√≥lo el Esp√≠ritu Santo puede proporcionar a una persona.

Historia 2: Un pastor afiliado a cierta organizaci√≥n pentecostal de Argentina, pose√≠a una iglesia en la ciudad de Hurlingham. All√≠ predicaba la palabra, ense√Īaba a amar a Jes√ļs. Incluso estudi√≥ en algunos institutos b√≠blicos.

Al conversar con √©l parec√≠a ser una persona de las m√°s “cuerdas” y “b√≠blicas” habidas.

Paralelamente a esto, en el sótano del templo, poseía armas de todo tipo, máscaras antigás, una antena, una radio, vestimenta de guerra y todo tipo de elementos electrónicos para prepararse contra el ataque de ovnis que se avecinaba.

Propuso a su iglesia prepararse contra el “fin” que aparecer√≠a con el ataque de los ovnis, tal cual lo explica el Apocalipsis y la Biblia toda, seg√ļn √©l. A algunos de sus miembros ingenuos, les propuso el suicidio.

Frente a la negativa de estos, un d√≠a se apareci√≥ en la casa de uno de ellos, en el d√≠a del cumplea√Īos de su hijo, le dio los regalos a la familia y como regalo para todos sac√≥ su arma de su portafolios y en presencia de dicha familia se suicid√≥.

La noticia sali√≥ por la televisi√≥n de Buenos Aires para toda la Argentina, mostrando c√≥mo este pastor “evang√©lico” estaba afiliado a una organizaci√≥n pentecostal con credencial. El mundo evang√©lico se conmocion√≥ por este episodio.

Hay un punto del que no siempre se puede hablar con toda la libertad que un auténtico hijo de Dios debería gozar. No se trata del pecado de un sacerdote católico ni el de un pastor evangélico. Se trata del cuidado que, con los excesos místicos, deben tener los cristianos, sin credo ni denominación o adjetivo anexo.

Historia 3: Un hermano bautista que poseía una gran fe, oraba por los enfermos viéndose en la iglesia grandes milagros cuando ministraba. Los pastores de su iglesia lo reconocieron y la iglesia lo vio con un gran futuro.

Fue ordenado y mandado como pastor a una obra misionera. Algunos hermanos en la fe lo buscaban por su “fe” y “palabra”. Los milagros siguieron, las conversiones aparecieron tambi√©n. Su nueva iglesia comenz√≥ a crecer con una asistencia de 40 personas inmediatamente.

Pasadas algunas semanas, una mujer llam√≥ al pastor de la iglesia central para decirle que hab√≠a sido manoseada sexualmente por este hombre. El pastor fue inmediatamente all√≠ y nueve mujeres, de manera separada al ser visitadas, comenzaron a contar c√≥mo este hombre les hac√≠a decir y repetir “que lo amaban”, “que √©l era un hombre de Dios y que deb√≠an cuidarlo”.

A algunas las hac√≠a sentar sobre sus rodillas, a otras les daba piquitos de “amor”, a otras les dec√≠a “liberarlas” imponi√©ndoles las manos en los pechos, vagina, cola… Se abr√≠a la camisa y hac√≠a que lo besen en el cuello como se√Īal de amor.

Mientras tanto las mujeres, al ver los milagros, las conversiones, las oraciones de fe, la lectura de la Biblia que ten√≠a este “pastor bautista” estaban cada vez m√°s confundidas: ¬ŅSer√° imaginaci√≥n m√≠a que me toca cada vez que nos quedamos solos despu√©s del culto?, ¬ŅNo tendr√° raz√≥n en lo que nos propone si es un hombre de Dios con tanta fe?.

Este hermano fue entonces citado y confrontado, pero neg√≥ todo y a√ļn amenaz√≥ al pastor de la iglesia central que ser√≠a confrontado por el mismo Dios por lo que estaba haciendo. Hoy se congrega en otra iglesia como si nada.

La iglesia que pastore√≥ ha sido disuelta, decenas se han apartado y otros, horrorizados, no desean ni que les nombren el “evangelio”. El barrio habla pestes de la iglesia toda. El pastor de la iglesia donde este manipulador perverso se congrega actualmente sabe de esto, pero no lo puede creer. Este nuevo pastor ha sido enga√Īado, un velo mental y un poderoso control mental ha sido puesto sobre s√≠. El ve en √©l a un “hombre de fe” y de “frutos de conversiones”, ¬ŅPor qu√© dudar?

El error m√°s visible aqu√≠, y que a√ļn se comete en alt√≠simas proporciones en la iglesia global, es el de medir a sus ministros conforme a sus resultados sobrenaturales. Quienes sostienen estas tesis, olvidan que en el √°mbito espiritual y sobrenatural, Dios no est√° solo. Que tambi√©n Satan√°s y sus demonios son sobrenaturales y operan en el √°mbito del esp√≠ritu.

Historia 4: Un pastor amigo me cuenta que en la ciudad de R√≠o Negro hay un pastor itinerante “carism√°tico” que ora por las mujeres que tengan quistes en los pechos. S√≥lo ora por esto porque, seg√ļn √©l, tiene el don de sanidad para esto. Lo hace ¬°imponi√©ndoles las manos en los pechos! Este “pastor” sigue predicando por all√≠…

Personalmente, he oído estas y miles de estratagemas más, tendientes a abusarse y aprovecharse de la credulidad femenina. Una cosa es la fe y otra la ingenuidad. El cristiano no tiene por qué ser ingenuo si es que se conduce con la mente de Cristo.

Historia 5: Un hermano “evang√©lico conservador”, encargado de una iglesia en la provincia de Misiones, abus√≥ sexualmente a unos 10 peque√Īos, en un hogar de ni√Īos, con toda clase de aberraciones.

Cuando fue descubierto, los directivos callaron esto. Este hermano se fue del lugar y apareci√≥ en otra provincia: C√≥rdoba, pastoreando una iglesia “independiente” como si nada. Al tomar conocimiento de esto, el consejo de pastores de la ciudad lo denunci√≥. Este pastor, al ser citado, neg√≥ todo, se escap√≥, y nadie sabe d√≥nde est√°. Posiblemente sigue abusando de otros ni√Īos…

Es habitual que este tipo de cosas denunciadas por Stamateas en este art√≠culo, sigan ocurriendo. ¬ŅPor qu√©? Porque se cae en un tremendo error: confundir ‚Äú cuerpo ‚Äú con ‚Äú corporaci√≥n ‚ÄĚ . Se ense√Īa y se cree en el cuerpo, pero se practica como corporaci√≥n. As√≠ es como se tapan y esconden estas cosas.

Historia 6: Un pastor pentecostal de la provincia de Entre R√≠os, le dice a una iglesia bien humilde, que los demonios se posesionan de las cosas, especialmente de las de oro, porque el diablo es orgulloso y le gusta meterse en el “oro”.

As√≠ les dice tambi√©n que al que lo posea le traer√° una maldici√≥n de Dios. De esta manera, con meses de preparaci√≥n para estas ense√Īanzas, logra que los hermanos humildes le traigan todas las alianzas, relojes, joyas, etc., ya que el pastor al verlas “con su discernimiento” reconoce cu√°l est√° endemoniada. Pide que se las dejen para que √©l las destruya, y as√≠ la iglesia quede libre. Este pastor hoy tiene bastante dinero…

De este tipo de ‚Äú ense√Īanzas‚ÄĚ tambi√©n est√° repleta la historia de la iglesia. ¬ŅEs solamente ignorancia e ingenuidad de la gente o tambi√©n mala voluntad y √°nimo delictivo de sus l√≠deres? Ambas cosas. Pero, esencialmente, es ignorancia de la Palabra de Dios y demasiada ‚Äú sujeci√≥n ‚ÄĚ al pastor.

Historia 7: Un matrimonio de líderes comenzó a hacer sanidad interior en su iglesia. Luego de un tiempo, al ver sus frutos y conocimiento de la palabra, fueron ordenados al pastorado. Se les realizó un largo examen en el presbiterio y, todos los pastores por unanimidad, consideraron que ¡serían grandemente usados por Dios!

Al tiempo, comenzaron a ministrar en sanidad interior a los hermanos. Lentamente y mediante control mental, terminaron teniendo relaciones sexuales ambos pastores con una hermana, luego con otro, luego con dos.

Comenzaron a predicar del amor de Dios, del amor a los enemigos, del amor entre hermanosÕĺ y as√≠ propusieron, con mucha astucia, tener sexo libre, s√≥lo quienes el pastor diga. Aparecieron desde relaciones sexuales hasta el incesto. Algunos se fueron horrorizados de la iglesia, otros se apartaron. El barrio se enter√≥, fueron acusados, y ellos, obviamente, negaron todo.

Los casos nombrados arriba, los conozco muy bien porque en algunos he tenido que intervenir, en otros asesorar como pastor a la iglesia, y a decenas de víctimas he tenido que ministrar por abuso emocional y sexual.

Podríamos nombrar muchas historias más como éstas de pastores nazarenos, bautistas, hermanos libres, conservadores de todo tipo, carismáticos, bautistas independientes, menonitas, etc.

A muchos los hemos visto formar sus sectas, a otros famosos los hemos visto suicidarse como pago que el diablo les cobra a todos. Pero cuántos otros están dentro de nuestras iglesias como líderes, pastores, profetas y son ¡emisarios de Satanás!

Esto es decidida y lamentablemente cierto. La buena pregunta que podr√≠amos hacernos, es: ¬ŅC√≥mo consiguen acceder a lugares de privilegio dentro de la organizaci√≥n de la iglesia? En la respuesta encontremos la clave. Y de esa clave, no est√°n demasiado lejos los propios l√≠deres.

Podr√≠amos seguir. Tal vez el lector tambi√©n ha sido una v√≠ctima de abuso espiritual de estos lobos y podr√≠a ampliar m√°s la lista. F√≠jese que aqu√≠ no hablamos de “pele√≠tas” entre hermanos, ni “el pastor no me entiende” o de celos carnales, falta de amor, falta de reconocimiento o cosas que son graves en s√≠, pero no de la magnitud de lo que estamos hablando.

Este libro no es de estas cosas, es de algo m√°s grave: es de gente que no conoce al Se√Īor, que no ha sido poseedor del Esp√≠ritu Santo en toda su plenitud, estamos hablando de los mensajeros de Satan√°s que vienen como su padre a matar, robar y destruir.

A esto lo tengo bien presente porque lo he ense√Īado en muchas ocasiones. Si lees con atenci√≥n el texto base, lograr√°s entender que quien viene a robar, matar y destruir no es necesariamente Satan√°s, sino sus ministros asalariados.

Ahora, en todos estos casos nombrados arriba: ¬Ņno hab√≠a indicios que hicieran pensar a las personas en que estos “pastores” o “l√≠deres” no ven√≠an de Dios?, ¬ŅNo hab√≠a peque√Īos “s√≠ntomas” que les diesen a la iglesia o a los pastores del presbiterio o a los conocidos, motivos para ver o intuir d√≥nde terminar√≠a todo esto?

De algo estoy total y absolutamente en claro y seguro: la gente suele ver con mucha anticipaci√≥n este tipo de problemas, pero no los denuncia ni se previene porque est√° muy mal visto ‚Äú murmurar del siervo‚ÄĚ , una cuesti√≥n que se ha convertido en aut√©ntica doctrina evang√©lica y que ha posibilitado que tantos y tantos falsos cometan los abusos m√°s descarados.

He aprendido en mi pr√°ctica psicol√≥gica que el hombre golpeador ya da indicios de su conducta violenta, indicios claros de su conducta ego√≠sta e inmadura y que muchas mujeres no est√°n preparadas para ver esto. Lo mismo sucede con estos lobos: tienen “frutos” demon√≠acos y, si estamos m√°s atentos, podremos prevenir muchos males.

Yo, an√≥nimo y muy humilde miembro de una congregaci√≥n consigo, por gu√≠a del Esp√≠ritu Santo, ‚Äú ver‚ÄĚ con anticipaci√≥n que ese hombre que es la mano derecha del pastor, es un lobo rapaz. ¬ŅQu√© hago? ¬ŅLo denuncio? Pregunto: ¬ŅEl pastor, va a creerme a m√≠ a quien ni siquiera conoce, o va a creerle a su hombre de confianza? No es f√°cil, Bernardo, no es nada f√°cil.

Y con respecto al primer ejemplo, tampoco termina de ser totalmente válido. El hombre golpeador es hijo de padre golpeador, pero cuando se pone de novio, la joven, genuinamente enamorada, aunque se entere de todo esto, elige disimularlo y mirar para otro lado. Así somos y así pagamos caro nuestros errores.

FALSOS PASTORES, FALSOS PROFETAS Y FALSOS MIEMBROS

La Biblia es clara al advertirnos sobre la falsedad dentro del cuerpo de Cristo. Jes√ļs nos habla del trigo y la ciza√Īa (Mt.13: 2430). El vs. 25 dice: “Pero mientras dorm√≠an los hombres, vino el enemigo y sembr√≥ ciza√Īa entre el trigo, y se fue”. ¬ŅQui√©n es esta ciza√Īa? Son los hijos del diablo (Mt. 13:38). Veamos c√≥mo son:

A. LOS FALSOS PASTORES: Estos impostores han existido desde el mismo origen del mundo, Ca√≠n seg√ļn nos registra la escritura fue el primero, desde aquel entonces lo √ļnico que ha tratado de hacer el enemigo es matar a todo Abel que quiere hacer la voluntad de Dios.

Jes√ļs es muy duro hablando de estos falsos l√≠deres. Dice Mt. 12:34 “¬°Generaci√≥n de v√≠boras! ¬ŅC√≥mo pod√©is hablar lo bueno, siendo malos” Lo mismo dec√≠a Juan el bautista sobre estos falsos l√≠deres (Mt. 3:7).

En Mt. 23:33 Jes√ļs dice: “¬°Serpientes, generaci√≥n de v√≠boras! ¬ŅC√≥mo escapar√©is de la condenaci√≥n del infierno?‚ÄĚ Los falsos pastores buscan tener lugar en la ense√Īanza de la iglesia. B√°sicamente esta gente aparece en la posici√≥n de liderazgo y ense√Īanza.

Por eso en las cartas del Nuevo Testamento aparecen tantas advertencias sobre los “falsos maestros”. Hasta Lucero cuando cay√≥ arrastr√≥ la tercera parte de los √°ngeles. Estos perversos, siguiendo la ense√Īanza de su maestro, hacen lo mismo, buscan con su ense√Īanza seguidores para tenerlos y para que los defiendan cuando los necesiten.

A veces su maldad aparece en forma directa y a veces en forma velada. Son tan inteligentes que en sus ense√Īanzas van sembrando su pensamiento para ir manipulando a la gente y crean velos m√°gicos sobre sus mentes.

Dice Pablo en Hch. 20:2930 “Porque yo s√© que despu√©s de mi partida entrar√°n en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonar√°n al reba√Īo. Y de vosotros mismos se levantar√°n” Pablo sab√≠a que cuando la verdadera autoridad espiritual se va o no est√°, los falsos pastores hacen su aparici√≥n, sea viniendo de afuera o de la misma iglesia.

Respeto la visi√≥n del asunto por parte de Stamateas, pero no la comparto. Creo que desv√≠a la mirada de la falsedad pastoral para derivarla en un ense√Īador de nuevas (Y falsas) doctrinas. Que los habr√°, pero ser√°n tenidos en cuenta desde otro √°ngulo.

Lo primero que se debe hacer para determinar a un falso pastor, es poner blanco sobre blanco cual es, bíblicamente, la verdadera función de este ministerio. Decir Pastor, hoy, es decir jefe, líder, responsable total, gerente y casi propietario de una congregación.

Creo, humildemente, que el pastor de Efesios 4:11 tiene otras connotaciones. Es el encargado de proteger, cuidar, ayudar, sanar, vendar y consolar a la oveja. Por tanto, un falso pastor, ser√≠a alguien que efect√ļa directamente lo opuesto. Y que pasa a aprovecharse de esas ovejas en su propio beneficio.

B. LOS FALSOS PROFETAS: Antes los falsos profetas morían. Hoy cambian de iglesia, y los hermanos crédulamente siguen confiando en ellos debido a los velos mágicos que los falsos profetas ponen.

Dice Jer. 5: 26,30,31 “Porque fueron hallados en mi pueblo imp√≠osÕĺ acechaban como quien pone lazos, pusieron trampa para cazar hombres… “. “Cosa espantosa y fea es hecha en la tierraÕĺ los profetas profetizaron mentira, y los sacerdotes dirig√≠an por manos de ellos”.

Dice Ez.22:2527 “Hay conjuraci√≥n de sus profetas en medio de ella, como le√≥n rugiente que arrebata a la presaÕĺ devoraron almas, tomaron haciendas y honra, multiplicaron sus viudas en medio de ella. Sus pr√≠ncipes en medio de ella son como lobos que arrebatan presa, derramando sangre, para destruir las almas, para obtener ganancias injustas”.

El ap√≥stol Pablo, que los conoc√≠a muy bien porque en su ministerio se tuvo que enfrentar m√°s de una vez con estos manipuladores, habla en Gal.1Õĺ7 de los que “os perturban” que significa “ser arrojados a la confusi√≥n mental” y en 3:1 nos habla de “fascinar” que significa “hechizar, encantar”Õĺ estos llevan a la esclavitud (Gal.2.4) porque son enga√Īadores (1 Jn 2:26).

El ap√≥stol Juan que tanto nos anima al amor, nos deja bien claro que esta gente no pertenece al verdadero pueblo de Dios. Por eso en 1Jn. 4:1 nos dice “probad los esp√≠ritus si son de Dios”, y la prueba es su fruto final: si lo que hacen trae bendici√≥n, unidad y crecimiento al cuerpo de Cristo, esa es la mejor “prueba” para saber si un hermano es verdadero o falso.

El profeta Jerem√≠as habla acerca de estos falsos profetas en Jer.6:1314 “Porque desde el m√°s chico de ellos hasta el m√°s grande, cada uno sigue la avariciaÕĺ y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son enga√Īadores.

Y curan la herida de mi pueblo con liviandad diciendo: Paz, paz, y no hay paz.” Recordemos que esta gente est√° llena de maldad y su fin es destruir en donde se encuentren. Jes√ļs dijo que son “Lobos rapaces”.

Dice Mt. 7:15 “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”. En nuestro anterior trabajo sobre “El don de profec√≠a y el ministerio prof√©tico hoy” de esta misma editorial, hemos analizado en profundidad c√≥mo se puede distinguir al verdadero del falso profeta.

Hay una enorme confusión en este tiempo con respecto a este ministerio. Se toma al profeta como a una especie de vidente santo de hechos futuros y no lo es. Un profeta es alguien que recibe de Dios una visión futura de algo que compete a la iglesia global, ni siquiera a una congregación local.

Su ministerio se centraliza en mostrar los vericuetos de ese futuro con la finalidad de ayudar a que la iglesia global pueda tejer las estrategias correctas para arribar al objetivo en victoria, esto es: vencer.

Un falso profeta no es, por tanto, alguien que te dice a ti que vas a casarte con una mujer rubia y t√ļ lo haces con una morena. Tampoco alguien que asegura que en este a√Īo va a morir una persona importante (Hay cientos) y luego no muere ninguna o se mueren cien.

Eso, en el mejor de los casos, es palabra de conocimiento. En el peor, (Y que resulta ser el m√°s proliferante adentro de las congregaciones), es un esp√≠ritu de adivinaci√≥n que le proporciona lugar en los p√ļlpitos a mucha gente y ofrendas por sus predicaciones prof√©ticas ungidas‚Ķ

Un falso profeta será aquel que, en el marco de un desarrollo global de hechos futuros que tienen que ver con la ruta de la iglesia global, suministra información tergiversada con la finalidad de llevar al error a la iglesia y evitar que Dios triunfe en ese lugar del mundo.

C. LOS FALSOS MIEMBROS: Ellos vienen a nosotros, los pastores, justamente porque desean llegar a la cabeza, al conductor. Vienen vestidos de ovejas, porque su primera intenci√≥n es “hacerse uno m√°s”, es decir infiltrarse, ganarse el afecto de los hermanos, saludar a algunos y ayudarlos si es posible, “caer en gracia”, ganarse la amistad de algunos.

No necesitan mostrar su verdadera intenci√≥n, por eso aparecen como “falsos miembros”. Su verdadero coraz√≥n es rapaz, es un lobo, est√°n llenos de maldad, deseos de destruir y matar a la iglesia. Como gran parte de la iglesia no conoce las advertencias de la Biblia y es muy cr√©dula, cualquier persona que aparece “macanuda” y “espiritual” es tenida como hermano en la fe.

Palabra confirmada. Me has escuchado o le√≠do decir que no todo lo que se mueve, respira y dice ‚Äú am√©n‚ÄĚ adentro de un templo es hermano. Hay gente a la cual se le ha arraigado tanto este tratamiento protocolar que puede llegar a tratar de hermano a un demonio.

Estos son anticristos, que nunca pertenecieron a los verdaderos hijos de Dios (1Jn. 2:18,19). Estos niegan con su vida la gloria de Jes√ļs, su divinidad, su poder y su hermosura (1Jn. 2:2224). En Fil. 3:2 dice: “Guardaos de los perros, guardaos de los malos obreros, guardaos de los mutiladores del cuerpo”.

Nos habla de los “perros”, “los malos obreros” y “mutiladores del cuerpo”. Los perros hacen alusi√≥n a animales que eran en aquel entonces despreciados, que estaban sin rumbo fijo y atacando a quienes los rodeaban.

La palabra ‚Äúperro‚ÄĚ simboliza a los miembros de las iglesias que atacan y ‚Äúmuerden‚ÄĚ a quienes aman a Dios. Los mutiladores del cuerpo dec√≠an que deb√≠an circuncidarse para tener la salvaci√≥n. Es gente que cambia la doctrina del Se√Īor, gente que no tiene rumbo fijo, gente que es “mala” en su fruto interno.

Son los “enemigos de la cruz” (Fil. 3:18). No son muchos los que el enemigo manda a una iglesia, pero con esos pocos alcanza para destruirla totalmente. Esta gente es feliz destruyendo las vidas de los que aman a Dios, haciendo la vida imposible a los dem√°s.

Dice 2 Co. 11:1314 “Porque estos son falsos ap√≥stoles, obreros fraudulentos que se disfrazan como ap√≥stoles de Cristo. Y no os maraville porque el mismo Satan√°s se disfraza como √°ngel de luz”. En 1 Jn 2:1823 se nos habla de un grupo de falsos miembros operando en la iglesia, √©stos “salieron de nosotros pero no eran de nosotros”.

Sim√≥n, el mago, nos dice Hechos 8 en el vers√≠culo 13, que “crey√≥”: “Tambi√©n crey√≥ Sim√≥n mismo, y habi√©ndose bautizado, estaba siempre con FelipeÕĺ y viendo las se√Īales y grandes milagros que se hac√≠an, estaba at√≥nito”.

Sin embargo, cuando vio Sim√≥n que el Esp√≠ritu Santo se recib√≠a por imposici√≥n de manos, quiso comprarlo. All√≠ mostr√≥ su verdadera motivaci√≥n: el poder. Pedro le dice en Hechos 8: 2023: “Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero.

No tienes t√ļ parte ni suerte en este asunto, porque tu coraz√≥n no es recto delante de Dios. Arrepi√©ntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quiz√°s te sea perdonado el pensamiento de tu coraz√≥nÕĺ porque en hiel de amargura y en prisi√≥n de maldad veo que est√°s”.Sim√≥n era un lobo rapaz, un simulador, un falso seguidor. √Čl fing√≠a.

Hay un texto, creo que en el Libro de los Hechos, en donde Pablo relata sus vicisitudes. Habla de haber sido azotado, vilipendiado, dice que sufrió escasez, naufragios y otras crisis más. Y, llamativamente, dentro de ese mismo nivel de cosas horribles y peligrosas, le suma el peligro de los falsos hermanos…Por algo debe ser, no crees?

COMO ENTRAN EN LA IGLESIA

Han entrado “encubiertamente” dentro de la iglesia, dice Judas 4: “Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que antes hab√≠an sido destinados para esta condenaci√≥n… ” Este “encubiertamente” significa que se han mezclado con el pueblo de Dios, est√°n sentados en las iglesias, en los institutos b√≠blicos, en el liderazgo.

No es la misma cosa, claro est√°. Porque en un banco de la √ļltima hilera del templo no pueden producir el tremendo da√Īo que s√≠ consiguen desde puestos y funciones de importancia. Por eso, a la hora de hacer funcionar el discernimiento, en primer lugar, deber√≠amos apuntar a los l√≠deres.

Es gente que entra con enga√Īo, gente que entra con espiritualidad, con discurso b√≠blico. A veces hemos pensado que los emisarios de Satan√°s entrar√≠an y quedar√≠an ocultos en alg√ļn rinc√≥n, o hemos pensado que entrar√≠an con una gallina en la mano para hacer sacrificios sat√°nicos en medio del cultoÕĺ no. Estos entran “tapados”, su maldad est√° disfrazada por su espiritualidad.

Tienen Biblia, la conocen y la usan de acuerdo a su conveniencia. En 2 P. 2:1 nos habla de los falsos maestros y dice que est√°n “entre vosotros”. Cada vez que el diablo trat√≥ de destruir a la iglesia desde afuera, mediante persecuciones u opresiones gubernamentales, cargas, esclavitud, etc. la iglesia no hac√≠a m√°s que crecer, era como si la presi√≥n desde afuera uniera m√°s a la iglesia.

Así fue que incorporó una estrategia más: meterse desde adentro. Ahora sí, desde adentro lograba partir la unidad del cuerpo de Cristo. El método es tan bueno que hasta el día de hoy lo usa y con buenos resultados para su causa.

La estrategia satánica podrá ser nueva, de este siglo quizás, pero no es creativa ni por asomo. Si repasas la historia del pueblo de Dios, (Me refiero a Israel), podrás observar que tampoco ellos perdieron ninguna batalla contra enemigos del exterior. Siempre fueron derrotados por gente infiltrada. Es un principio. Malo, pero principio. Y los principios siguen operando…

Cuando desconocemos esta Palabra de Dios y cuando bajamos la guardia, “cuando nos dormimos”, el enemigo se infiltra (Mt.13:25) El libro de Judas fue escrito tal vez por el hermano carnal de Jes√ļs. La carta es para varias iglesias, con un lenguaje directo, y claro.

Va a hacer un an√°lisis magistral de estos lobos rapaces. En tan solo 25 vers√≠culos va a dar elementos a tener en cuenta para conocerlos. Sin lugar a dudas este tema es uno de los menos tratados dentro del √°mbito de la iglesia y dicha carta una de las menos predicadas. ¬ŅPor qu√©?, ¬Ņpor qu√© a√ļn cuando su mensaje es tan claro?, ¬Ņser√° que el enemigo nos ha vendado para que no hablemos y desenmascaremos delante del pueblo a estos hip√≥critas?….

COMO ES SU VERDADERO CORAZON

A. IMPIOS: Dice el vs. 4 de Judas: “…hombres imp√≠os… ” La palabra en el original es “asebes”, es decir “despose√≠do de temor”. ¬°No tienen miedo! ni a√ļn a las cosas de Dios. Aunque puedan mostrar lo contrario, en sus conductas no tienen miedo ni a la gente ni a Dios ni a las consecuencias.

No habla aqu√≠ de un criminal, degenerado y ladr√≥n, sino de alguien que no posee sentimientos de miedo. Por eso al ver sus vidas, encontramos innumerables situaciones de riesgo, deudas, problemas interpersonales que son contados por la persona como si nada. A√ļn situaciones de gran riesgo vividas por √©stos, pero despose√≠dos de temor.

El vs.15 dice: “Para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los imp√≠os de todas sus obras imp√≠as que han hecho imp√≠amente, y de todas las cosas duras que los pecadores imp√≠os han hablado contra √©l” Su fruto interno es la clave m√°s importante para reconocerlos. No tienen el fruto del Esp√≠ritu Santo, sino el fruto de maldad.

Respeto esta traducción utilizada por Stamateas para con el impío, pero me inclino por la más visible. La impiedad es lo opuesto a la Piedad. Y eso no tiene que ver con miedos ni con compasión, El piadoso, conforme a la Biblia, era el espiritual.

B. CHISMOSOS: Dice el vs.16 de Judas: “Estos son murmuradores… ” Les gusta saber, averiguar, estar. Opinan y miran todo alrededor, les interesa saber, porque la informaci√≥n para ellos es muy importante, y por supuesto con informaci√≥n pueden criticar y chismear descalificando a los dem√°s con m√°s sutileza.

Al comienzo, cuando entran en la iglesia, nunca muestran de entrada como son, sino la imagen de un buen “creyente”. M√°s tarde comienzan a manipular, controlar y dividir. Estas conductas son introducidas lentamente en medio de quienes le rodean.

Dice en el vs.10: “Pero estos blasfeman de cu√°ntas cosas no conocenÕĺ y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales”. Andan seg√ļn la carne, en concupiscencia e inmundicia, son atrevidos contumaces no temen decir mal.

Esto es así, tal cual. El chisme ha sido y sigue siendo una de las enormes asignaturas pendientes de aprobar para las congregaciones cristianas. Personalmente, tengo rechazo visceral por el chisme y los chismosos, pero en la misma medida (O quizás mayor) por aquellos que utilizan al chisme para su beneficio. Y de esto, no quedan exentos ni los líderes…

C. PELEADORES: Continuando con el vs. 16 de Judas: “Estos son murmuradores, querellosos, que andan seg√ļn sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho”

Les gusta la discusión, no pueden vivir en paz. Por eso cuando no tienen problemas con alguien lo inventan, no pueden trabajar en un ministerio sin ocasionar problemas. Si son pastores que entran en una iglesia, buscarán discutir y pelearse con cuanto miembro puedan hasta haber destruido totalmente la congregación a la cual el diablo los llamó.

Les gusta pelear por nada y nunca terminan de estar satisfechos buscan da√Īar y destruir las vidas de los que aman a Dios. Se saben tomar el tiempo y no hacen nada apurados porque el plan est√° predeterminado.

No tienen el m√°s m√≠nimo inter√©s de resolver los conflictos, sino que con sus conductas los alimentan para que nunca acaben. Cuanto m√°s peque√Īa es la iglesia m√°s sobresalen. En las iglesias grandes su trabajo es m√°s sutil y camuflado, pero en ambos su fin es el mismo.

El vs.10 dice que “blasfeman contra las potestades superiores”: comienzan a descalificar.

Algunos son m√°s f√°ciles de identificar son los que aparecen inmediatamente con descalificaci√≥n. Vienen por primera vez al culto y ya critican a los de adoraci√≥n, que estaba fuerte el sonido, que los di√°conos no lo saludaron, que ac√° no se aman a las almas, eval√ļan el mensaje: “yo no hubiese dado esa palabra”, “esa ense√Īanza no es para cualquiera”.

Es gente que no se deja ense√Īar, quiere ense√Īar. Que “blasfeman de cuantas cosas no conocen”. No nos enga√Īemos: no es que aparecen gritando malas palabras, ni en medio de una reuni√≥n insultando. Lo hacen “encubiertamente”, eligen a quienes son sus v√≠ctimas o futuros adeptos.

He conocido a muchos de estos peleadores a los cuales alude Bernardo. Tienen características coincidentes con lo que aquí se expone. Sin embargo, la visión es parcial y desde el ángulo e un pastor que se ha sentido criticado y quizás agredido por alguno de estos peleadores. Se entiende. Lo importante es que existen y son así, sin dudas.

D. MENTIROSOS Y FABULADORES: El vs.16 de Judas dice: “…. cuya boca habla cosas infladas…” En el vs.3 dice que “har√°n mercader√≠a con vosotros”: con palabras fingidas. Cuentan las historias de milagros pasados, √©xitos econ√≥micos, y logros espirituales, y √©stos cargados de una serie de exageraciones y mentiras que hasta ellos mismos creen de tanto contarlos.

Necesitan contar su pasado para impresionar, para agradar, para mostrar su espiritualidad. En 3 Jn. vs. 9,10 habla de un tal Diótrefes, una persona que no quiere recibir al apóstol Juan. Porque esta gente no desea estar cerca de gente ungida con discernimiento espiritual que los pueda desenmascarar.

En una congregación que conocí, había un hombre que tenía un ministerio carcelario. Cada domingo tenía una anécdota o un suceso para comentar, respecto a un ámbito que, por misterioso y desconocido para la mayoría, siempre resultaba interesante.

A m√≠ me llev√≥ much√≠simo tiempo descubrir que lo que yo cre√≠a sinceramente que era un testimonio real por semana, destinado a hacernos conocer ese mundo, en realidad, era una patra√Īa semanal inventada sin otra intenci√≥n que la de auto promocionar su trabajo, obtener respaldo dentro de la denominaci√≥n y tambi√©n apoyo material y econ√≥mico.

E. ADULADORES: Dice tambi√©n el vs.16 de Judas: “…adulando a las personas.” Tratan de quedar bien con la gente que les interesa. Les siguen el verso a quienes est√°n mal. Buscan la gente en la iglesia y la siguen, la oyen, la aconsejan dici√©ndoles lo que quieren o√≠r y lentamente van poniendo su doctrina sat√°nica de divisi√≥n y maldad. M√°s adelante, al analizar el caso de Absal√≥n veremos c√≥mo magistralmente √©ste utiliz√≥ lo que aqu√≠ nombramos.

Quien quiera que haya tenido alguna posici√≥n de cierta exposici√≥n en alguna iglesia, conoce muy bien a esta ‚Äú especie‚ÄĚ . El l√≠der o ministro que no haya sido adulado, no ha hecho nada de valor dentro de la iglesia. El problema es si lo resolvi√≥ o no. A√ļn sucede. Si t√ļ eres un ministro, cuando oyes a alguien que habla maravillas de ti en tu presencia, simplemente sonr√≠e y vete de all√≠ r√°pidamente. No puedes evitar que otro diga lo que quiera, pero s√≠ puedes evitar que lo use para manipularte o cre√©rtelo como cierto.

F. LIBERTINOS: Dice el vs.4 : “…. convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios…” Es decir cumplen ciertas pautas pero otras no. Son conservadores para algunas cosas pero para otras liberales. Pueden mentir si es necesario, pueden insultar a ciertas personas, pueden recurrir al enga√Īo moment√°neo para llegar a sus fines.

Por esto estas personas se hacen de amigos dentro de la iglesia, con la mayor√≠a manifiestan una vida espiritual “√≠ntegra”, pero con algunos otros van mostrando su maldad. Sus pecados ocultos tarde o temprano salen a la luz.

Si t√ļ tienes una vida dedicada a agradar a Dios y a someterte a la gu√≠a del Esp√≠ritu Santo, cuando un libertino de estos llega a tu vida, t√ļ lo disciernes de inmediato. Lo primero que debes conocer es si est√° buscando realmente ayuda o s√≥lo le interesa proseguir con sus rutinas promiscuas.

Sin embargo, debo decirte algo más: lo más probable que ocurra es que, si se trata de alguien que verdaderamente lleva una vida de libertinaje, se acerque a alguien sin santidad, que sólo está reprimido. Muy difícilmente lo haga con un ungido porque, tal como se dice aquí, saben que serán descubiertos, confrontados y que jamás podrán doblegar a un genuino hijo de Dios.

G. REBELDES: En vs. 8 de Judas se√Īala: “…rechazan la autoridad…” Dice que rechazan la autoridad. Cuando √©stos entran a una iglesia puede ser que se sujeten a los pastores o a ciertos l√≠deres pero no a otros, es su estrategia.

No entran con esp√≠ritu de rebeld√≠a inmediatamente, los m√°s astutos saben que si lo hacen ser√°n sacados o “sentados en el banco”, y eso los hace perder tiempo. Su m√©todo es comenzar a descalificar a los hermanos: “ese no tiene palabra prof√©tica”, “esa no sabe hacer guerra espiritual”, “ese pastor le falta mucha unci√≥n” y cosas as√≠.

Sus ojos est√°n sobre los m√°s d√©biles para criticarlos y juzgarlos hasta que lentamente convencen a los dem√°s de que es as√≠, como ellos dicen. Dice el vs.19: “estos son los que causan divisiones… ” Causan divisiones.

Es el mismo car√°cter del diablo. Hablando del mismo, el profeta Isa√≠as dice en Is. 14:13 y siguientes vs. que Lucifer dijo cinco veces “yo subir√©”, “me” sentar√©, “yo ser√©” etc. Hasta ese momento hab√≠a una sola voluntad: la de Dios, y todas se sujetaban a ella, pero al querer estar en el trono de Dios, surgi√≥ otra voluntad.

As√≠ naci√≥ la rebeld√≠a: una voluntad contra la autoridad de Dios. La √ļnica voluntad se vio retada por otra voluntad. S√≥lo hab√≠a una voluntad. Dos voluntades en choque: eso es rebeld√≠a. El √°ngel quiso ser lo que no hab√≠a sido llamado a ser. Naci√≥ una voluntad contraria a la voluntad de Dios.

La misma t√©cnica utiliz√≥ con Ad√°n y Eva, les dijo “ser√©is como Dios” es decir tendr√©is una voluntad igual a la de Dios: dos voluntades. Hoy su estrategia sigue siendo la misma con sus secuaces. Adem√°s, en las divisiones que causan siempre buscan sus seguidores.

Entiendo perfectamente de lo que se est√° hablando. Es m√°s: creo que para el funcionamiento normal de cualquier congregaci√≥n, es necesario que su responsable puntualice estas cosas. Pero un peque√Īo detalle: rebeld√≠a es no sujetarse a la voluntad de Dios, no a hombres que no siempre est√°n haciendo Su voluntad.

En algo tiene total y absoluta raz√≥n el pastor Stamateas. Nadie puede ingresar a una congregaci√≥n y pretender deso√≠r lo que su responsable m√°ximo dispone y hacer lo que se le antoja. As√≠ tenga mandato del Se√Īor. Porque si verdaderamente lo tiene, √Čl jam√°s lo enviar√≠a all√≠, sino al mundo a anunciar su nombre a los perdidos.

Nombro algunos aspectos para tener en cuenta como se√Īal de alerta ni bien aparezcan:

  • ¬∑ Tienen antecedentes de problemas en otras iglesias.
  • ¬∑ Tienen antecedentes problem√°ticos en otras √°reas de la vida.
  • ¬∑ Hablan mal de la persona que ocup√≥ nuestro lugar anteriormente (si lo hace con el anterior lo har√° tarde o temprano con nosotros).
  • ¬∑ Buscan hacerse amigos de nosotros r√°pidamente.
  • ¬∑ Nos idealizan y levantan alto (con la misma facilidad nos tirar√°n abajo).
  • ¬∑ Gastan su dinero y ofrenda en forma visible.
  • ¬∑ Oran en secreto y aconsejan en secreto a los hermanos cuando ni siquiera como pastor han tomado contacto con nosotros para ello.
  • ¬∑ Ni bien entran en la iglesia comienzan a criticar: el mensaje, la gente que no lo salud√≥, etc.
  • ¬∑ Toman notas o graban reuniones de asuntos delicados.
  • ¬∑ Traen su curriculum “espiritual” y se lo cuentan a todo el mundo.

Indiscutible. Hay gente as√≠, no lo dudes. Si no existieran rebeldes, conflictivos y desobedientes, no existir√≠an los enormes problemas para aquellos que con un llamado real del Se√Īor pretenden predicar la Palabra limpia y genuina.

H. IMPUDICOS: Dice el vs.12 de Judas: “….que comiendo imp√ļdicamente…” Son personas a las que no les gusta trabajar y s√≠ pedir prestado a los dem√°s. Tienen trabajos espor√°dicos y por poco tiempo y siempre tienen una buena raz√≥n del por qu√© salieron de all√≠. Se alimentan a s√≠ mismos.

Tal cual. Yo le agregar√≠a a esta pintura muy acertada de sus fisonom√≠as eclesi√°sticas, que como excusa de su inestabilidad laboral, suelen esgrimir la que m√°s impacta a muchos simples: ‚Äú ¬°El Se√Īor me quiere trabajando para √Čl a tiempo completo!‚ÄĚ

Esto es bien real en muchos casos, pero no necesariamente en este. Cuando Dios retira a alguien de todo contacto secular para que trabaje para el reino a tiempo completo, Dios se convierte en patr√≥n, en empleador, en jefe. Y cr√©eme que es de lo mejor en el rubroÕĺ en condiciones laborales, en trato, en capacitaci√≥n y, obviamente, en reconocimiento salarial.

I. SENSUALES: La carta de Judas dice en el vs. 19 “…los sensuales que no tienen al Esp√≠ritu” Tienen los ojos llenos de adulterio: no se sacian de pecar. Utilizan la seducci√≥n junto con el control mental para esto.

Dentro de estos emisarios de Satanás, muchos, o la gran mayoría que he podido observar y reconocer, no buscan las relaciones sexuales coitales, es más, parecería ser más bien como que su fin fuese la seducción sexual, el robar el corazón con algunas prácticas sexuales como manosear, masturbaciones o frotamientos.

Esta negativa a acceder al coito es como si lo utilizasen para mantener más viva la llama que han despertado en sus víctimas, casi igual a lo que hacen los histéricos. Aunque éstos buscan seducir a la mayor cantidad de mujeres, buscan más a las mujeres, esposas o novias de aquellos pastores o líderes principales de la iglesia.

Dice Ap. 9:21 “Y no se arrepintieron de sus homicidios ni de sus hechicer√≠as ni de su inmoralidad ni de sus robos” As√≠ cerramos el cuadro de los manipuladores.

Bernardo Stamateas tiene una valorable experiencia como pastor, que su calidad de psicólogo le permite evaluar y rotular conforme a rudimentos muy precisos y específicos de la conducta humana.

Su visi√≥n de estos lobos rapaces tiene todo el acierto que podr√≠a tener alguien que se conduce mediante los m√©todos tradicionales que la iglesia a√ļn conserva como v√°lidos: un pastor, una congregaci√≥n que lo sigue y se sujeta a √©l.

De esto podemos hablar mucho m√°s, pero no es el sitio ni el momento, ya que la idea central de la publicaci√≥n de este art√≠culo y nuestros comentarios, es extraer de √©l todo aquello que confirma en lo global, lo que se est√° ense√Īando desde nuestros estudios.

Comentarios de: N√ČSTOR MART√ćNEZ

Bookmark and Share

Anuncios

8 comentarios sobre “Lobos Rapaces – Bernardo Stamateas (Comentarios Nelson Mart√≠nez)

  1. No entiendo ; pones este estudio de Stamateas acerca de los falsos profetas y no reconoces que Stamateas es uno de los mayores falsos profetas en Argentina , en donde utiliza la psicologia , automotivacion en ves de predicar la sana doctrina.
    Uno de los mayores falsos profetas que ahi , es este hombre Stamateas.

    Me gusta

    1. Gracias por tu comentario, lamento decirte que no vivo en Argentina para tener una apreciación más óptima. El artículo contiene muy buenos principios que tomar en cuenta y que muy pocos se atreven a expresar so pena de tremendas represalias y hasta amenazas en contra de su integridad física, familiar o ministerial.

      Por otro lado, la Sagrada Escritura demanda:

      Examinadlo todo; retened lo bueno. (1 Tesalonicenses 5:21)

      Me gusta

    1. El comentario deber√≠as de haberlo hecho en su sito y no ac√°. No obstante se public√≥ porque se le da espacio a todos para interactuar pero se recomienda no utilizar insultos de ning√ļn tipo. SIEMBRAS RESPETO… COSECHAR√ĀS RESPETO… JAM√ĀS LO OLVIDES!!!!!

      Me gusta

  2. STAMATEAS ES UN LOBO RAPAZ DISFRAZADO DE OVEJA.. ESTA LLEVANDOSE A UN MONTON DE GENTE AL INFIERNO PREDICANDO UN “EVANGELIO DE PROSPERIDAD” QUE NO DA NINGUNA SALVACION. CLARO ESTA EN LA BIBLIA “..en aquel dia del juicio final muchos diran “pero Se√Īor, en tu nombre hicimos milagros, echamos fuera demonios y bla bla… pero el Se√Īor les dira NO LOS CONOZCO; APARTENSE DE MI HACEDORES DE MALDAD!!” __ SOLO LA VERDADERA FE EN JESUS DA VIDA ETERNA A LOS QUE CREEN__LEAN LA BIBLIA; NO LIBROS DE MUERTE!!!!

    Me gusta

  3. Pude leer la nota, y los comentarios puedo decir que estan hechos sin fundamentos… es mucha la gente a la que Benardo Stamateas ayuda. Lo s√© por experiencia propia.
    No creo que la gente que comentó que Bernardo es un falso profeta lo conozca en verdad.
    Creo en la palabra de Dios y Aprovecho la palabra mediante la iglesia Presencia de Dios, porque llega de una manera simple y sin vueltas.
    Obviamente no pretendo que cambien su opinion sobre el pastor, respeto su opinion como deberian de respetar la opinion de los demas.
    Creo que no hay diferencia entre un estadio lleno de gente abucheando en tu contra y lleno de gente alentandoté.Solo es un tremendo ruido. Si vos crees en vos podes hacer que esos gritos sean de aliento. Gracias por el espacio! Bendiciones a todos!

    Me gusta

  4. Perd√≥n. ¬ŅPueden Uds. despejarme una curiosidad mia?.. Bernardo y Samuel Stamateas, aparte de su apellido de aparente ascendencia griega… tienenen algo de Judios ?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Est√°s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Google+ photo

Est√°s comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est√°s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est√°s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

w

Conectando a %s