El G12, a diez a√Īos de su lanzamiento – Dr. Antonio Bolainez


 

INTRODUCCI√ďN:

Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios. Por el contrario, manifestando la verdad, nos recomendamos, delante de Dios, a toda conciencia humana. 2 Corintios 4:2

Comenzaba el 2000, cuando escuch√© por primera vez de un se√Īor colombiano llamado C√©sar Castellanos y su esposa Claudia; ellos eran los grandes innovadores de una nueva visi√≥n celular denominada ‚ÄúEl G12‚ÄĚ.

La primera vez que escuche de él fue por medio del Pastor Germán Ballesteros, de origen colombiano y pastor en la ciudad de San Antonio, Texas.

El pastor Ballesteros era el hombre de enlace para introducir el G12 en Texas; en especial, en la iglesia anglosajona m√°s grande de esta ciudad dirigida por el Pastor John Hagee. Inclusive los se√Īores Castellanos visitaban la casa del Pastor Ballesteros.

Por varios a√Īos consecutivos fui invitado a predicar en la iglesia del Pastor Ballesteros, y √©ste me hablaba maravillas del Pastor Castellanos; de c√≥mo ten√≠a la iglesia m√°s grande de Bogot√°, Colombia.

“C√©sar y Claudia Castellanos fundadores del G12”. (1)

Inclusive, el Pastor Ballestero llegó a buscar la forma de que yo fuera a Colombia, y hasta conseguirme llevar a la impresionante iglesia de los Castellanos. Pero cuando estuve listo para aceptar la invitación, vino una enorme tristeza en mi corazón y no la acepté; en ese momento se terminó el contacto con el Pastor Ballesteros hasta el día de hoy.

En el a√Īo 2001, visite la ciudad de Londres, Inglaterra, por medio de Betty Yusti Robles; una hermana de origen colombiana que sigue amando la sana doctrina. Betty me conect√≥ con el Pastor Edmundo Ravelo, de la iglesia Comunidad Cristiana; esta iglesia hispana se hab√≠a metido de lleno a la famosa visi√≥n celular de los Castellanos, y el crecimiento hab√≠a sido descomunal.

El impresionante crecimiento de la iglesia del Pastor Edmundo fue considerado impresionante, dado que se estaba presentando en el continente europeo, un continente donde la condición espiritual es casi muerta; ver el crecimiento, en este territorio, de una iglesia hispana en esos días, con arriba de tres mil personas, era motivo de grandes comentarios.

Los siguientes tres a√Īos segu√≠ teniendo relaci√≥n con esta iglesia en Londres; si bien es cierto, al comienzo me impresion√≥ todo lo que se contaba de la famosa visi√≥n celular, en base a 12 al estilo de una pir√°mide, que en alg√ļn momento pens√© que esto era b√≠blico.

Pero a medida que iban pasando esos tres a√Īos, empec√© a ver frutos que se contradec√≠an con La Palabra del Se√Īor; esto despert√≥ en m√≠ un temor. Ya para ese momento, 2004, comenzaban a llegarme a mi correo testimonios negativos de esta famosa visi√≥n celular de diferentes pa√≠ses. En especial de Colombia, y de los mismos colombianos en Londres, de algunos que hab√≠an salido directamente de la iglesia de los Castellanos en Bogot√°.

El pastor y periodista Pedro Pablo Arias y su esposa Luz Estela, ya me hac√≠an comentarios de los aspectos negativos de esta famosa visi√≥n celular; al tener todas estas sugerencias y testimonios, decido hacer mi propia investigaci√≥n, como leer los manuales de la famosa visi√≥n celular, tales como, ‚ÄúLa Llave de la Multiplicaci√≥n‚ÄĚ, ‚ÄúLiderazgo de √©xito a trav√©s de los 12″, “Pre-encuentro”, y varios libros m√°s escritos por C√©sar y su esposa Claudia.

Libro "Liderazgo de éxito a través de los 12" escrito por César Castellanos

Entonces descubro que dichos libros están llenos de mucha superstición y una profunda influencia del hinduismo. O mejor dicho: De la Nueva Era.

También descubrí una imitación casi al cien por ciento de los famosos retiros carismáticos, en especial los practicados por el Opus Dei.

Pero lo que m√°s me llamaba la atenci√≥n eran los famosos ‚Äúencuentros‚ÄĚ, donde la gente ven√≠a hablando maravillas; todos hablaban de un encuentro con Dios, pero¬† los frutos de estas personas continuaban siendo los mismos. O quiz√°s peores.

En las prácticas del famoso retiro de tres días se hacían cosas que yo no aprobaba; pero me las guardaba, mientras analizaba y continuaba recabando más información.

Lo primero que pude ver en los líderes principales (es decir, pastores que habían adoptado esta famosa visión celular) era un espíritu de codicia y una enorme soberbia de superioridad y exclusivismo; estos son los síntomas de una secta en estado emergente.

En el 2004 tuve el choque m√°s fuerte con la iglesia de Londres; a comienzo del 2005 recibo un correo electr√≥nico de Miguel Rosell, a quien en ese momento no recordaba haberle conocido. El pastor Miguel Rosell me escrib√≠a desde Madrid, Espa√Īa, y me hablaba de su enorme preocupaci√≥n del G12.

Al recibir ese correo de Rosell, me puse en contacto de inmediato con él, y decidimos juntos hacer una intensa investigación en base a las experiencias de ambos. Digo ambos, porque Miguel también estuvo involucrado en este movimiento con la iglesia matriz de ellos en Londres.

A mediados del 2005 viajo a Espa√Īa y me encuentro con Miguel Rosell, y juntos analizamos todo lo investigado sobre el famoso G12. Y decidimos lanzar la denuncia sobre las herej√≠as de esta secta.

(Der. a Izq.) Pastor Miguel Rosell y Dr. Antonio Bolainez en compa√Ī√≠a del pastor Guillermo P√©rez, durante una serie de conferencias en Reynosa, Tam., M√©xico.

Los dos estuvimos conscientes que sufriríamos toda clase de escarnios y calumnias, y que se nos cerrarían muchas puertas. Pero las voces de multitud de almas, pidiendo a gritos que alguien denunciara esta gran herejía, nos empujaron a hacerlo.

Este mismo a√Īo, se organiz√≥ un seminario extraordinario en El Salvador, liderado por el pastor del oriente, el Pastor Vidal Alvarado; en ese seminario grab√© por primera vez el tema: ‚ÄúLA VERDAD OCULTA DETR√ĀS DEL G12‚ÄĚ.

Nunca imagin√© que este tema hoy en d√≠a sea el m√°s ‚Äúpirateado‚ÄĚ a nivel de toda Am√©rica Latina y el mundo, ya que lo han doblado a muchos idiomas.

Este estudio, y nuestros art√≠culos, despertaron una gran cantidad de siervos del Se√Īor que no se atrev√≠an a denunciar este movimiento, por miedo a las represalias. Pero gracias a Dios se levantaron y hasta empezaron a sacar libros denunciando a estos herejes, alineados al movimiento de los falsos ap√≥stoles de la prosperidad, junto a su gran cadena de televisi√≥n y radio que ellos tienen a su disposici√≥n.

Han pasado cinco a√Īos desde que Miguel y su servidor nos lanzamos a denunciar la verdad oculta detr√°s del G12, y hemos sufrido toda clase de ataques, incluyendo contra nuestras propias vidas; han hecho hasta lo imposible por boicotear nuestros ministerios, haciendo uso del enorme poder que poseen. En especial con la inmensa mayor√≠a de las librer√≠as cristianas, para que nuestras conferencias no se vendan en ellas; han boicoteado radios y televisoras, han lanzado toda clase de calumnias en los sitios de Internet.

Un líder pentecostal de suma influencia en Managua, Nicaragua, sobornó a un periodista para que escribiera, en su revista, artículos muy venenosos contra mi persona; esta fue información recabada por amigos de servicios de inteligencia.

Aunque ellos han cerrado las puertas para que nuestras conferencias en DVD y CD no salieran en televisi√≥n cristianas, manipuladas por ellos (lo mismo en sus radios), no contaron que cuando Dios abre puertas nadie las puede cerrar, y a veces el Se√Īor hace uso hasta de los cuervos, como el caso de El√≠as.

Ellos no contaron con ‚Äúla pirater√≠a‚ÄĚ, que si bien es cierto nosotros no recibimos ni un centavo de eso, el mensaje se extendi√≥ como polvo.

Pero tambi√©n hay canales cristianos que desafiaron el boicot, como un precioso canal en Le√≥n, Nicaragua; en un peque√Īo espacio muy humilde transmiten, y su Canal llega a toda Nicaragua.

Ellos mismos no puedan entender c√≥mo el Se√Īor los est√° usando; radios cristianas en todo el mundo ponen mis estudios y¬† los del Miguel Rosell. Gracias de Dios el programa radial que produce un servidor, ‚ÄúEl Mundo Actual‚ÄĚ, tiene una gran audiencia a nivel mundial.

Este movimiento del G12, y sus m√ļltiples de ramificaciones, y la gran plaga de falsos ap√≥stoles, pensaron que nos cerrar√≠an las puertas para nuestro ministerio; sin embargo, el Se√Īor nos mantiene una agenda completamente llena todo el a√Īo.

Mi amigo Miguel Rosell vive traspasando el Oc√©ano Atl√°ntico m√ļltiple de veces; aunque muchos nos dijeron que est√°bamos equivocados, hasta el d√≠a de hoy ni uno solo de los ‚Äúencuentristas‚ÄĚ, llamasen G12, penieles, modelo de Jes√ļs, D12 y m√ļltiples nombres m√°s, ninguno de ellos nos ha podido refutar con Biblia en mano.
Por eso se han dedicado a difamarnos y calumniarnos, pero el Se√Īor ha dado la cara por nuestros ministerios, cumpli√©ndose de esa forma la bienaventuranza del Se√Īor en Mateo 5:12.

En un pueblo en Norte Carolina, estaba llevando una campa√Īa con el Pastor Quintanilla, un siervo del Se√Īor que estuvo en el G12, pero que tuvo la valent√≠a de salir de esa herej√≠a, y hoy denuncia p√ļblicamente a los que practican los encuentros.

En una de las noches durante aquella campa√Īa, al finalizar estaba recogiendo mi computadora, y se acerc√≥ a mi un joven con su cuerpo tatuado, me mostr√≥ un pu√Īal y me dijo: ‚ÄúYo vengo pagado para hacerle da√Īo‚Ķ pero el mensaje que ha predicado me ha tocado‚ÄĚ. Mencion√≥ el nombre de la persona que le hab√≠a pagado para agredirme, y resulta que fue identificado como un pastor que liderea los encuentros en aquella zona de Carolina del Norte.

En Washington DC, un evangelista famoso de origen puertorrique√Īo (que por respeto a que est√° muerto no mencionobsu nombre), estaba predicando en una iglesia del G12, y esa noche me maldijo p√ļblicamente, mencionando mi nombre y anunciando que morir√≠a; todos los del G12 se levantaron a aplaudir.

‚ÄúEra el mismo esp√≠ritu del anticristo‚ÄĚ, me dijo el cantante cristiano Inmer Ben√≠tez, siete meses despu√©s que la muerte sorprendi√≥ a este evangelista.

En Torre√≥n, Coahuila, M√©xico, en el 2008, cuatro pastores del G12, incluyendo el que lideraba la radio, nos hicieron toda una campa√Īa sucia para boicotear nuestra conferencia escatol√≥gica en el estadio; ese mismo a√Īo, tres de esos pastores cayeron con graves problemas de salud. Uno de ellos muri√≥ y el cuarto acaba de fallecer.

Maldiciones, odio, agresiones, amenazas es un fruto muy opuesto al que el Espíritu Santo produce en los creyentes.

En Canc√ļn, Quintana Roo, tambi√©n en M√©xico, cuando todo estaba listo este a√Īo para la campa√Īa, los del G12 boicotearon el estadio y tuvimos que irnos fuera de la ciudad. Toda Quintana Roo sabe el juicio que hoy ha venido sobre la persona que ejerci√≥ el poder de negar el estadio para la campa√Īa.

Podr√≠a hablar de m√ļltiples testimonios como √©stos, donde hemos visto la mano del Se√Īor; en algunos momentos hemos llorado por los ataques, donde he tenido que cuidar a mi familia para no exponerla a los ataques de estos falsos cristianos.

Damos gracias a Dios, pues con todo los peligros, el Se√Īor nos ha protegido y ha levantado gente especial para estar de nuestro lado; en especial, una multitud de mujeres intercesoras y pastores lindos, como el Pastor Grijalva, de Torre√≥n, Coahuila.
Hombres de poder, como el coronel Silvio Palacios, en Managua, Nicaragua; personas de influencia en El Salvador, como Christian Flores. Hombres gigantes de la fe como el Pastor Vidal Alvarado, de San Miguel, El Salvador.

Y la lista es enorme; a algunos sencillamente no debo mencionar. Podemos decir que son Nicodemos, dentro de los grandes poderes. Y lo m√°s grande e importante es la continua presencia de los √°ngeles del Se√Īor, que nos cuidan (Salmos 34:7).¬†

A DIEZ A√ĎOS DEL LANZAMIENTO DEL G12 – PARTE I

Pero el Esp√≠ritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatar√°n de la fe, escuchando a esp√≠ritus enga√Īadores y a doctrinas de demonios. 1 Timoteo 4:1

Una de las m√°s grandes debilidades de la humanidad es la superstici√≥n, y √©sta parece ser una de esas tentaciones que nuestro pueblo evang√©lico no ha podido liberarse, en especial aquel pueblo cristiano que ha dejado el estudio minucioso de La Palabra del Se√Īor.

Hace unos diez a√Īos este mal se aplicaba a nuestros hermanos pentecostales, pero hoy en d√≠a hasta los bautistas han ca√≠do en este gran descuido.

Esta puede ser la gran razón por la cual mucho pueblo ha sido arrastrado tras los falsos apóstoles de la prosperidad, y han abrazado supuestas visiones que les ha despertado el apetito de codicia; en especial al liderazgo.

Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.??No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo.?Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.?Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. Gálatas 1:6-9

Pablo le dice a los G√°latas que si aun un ap√≥stol o un √°ngel les anuncia un Evangelio diferente, el tal sea anatema; es incre√≠ble c√≥mo hoy en d√≠a miles de l√≠deres de nuestra Iglesia han ca√≠do en estas perversiones del Santo Evangelio, alegando y defendiendo supuestas visiones, de elementos que han sabido capitalizar muy bien la ignorancia en el conocimiento de La Palabra del Se√Īor. Y que nuestro pueblo sigue descuidando, a pesar de las advertencias.

Estos falsos ministros han sabido despertar con astucia la codicia en gran parte de nuestros ministros, que por unos miserables dólares han vendido la sana doctrina.

Tristemente la motivación de algunos líderes religiosos que buscan el crecimiento de las iglesias, muchas vecesno es la pasión por la salvación de las almas, sino la codicia y la vanagloria.

Algunos de estos l√≠deres, para tratar de aplacar sus conciencias, alegan con vehemencia la autenticidad de la visi√≥n del G12, supuestamente revelada por el Se√Īor a C√©sar Castellanos de Colombia, y al Sr. Carlos Luna, de guatemala, mejor conocido como ‚ÄúCash Luna‚ÄĚ.

En su defensa, ellos pelean m√°s por estos dos hombres que por el propio Se√Īor Jes√ļs; de hecho, en sus mensajes y en su defensa mencionan m√°s el nombre de estos hombres y exaltan m√°s la imagen de estos hombres que la del propio Se√Īor Jes√ļs, quien muri√≥ en la cruz del calvario.

Como dije en la introducci√≥n, el famoso modelo de los doce ‚ÄĒ‚ÄĒganando a otros doce; es decir, que cada l√≠der debe tener sus doce, porque este fue el modelo de Jes√ļs‚ÄĒ es una completa aberraci√≥n.

Para comenzar, en ning√ļn pasaje del Nuevo Testamento se menciona que los doce ap√≥stoles del Se√Īor Jes√ļs hayan nombrado a otros doce; ni siquiera en el libro de Hechos, que es el libro de la historia del desarrollo de la Iglesia.

Sin embargo, miles de ingenuos l√≠deres defienden la teor√≠a del G12 como una autentica revelaci√≥n de Dios a C√©sar Castellanos, olvid√°ndose que el Canon de Las Sagradas Escrituras est√° sellado, y si alguien viene con a√Īadidura, debe ser considerado maldito, seg√ļn las palabras de Pablo en el pasaje de G√°latas que acabamos de leer.

Mi amigo, el Pastor Miguel Rosell, presenta en forma bien detallada y en forma sintetizada la peligrosidad de autonombrarse con sus doce. Leamos a continuación lo escrito de Miguel:

REFUTACI√ďN DEL G12, DE C√ČSAR CASTELLANOS, O CASH LUNA Y DEM√ĀS CORRELIGIONARIOS

Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal. Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel; al oriente tres puertas; al norte tres puertas; al sur tres puertas; al occidente tres puertas. Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero. Apocalipsis 21:10-14

EL VERDADERO G12
El verdadero Gobierno Teocr√°tico emana de la Nueva Jerusal√©n, el monte de Sion, la ciudad del Dios vivo, Jerusal√©n la celestial (Hebreos 12:22). La Jerusal√©n de arriba, la cual es madre de todos nosotros, y es libre (G√°latas 4:26). El n√ļmero doce es sintom√°tico en todo lo que tiene que ver con la Nueva Jerusal√©n, la capital del Cielo y de la tierra:

  • Doce puertas con sus doce √°ngeles.
  • Los nombres de las doce tribus de Israel.
  • Doce cimientos.
  • Doce nombres de los doce ap√≥stoles de Cristo.

En el contexto del que hablamos, el n√ļmero doce ‚ÄĒsin lugar a discusi√≥n‚ÄĒ es el n√ļmero del Gobierno de Dios sobre todo lo creado. Hablar de Gobierno de Doce, es hablar del Gobierno de Cristo:

‚ĶJes√ļs se acerc√≥ y les habl√≥ diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra (Mateo 28:18).

En su d√≠a, Jes√ļs cuando vino en carne dijo que El Reino se hab√≠a acercado (Mateo 3:2). Para ello tambi√©n, y por decreto del Padre, escogi√≥ y llam√≥ a Sus Doce (Marcos 3:14). Fue el atisbo de instaurar El Reino Mesi√°nico sobre esta tierra a partir de Jerusal√©n, para cumplir con las expectativas mesi√°nicas.

El Reino Mesiánico se fue… para volver
No obstante, todos sabemos que El Reino fue rechazado por los jud√≠os al rechazar al Rey (Mateo 23:37-39), y hasta que se cumpla un plazo de dos mil a√Īos (ver Oseas 6:2,3) ese Reino volvi√≥ al Cielo, cuando Jes√ļs se sent√≥ a la diestra del Padre.

En la regeneraci√≥n (es decir, en el Milenio), √Čl volver√° para establecer su Reino definitivamente (Daniel 2:44, 45).

De esta manera, actualmente no se puede establecer de forma visible un Gobierno de Doce, ya que el Reino visible todavía no está aquí, pues El Rey todavía no ha vuelto.

Si alguno pretende decir que es la Iglesia la que deber√≠a reinar, o establecer El Reino Mesi√°nico, se equivoca mucho, ya que esa no es su encomienda de parte del Se√Īor.

Adem√°s, aun y ya siendo hijos de Dios (los cristianos), todav√≠a no se ha manifestado lo que hemos de ser (1 Juan 3:2). A√Īado diciendo que ning√ļn hombre, por muy santo que sea, puede desempe√Īar ni de lejos un gobierno de Doce, prerrogativa del Rey.

El papel de Los Doce de Cristo
Doce son los nombres de los doce enviados de Jesucristo (Apocalipsis 21:14). Los Doce de Cristo debían ser testigos (Hechos 1:21,22). Los Doce de Cristo debían ser depositarios de la doctrina (Efesios 2:19-22). No sólo fueron, sino que serán, ya que un día deberán juzgar a las doce tribus de Israel desde Jerusalén (Mateo 19:28).

Sólo a través de Cristo en persona
Este es el verdadero Gobierno de Doce, o el verdadero G12. Ese Gobierno de Doce, √ļnicamente es posible a trav√©s del Se√Īor, del Se√Īor Jesucristo.

Como venimos aclarando, ninguno de Sus Doce tuvo sus doce; de hecho, ni les hubiera pasado por la mente, ya que ellos entend√≠an a cabalidad lo que significa que s√≥lo Jes√ļs es el Se√Īor. Nadie deb√≠a ponerse por encima de nadie, y s√≥lo √Čl es el Se√Īor, el Maestro, el Rab√≠.

Jes√ļs hizo una distinci√≥n clar√≠sima entre √Čl y sus seguidores, incluidos sus doce: Pero vosotros no quer√°is que os llamen Rab√≠; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos (Mateo 23:8).

S√≥lo Cristo Jes√ļs, el Se√Īor de Se√Īores y Rey de Reyes tiene, tuvo y puede tener Sus Doce.

Por lo tanto, cualquiera que se levante diciendo que tiene sus doce, se auto constituye en un falso Cristo, ya que la Iglesia de Jesucristo no es piramidal, sino horizontal, donde todos los verdaderos cristianos somos hermanos; donde nadie es sacerdote ni rey sobre los dem√°s hermanos.

Otra vez: Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos (Mateo 23:8)

Seg√ļn mi comprensi√≥n del asunto, todo lo expuesto aqu√≠ constituye la raz√≥n principal de la refutaci√≥n del espurio G12 de C√©sar Castellanos, Cash Luna, etc.

Dios les bendiga.

¬© Miguel Rosell Carrillo. Centro Rey Jesucristo, Madrid, Espa√Īa
Junio 2010.
www.centrorey.org

LA APOSTAS√ćA A LA ALZA

Sin lugar a dudas en estos diez a√Īos la apostas√≠a se ha incrementado con una fuerza asombrosa, tal como lo hab√≠a profetizado el Ap√≥stol Pablo a los hermanos de Tesal√≥nica, en su segunda carta cap√≠tulo 2.¬†

Tanto el G12, y todas sus ramificaciones, en estos diez a√Īos ha tra√≠do crecimiento; esta es una gran verdad, pero el gran problema es ¬Ņqu√© clase de fruto es ese con el que han llenado la Iglesia?

Porque no vemos absolutamente ning√ļn fruto digno del Esp√≠ritu Santo en estas iglesias; la palabra ‚Äúsantidad‚ÄĚ es una ofensa para ellos.

La mayor√≠a de estas iglesias parecen una disco o club mundano, donde se practica de todo; a estas iglesias del G12, y dem√°s iglesias practicantes de los encuentros, ya sea bajo la rama del G12, modelo de Jes√ļs de Guatemala o encuentros Peniel, de Costa Rica, o el supuesto modelo de encuentro, promovido por un pastor que conoc√≠ hace m√°s de doce a√Īos en Houston, Texas, y que hoy se hace llamar ap√≥stol Cant√ļ, y podemos mencionar muchos m√°s, que s√≥lo han cambiado de G12, pero que las pr√°cticas en sus encuentros son lo mismo, demuestran la verdadera matriz, seg√ļn Apocalipsis 17, donde se menciona la gran ramera como madre de todas las rameras.

El siguiente video muestra imágenes de un convención de jóvenes del G12. El despliegue de luces y sonido es verdaderamente espectacular, a la altura de las mejores discotecas del mundo, algo irresistiblemente atrayente para miles jóvenes que son arrastrados mas por las emociones que por el mensaje del evangelio.

Permítanme citar las cortas palabras de la Pastora Cecilia Acosta de Correa; ella es de Republica Dominicana:

‚Äú¬ŅC√≥mo ha afectado el G-12 a la Iglesia en Rep√ļblica Dominicana? Ha sido desastroso. Podemos decir que es como una ni√Īa inocente que pierde su virginidad; yo personalmente no sab√≠a porqu√© estaban tan destruidos los valores en las congregaciones. C√≥mo fue que de repente todo lo que era da√Īino para la √©tica y la moral, en la Iglesia se convirti√≥ en nada. Como si nadie nos debiera una explicaci√≥n; no entend√≠amos c√≥mo ya no se defend√≠a lo que antes nos cost√≥ tanta lucha obtener. Todo se cambi√≥ por una frase ya muy com√ļn: Eso no es nada.

“Siento una gran indignación y un gran dolor cuando tengo que hablar del estrago que se produce cuando el grupo de los 12 se introduce en una congregación. Lo que más duele es la forma en cómo se disfrazan; claro, como ángel de luz (2 Corintios 11:14). Convencen a todos de que esta es la forma correcta para alcanzar a los perdidos; con habilidad y sabiduría humana usan la Biblia para conquistar.

‚ÄúConquistar: Es apoderarse y adue√Īarse de algo; ah√≠ est√° la diferencia. La verdadera Iglesia del Se√Īor Jesucristo trabaja por medio del Esp√≠ritu Santo, que es quien convence al hombre de pecado para salvaci√≥n (Juan 16:8). Toda habilidad y toda sagacidad que se usa para buscar felicidad es falsa, pues nadie puede ser feliz a causa del dolor de otro.

‚ÄúDigo con certeza que ninguna fuerza antag√≥nica, religiosa, sectaria o grupos enemigos hab√≠a da√Īado tanto a la Iglesia del Se√Īor como lo ha hecho el G-12. Nadie se hab√≠a prestado as√≠ para que el diablo destruyera tanto‚ÄĚ.

Mi testimonio personal.

Yo ten√≠a en la congregaci√≥n una familia muy especial. El padre resid√≠a en Puerto Rico, mientras que la madre y los ni√Īos estaban conmigo en Rep√ļblica Dominicana; nuestra relaci√≥n era especialmente divina.

Entre viajes y viajes de mi amigo, trat√≥ de introducirme unos libros de c√©lulas; todo el material era b√≠blico. En esos d√≠as estaba muy ocupada; lo guard√© para escudri√Īarlo bien. Pero no puse nada en pr√°ctica; tengo por costumbre pedir permiso a Dios para todo. As√≠ es como el Esp√≠ritu Santo me gu√≠a a toda verdad.

Vinieron en un viaje misionero, mi amigo su pastor y parte de la Iglesia; le abrí las puertas de mi corazón, mi casa y la congregación, aunque mantuve ciertas restricciones en cuanto a la congregación. LA GLORIA ES DE DIOS.

Tuve una visi√≥n, y ve√≠a que mi amigo ten√≠a un paquete que no quer√≠a ense√Īarme. Hasta este momento yo no hab√≠a descubierto nada extra√Īo en √©l; fue a trav√©s de esta visi√≥n, entre l√°grimas, que el Esp√≠ritu Santo me arroj√≥ luz. Y tuve que entender y saber algo que marc√≥ mi vida.

En medio de todo este amor manifestado, observaron a profundidad cómo nos conducíamos. Y consideraron oportuno poner su propia congregación cerca de la nuestra. Mientras yo no salía de mi asombro, gran parte de la juventud especial que teníamos, se pasaba allá para ser miembros de ellos. No podía creer lo que estaba pasando.

Por casi veinte a√Īos he trabajado en la comunidad de noche y de d√≠a, y los que trabajan leg√≠timamente saben que con dolor de parto, dif√≠cil se llenan las congregaciones donde se predica el verdadero Evangelio del Se√Īor Jesucristo. Ah√≠ est√° la diferencia: Ellos se rebosan de la noche a la ma√Īana, mientras nosotros parimos con dolor.

De repente, esos ni√Īos y ni√Īas que vimos nacer y crecer, que estaban llenos de una Gracia especial, cambiaron todo por vanidad y mundanalidad, a lo que ellos llaman ¬īprosperidad¬ī, convirti√©ndose as√≠ en engre√≠dos, contumaces y rebeldes; dejando detr√°s los verdaderos valores cristianos.

La Biblia dice: La amistad con el mundo es enemistad contra Dios (Santiago 4:4).

Un día, una de esas jóvenes nuestras me entrevistó para saber algo acerca del G-12; ella se enteró que estaba metida en ese problema, y que el haberse dejado conquistar le traería consecuencias muy serias.

Le hablé a la conciencia. Gracias a Dios ella y otros han salido de allí, pero la gran mayoría sigue atrapada. Trabajamos y oramos arduamente para combatir este mal, porque son nuestros amigos y les amamos. Muchos de ellos ni siquiera se dan cuenta lo mucho que esto influye a la perdición o salvación de sus almas.

El avivamiento por conquista, basado en encuentros oscuros, donde las personas no regresan iguales, ha traído como consecuencia la división, el desamor, la falsedad y la hipocresía a la Iglesia de nuestro país.

Los concilios m√°s grandes han usado sus influencias y sus puestos de eminencia para subyugar y apocar el verdadero pueblo cristiano, llevando un evangelio liviano y de lujo, que hace quitar la mirada del Se√Īor Jesucristo para ponerla en una mal llamada ‚Äúvisi√≥n‚ÄĚ.

Aunque yo s√© y estoy segura que hay un Remanente que le suceder√° lo que al pueblo de Israel en Egipto: Nos multiplicaremos y creceremos aun en medio de la opresi√≥n (√Čxodo 1:12).

La Biblia dice: Puestos los ojos en Jes√ļs (Hebreos 12:2).

Por tanto, es nuestra intención, al hacer este comentario, que la Iglesia despierte. Y no nos dejemos mover por falsas sutilezas.

No nos enga√Īemos a nosotros mismos, porque Dios no puede ser burlado; todo lo que el hombre sembrare, eso tambi√©n segar√°. G√°latas 6:7

Acudimos a la misericordia infinita del Se√Īor Dios Todopoderoso para que reaccionemos a tiempo. ¬°¬°YA CRISTO VIENE!!

Dios le bendiga siempre.
Pastora Cecilia Acosta de Correa. 

LA REGLA DE ORO

En Mateo 7:15-21 el Se√Īor Jes√ļs nos da la regla de oro. El √°rbol se conoce por sus frutos. El √°rbol malo tambi√©n da fruto, y a veces muy codiciado, como el fruto del bien y del mal en G√©nesis; sin embargo, por venir de un √°rbol malo, el fruto siempre ser√° malo, seg√ļn las palabras del Se√Īor Jes√ļs.

Y esto lo hemos visto en estos diez a√Īos. Los pastores que han sido arrastrados por este movimiento, antes de meterse eran hombres humildes y siempre estaban listos para bendecir; hoy son soberbios y maldicientes; ellos han maldecido a centenares de familias, por no estar de acuerdo con la supuesta visi√≥n.

Muchas de estas familias destruidas y maldecidas por ellas, hoy est√°n fuera de la Iglesia; pero esa maldici√≥n que han lanzado, se ha revertido en cierta forma sobre ellos y sus familias, pues aunque ellos contin√ļan en la Iglesia, su condici√≥n espiritual da l√°stima.

El s√°bado 19 de junio, en el servicio de la iglesia donde estaba ministrando en la ciudad de Houston, Texas, en una hermosa iglesia de Asambleas de Dios, dieron lugar a testimonios.

Pasaron a dar testimonio las hermanas de sangre, Elia Yolanda y Silvia Melloy Rinc√≥n; una de ellas perteneci√≥ a una de estas iglesias de los encuentros en Houston, y despu√©s de haber participado en todos los encuentros, en el √ļltimo, en que la llevaron a la ‚Äúregresi√≥n‚ÄĚ, ella regres√≥ con un fuego y hablando maravillas.

Pero de momento su mente se quedaba en blanco y comenzaba a hablar cosas extra√Īas; ella trabajaba en una casa cuidando ni√Īos, y sali√≥ con los ni√Īos embarrados de aceite. Una vecina la ayud√≥.

Cuando regresó a su casa estaba totalmente trastornada y terminó en un manicomio; la iglesia, de los encuentros, no pudo ayudarla.

Las regresiones y sesiones de hipnosis a las que son inducidos los participantes de los encuentros, abren la puerta al mundo espiritual, y la persona quedaexpuesta para ser influenciada o dominada por espíritus malignos. Sus efectos pueden ir desde trastornos en la conducta, hasta posesiones demoniacas.

Su otra hermana tuvo que venirse de Illinois para ayudarla, y gracias a Dios hoy est√° libre; ellas se enfrentaron al falso ap√≥stol sobre las herej√≠as de los encuentros. Hoy ellas dan testimonio p√ļblico sobre ‚Äúlos pactos de silencio‚ÄĚ, ‚Äúlas regresiones‚ÄĚ y ‚Äúla quema de papeles‚ÄĚ en las famosas fogatas; pr√°cticas de los grupos sat√°nicos, como los vud√ļ de Hait√≠, y los rituales Celtas, etc.

Testimonios como el de estas hermanas son muchos; algunos de suicidios y otros en manicomios. Miles de matrimonios han sido destruidos desde que entraron a estas pr√°cticas abominables.

Y como dije: Aunque muchos est√°n dentro de estas iglesias, el fruto de ellos deja muchas interrogantes. Una de ellas es: ¬ŅPor qu√© se niegan a ser confrontados con La Palabra? ¬ŅPor qu√© no se habla de santidad y de la venida del Se√Īor?¬† ¬ŅPor qu√© todos se han vuelto violentos al ser cuestionados por sus pr√°cticas?

Como dije, son m√ļltiples los testimonios de familias y siervos del Se√Īor que han sido golpeados por estas falsas doctrinas; tanto de falsos ap√≥stoles como de estos mencionados encuentros.

Por favor leamos el siguiente testimonio en corto de un predicador evangelista de Venezuela; su nombre es Luis Valdez.

Ofrecen muchas cosas…

Estos falsos movimientos, como el G12, y la reforma apostólica,  se han venido apoderando de muchas congregaciones; vienen ofreciendo muchas cosas. En la iglesia donde yo nací como cristiano, era una iglesia muy humilde; el pastor era un hombre de DIOS. 

Nosotros vivimos en Barcelona; en el Estado Anzo√°tegui. El recibi√≥ una invitaci√≥n para Valencia, Estado Carabobo, y luego fuimos parte de la junta directiva; en este evento estaba un hombre llamado Vicent Baledon, que es puertorrique√Īo, y unos colombianos.

Allá se firmó un pacto en el que ellos le iban a dar la cobertura a todos los de la iglesia de Barcelona, pero esa cobertura estaba llena de condiciones. Quitaron la escuela bíblica dominical, los cultos ya no eran todos los días; solamente los miércoles y los domingos.

El pastor tiene que vivir en una casa muy cómoda, un buen carro,  celular y viajar a Colombia en vacaciones en avión. Y todo eso iba a pagarlo la Iglesia.

El pastor dice que √©l no tiene que rendirle cuentas a nadie¬† porque los diezmos y ofrenda eran para √©l, que ya la estructura que ten√≠a la iglesia no serv√≠a, porque DIOS no hecha vino nuevo en odres viejos; es decir, las ense√Īanzas ya eran un poco viejas.
Hasta el nombre le cambiaron; se llamaba Iglesia Evangélica Pentecostal Filadelfia, ahora se llama Comunidad Apostólica Filadelfia.

La iglesia de Valencia se llama Comunidad Cristiana de Fe; en lo que entró en ese movimiento todo cambió. Hubo un rechazo que más de la mitad de la iglesia nos tuvimos que ir.

Pero hubo muchas heridas que todavía siguen afectando; muchos se fueron al mundo, matrimonios destruidos, incluyendo unos jóvenes que se encargaron de una obra.

Yo mismo estuve presente en una reuni√≥n de directiva donde aquel pastor que era humilde agarr√≥ la Biblia y puso la mano sobre ella, y dijo al joven pastor que se murieran sus hijos si lo que √©l dec√≠a era verdad y el otro repiti√≥ lo mismo; all√≠ se trataba de aclarar muchas cosas que el Se√Īor le hab√≠a mostrado al joven. Y √©l fue y le dijo, y a √©l no le pareci√≥.

Aquel pastor que era humilde se puso soberbio, altivo, rebelde. Y dijo: ¬īEl que no est√© de acuerdo que se vaya de la iglesia¬ī.

Lo m√°s lamentable, mi hermano, es que alrededor de un a√Īo √©l mismo vivi√≥ en carne propia su maldici√≥n; su hijo mayor, un joven de apenas quince a√Īos, muri√≥ a causa de una enfermedad llamada leucemia, y el joven pastor su matrimonio se destruy√≥.
Luego nosotros, después que salimos de allí, nos ha tocado vivir muchas experiencias en diferentes iglesias.

Creo que en algunos a√Īos atr√°s le ped√≠ que me¬† recomendara algunas iglesias, y usted me recomend√≥ Asambleas de DIOS, y hemos estado ya en varias iglesias y es la misma situaci√≥n; yo¬† he tenido que investigar y buscar a DIOS orando, para denunciar estas cosas.

Me han rechazado muchos pastores, porque a ellos no les conviene que yo les hable de la apostas√≠a que alerta al pueblo; de todo este enga√Īo que ellos tienen montados para hacer la obra de satan√°s.¬†

Luego el Se√Īor nos env√≠a a una peque√Īa congregaci√≥n llamada Voz¬† de la Esperanza, donde apenas hab√≠an como quince hermanos; mi hermano, aquello era glorioso. De repente el Se√Īor comenz√≥ a bendecir aquel lugar y comenz√≥ a llenarse.

Había bastante jóvenes que tenían necesidad; aquella congregación, que hacían unos días eran quince miembros, ya eran más de cien.

El Se√Īor me honr√≥ poni√©ndome como maestro, y ellos muy contento con la ense√Īanza, porque les estaba alertando sobre la apostas√≠a y la venida del Se√Īor; eran clases muy buenas, dirigidas por DIOS.

El pastor muy contento, porque √©l le estaba pidiendo a DIOS que le enviara hombres de DIOS. Y el Se√Īor les envi√≥ tres hombres: Un maestro, un evangelista y un profeta. Aquello era glorioso, pues muchos endemoniados quedaban libres; eso era una bendici√≥n, eso fue para los meses de noviembre y diciembre.

En el mes de enero lleg√≥ un hombre llamado Pablo Pineda, de una iglesia de Asambleas de DIOS, de los que est√°n con el G12, de la ciudad de Valencia; este hombre comenz√≥ a decir cosas y a ofrecer casas lujosas, carros lujosos 4×4, y a decir que el dinero de los narcotraficantes era para nosotros.

Y hablando de las se√Īales del fin, y que ven√≠a un gran avivamiento por el oriente, porque es precisamente donde nosotros estamos ubicado geogr√°ficamente; cuando yo comienzo a o√≠r esas cosas, autom√°ticamente las rechac√©. Y √©l comenz√≥ a orar por los j√≥venes y a ungirlos.

Yo trat√© de alertar a los j√≥venes; mi pastor no quiso y se molest√≥. Yo alert√© a mis hijos, y cuando este hombre termin√≥ la predicaci√≥n, yo hable con √©l sobre este tema. Y le pregunt√©: ¬ī¬ŅPor qu√© no habl√≥ de la apostas√≠a que precisamente es una se√Īal?¬ī.

El me dijo que ese era otro tema, y no quiso hablarme; yo le dije que ten√≠a un estudio de la apostas√≠a, y se fue. Lo m√°s tremendo, hermano, es que mi pastor y los j√≥venes comenzaron a actuar de una manera extra√Īa.

Ya el pastor no creía en la apostasía, ya el amor que él predicaba y demostraba ya no existe; buscó a otro pastor para dirigir la iglesia, echaron de la iglesia al evangelista y al profeta porque no están de acuerdo con ellos.

Ahora son ellos los que imponen y deciden; los jóvenes se fueron. En su mayoría, aquella juventud era gozosa; con fuerza. Evangelizaban y predicaban, pero ya no lo hacen. Ahora es puro teatro, dinámicas, juegos, paseos; se olvidaron de La Palabra.

Mi esposa y yo tuvimos una experiencia con nuestra hija mayor, despu√©s que actu√≥ en una obra de teatro donde se llamaba al propio satan√°s; ese demonio la estuvo perturbando por un tiempo, hasta que el Se√Īor la libert√≥.

As√≠ muchas experiencias que el Se√Īor nos mostr√≥ del teatro; esos j√≥venes quedaron marcados por esa maldici√≥n que ha hecho este hombre del G 12, un joven que era el que los animaba para los¬† ayunos y la b√ļsqueda, lo mataron a tiros; una semana despu√©s.

Los pastores perdieron la visión; ya aquello lo que da es dolor. Ahora quedan solamente quince personas.  

Yo no puedo dar las clases porque nos pusieron en disciplina; hasta este domingo pasado estuve allí con mi familia. Gracias a DIOS que puso en nuestro camino a un hermano que es pastor de Asambleas de DIOS, llamado José Alberto Macuare, quien ha sido de bendición; él está aprendiendo de nosotros y nosotros de  él, y estamos haciendo el trabajo para la gloria de DIOS.

Es lamentable, pero así está en las mayorías de las iglesias aquí en Venezuela; es duro denunciar y alertar, pero yo creo en La Palabra, donde dice que las puertas del infierno no prevalecerán para los que predican su Palabra.

Yo le doy gracias a DIOS por usted y el hermano Miguel Rosell, que han sido de bendición para mí; he aprendido mucho de sus artículos en las páginas web. Mi hermano, gracias a DIOS y a usted por haberme tomado en cuenta para este artículo. Aquí en Venezuela siéntase representado por mi persona; siempre lo nombro en mis predicaciones y clases, y de verdad ha sido de bendición.

Me ha inquietado para investigar y buscar más de Cristo; espero que esta información le sirva para testificar lo falso y lo satánico que son estos movimientos.

Reciba un saludo de mi esposa y mis hijos, y del pastor José Alberto Macuare; Cristo viene pronto.

Shalom.
Luis Valdez. 

Las palabras de este siervo venezolano, refleja la cruda realidad de miles de familias cristianas, con trayectorias cristianas envidiables, han tenido que dejar sus iglesias natales y lo han hecho con dolor, pues ellos dieron sus vidas para levantarlas en Cristo Jes√ļs, y de momento vino su pastor y viajo a Colombia, o a Guatemala, o a Miami o Costa Rica y √ļltimamente Managua, para venir de regreso y votar toda la sana doctrina y expulsar a todos los verdaderos cristianos, y lo m√°s sorprendente que los infieles se vuelven los doce del pastor.

Esto mismo paso con un grupo precioso de hermanos de la provincia de  Ontario Chanada, cuyos pastores viajaron a Colombia y respectivamente a Guatemala para ver a César Castellanos y Carlos Luna, al regresar, vinieron convertidos en apóstol el esposo y la esposa en profeta, y de inmediato anunciaron el establecimiento del G12, ordenando que los que no estuvieran de acuerdo que se fueran inmediatamente de la iglesia.

Este grupo de hermanos de Ontario, fueron a verme en la conferencia que realice en Windsor, Canadá y luego a la ciudad de London. Gracias a Dios este grupo hoy en día han formado una iglesia y están siendo supervisados por el pastor Orlando Zelaya de London Ontario.

Testimonios como estos se repiten una y otra vez por todo el mundo, poniendo en evidencia lo nocivo que ha llegado a ser el movimiento del G12 para la iglesia del Se√Īor.

Por lo extenso del tema, nos hemos visto en la necesidad de dividirlo en dos partes. En breve estar√© publicando la segunda parte, en el que incluir√© algunos otros testimonios y estar√© citando a otros siervos que han investigado acerca de este movimiento. As√≠ mismo la conclusi√≥n de lo que ha sido una d√©cada de divisi√≥n y enga√Īo por parte de los distintos grupos surgidos del llamado gobierno de los doce.

Shalom.
Dios les bendiga.

Dr. Antonio Bolainez.

Imagenes:
1. img.webme.com/pic/v/verdadeseternas/castella.jpg
2. ecx.images-amazon.com/images/I/5187S7AFZDL.jpg

Fuente: Atalaya de Cristo Facebook

Anuncios

4 comentarios sobre “El G12, a diez a√Īos de su lanzamiento – Dr. Antonio Bolainez

  1. por la gracia de Dios que nos fue concedida atraves de Cristo,despertemos al pueblo fiel de sana doctrina,satanas no tiene poder sobre nosotros,armemos la batalla de mano de mi amigo El Espiritu Santo De Dios,no dejemos que satanas nos robe el hermoso proposito que tiene con su pueblo,se que muchos se perderan,pero tambien se,que muchos seran restaurados nuevamente al CAMINO,aMEN

    Me gusta

  2. todo esto es cierto y veraz, admiro la valentia de estos hombres de Dios, que ponen en evidencia toda esta mentira satanica. yo en lo personal tengo un testimonio fuerte, asisti a un peniel, en chiapas. mexico. y mi esposa despues de asistir y regresar, regreso totalmente cambiada, podriamos decir endemoniada, y a los seis meses, un viernes trece de abril del 2007, se suicido……por toda esta farsa satanica….espero este comentario sirva de evidencia. mi correo para contacto es. despasal2015@hotmail.com

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Est√°s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Google+ photo

Est√°s comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est√°s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est√°s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

w

Conectando a %s