La adicción al porno también echa raíces en la Iglesia evangélica


En una era donde los ordenadores son una ventana abierta al mundo, no sorprende que la pornografía y la adicción que genera hayan alcanzado proporciones epidémicas… y que el “virus porno” haya contagiado también a los cristianos. En una encuesta de una revista cristiana, el 50% reconoció tener problemas con la pornografía en internet.

Una reciente encuesta del grupo “Christianet” reveló un asombroso porcentaje de problemas con la pornografía entre sus lectores. Clay Jones de la entidad “Segunda Mirada” comenta que hay factores que lo favorecen, ya que “tienen acceso secreto desde el anonimato de su ordenador, y mediante un simple click de ratón. Un cincuenta por ciento de creyentes afirman luchar contra la pornografía en internet.”

Jones y su ministerio están utilizando los datos de Christianet para tratar de alertar a la Iglesia sobre esta situación: “Vi otra encuesta que incluía en este caso a pastores, y un tercio de ellos reconocieron ser adictos a la pornografía en internet”.

TODOS SOMOS ADICTOS EN POTENCIA
El doctor Dennis Frederick, un psicoterapeuta, trata casi exclusivamente con adicciones sexuales debido al creciente número de personas que llegan con este problema a su centro cristiano de consejería. “Teníamos cada vez más llamadas de familias destruidas, matrimonios rotos, hombres que perdían sus trabajos, y nos hizo ver que era obvio que había una crisis” en este campo, explica Frederick.

En su libro “Conquistando la pornografía” Frederick menciona el caso de un reconocido pastor que ha sido adicto a la pornografía durante 10 años y que acude cada semana para recibir consejería pastoral.

“El problema de la pornografía no afecta sólo a un determinado grupo de hombres. Va desde los propios pastores hasta el vecino, el familiar… todos somos vulnerables”, agrega Frederick.

En este sentido de la amplitud de la “sombra” de la pornografía sin distinciones, Jones comenta: “Yo podría presentarles a un hombre que era un pilar en su comunidad cristiana, pero que me confesó tener un doble estilo de vida durante los diez últimos años. En su `otra vida´ era adicto a la pornografía y al sexo. Todo salió a la luz cuando se contagió con una enfermedad de transmisión sexual y la transmitió a su esposa. Era además el líder de un ministerio infantil”.

Hemos hablado hasta ahora sólo de hombres, pero esto no quiere decir que las mujeres sean inmunes. Los diferentes sondeos muestran que un 17 por ciento de ellas son adictas al porno.

FUENTE: Protestantedigital.com

Deja un comentario

Archivado bajo Alerta Roja en el Cristianismo, Apostasía, Noticias de Urgencia, Recursos para Pastores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s