Venga tu Reino por Vicente Santamar√≠a


Por: Vicente Mercado Santamaría
(Audio Proximamente)

Hebreos 11:14, 16
‚ÄúPorque los que esto dicen, claramente dan a entender que buscan una patria. Pero anhelaban UNA MEJOR, ESTO ES, CELESTIAL; por lo cual Dios no se averg√ľenza de llamarse Dios de ellos; porque les ha preparado una ciudad‚ÄĚ

Amada Iglesia:

Los temas de hoy tratan sobre dos males que est√°n m√°s propagados y est√°n haciendo m√°s da√Īo en nuestra Iglesia cristiana.

1. EL REINO DE DIOS EN LA TIERRA

No se mov√≠a, sino que literalmente trotaba, de un lado al otro del amplio escenario frontal del templo o p√ļlpito y con gran efusividad de gestos, en alta voz, le dec√≠a a la numerosa asistencia y a los televidentes, que “con Cristo hab√≠amos recibido un ‚Äúesp√≠ritu de se√Īor√≠o y dominio‚ÄĚ sobre todas las cosas de este mundo“, porque ya somos parte del Reino. Que “basta con pronunciar o declarar algo y lo obtendremos“; nos podemos apropiar de las cosas con solo declararlo. Para ejemplo, animaba a los empleados de empresas a confesar con su boca que esas empresas le pertenec√≠an y ¬°as√≠ pasar√≠an a ser propiedad de ellos!
Como soporte a esa dominadora o dominionista ‚Äúdoctrina del Reino‚ÄĚ, citaba o malinterpretaba el vers√≠culo b√≠blico que dice:

‚ÄúTodo lugar que pisare la planta de vuestro pie ser√° vuestro‚ÄĚ (Deuteronomio 11:24).

Por eso no caminaba, sino que pisoteaba el escenario y de hecho, pisoteaba la gracia de Dios, con esa ense√Īanza. Era el autodenominado ‚Äúap√≥stol‚ÄĚ Guillermo Maldonado
predicando en un evento transmitido desde Miami por el canal de televisión Enlace.

Apóstol Guillermo Maldonado y Profeta Ana Maldonado

Es la doctrina ‚ÄúEstableciendo el Reino de Dios hoy‚ÄĚ, la cual dice que “establecer el Reino de Dios en la Tierra consiste en establecerlo mediante ‚ÄúDominio, posesi√≥n, fuerza, control, riqueza y se√Īor√≠o‚ÄĚ, pero‚Ķ material, f√≠sico, pol√≠tico, econ√≥mico y terrenal“.

Algo as√≠ como el reinado de Salom√≥n en la antig√ľedad.

Es la nueva doctrina de moda, esparcida por los principales exponentes de la falsa Iglesia ap√≥stata y mundana, extendida hoy cual ciza√Īa entre el trigo del verdadero Evangelio, dominando la mayor√≠a de los medios de comunicaci√≥n con su dinero.

Lo grave es que gran parte del resto de la Iglesia, inocentemente y por ignorancia, ha adoptado los dict√°menes de esos falsos maestros.

Esa doctrina prepara a sus seguidores para alcanzar sus objetivos, estableciendo en primer lugar las autoridades gobernantes y usufructuarias de ese poder terrenal, econ√≥mico, pol√≠tico y religioso, con el llamado ‚ÄúMovimiento Apost√≥lico y Prof√©tico‚ÄĚ, el cual designa con el t√≠tulo de ‚ÄúAp√≥stoles‚ÄĚ y ‚ÄúProfetas‚ÄĚ a la nueva √©lite gobernante del mundo, quienes reciben con ese t√≠tulo la autoridad y preeminencia sobre los dem√°s ministerios de la Iglesia, sean pastores, maestros o evangelistas.

Además, lo más importante, manejan las riquezas económicas y las grandes empresas comerciales o industriales, adquiridas con el dinero de los diezmos y ofrendas, de las muchas iglesias y ministerios sometidos a ellos.

Otras de las ense√Īanzas de esta nueva falsa doctrina son algunas de las siguientes:

Dice Myles Munroe: “El prop√≥sito de Dios para nosotros (la Iglesia o los del Reino) es el mismo de siempre: EJERCER DOMINIO Y AUTORIDAD SOBRE EL PLANO TERRENAL bajo su reinado soberano. El Reino de los cielos se refiere a la presencia y autoridad soberana de Dios ‚Äúinvadiendo‚ÄĚ e impactando la dimensi√≥n terrenal. M√°s que simplemente revelar el Reino, la misi√≥n de Jes√ļs era reintroducirlo. Muchos de nosotros suponemos o nos han ense√Īado que el Evangelio significa que Dios se est√° preparando para llevarnos al Cielo como nuestro hogar. Esa no es la verdadera restauraci√≥n, porque nosotros no venimos del Cielo. Restauraci√≥n significa poner nuevamente en el lugar o condici√≥n original. Ya que no ca√≠mos del Cielo, sino desde nuestra autoridad de DOMINIO SOBRE LA TIERRA, ser RESTAURADOS SIGNIFICA PONERNOS DE NUEVO EN NUESTRO LUGAR DE DOMINIO TERRENAL. Lo cual significa regresarnos a la posici√≥n de autoridad y dominio sobre peces, aves, ganado, plantas y todo el resto del reino terrenal”.

[Estimado lector, favor de tener presente que lo que sigue es lo que ense√Īa el Sr. Stanley Owen. La exposici√≥n del Sr. Owen abarca los cuatro t√≠tulos “Un verdadero reino, Un bello mundo, ¬ŅEn qu√© parte de la tierra estar√° el Reino? y Los habitantes del reino“, con sus p√°rrafos correspondientes.]

Dice Stanley Owen: Lo que la Biblia describe como el reino de Dios en la Tierra.

Un verdadero reino (terrenal y físico)

Debido a que ser√° un reino verdadero en el sentido f√≠sico y pol√≠tico, tendr√° un rey, un gobierno, una capital y un sistema internacional de leyes. El reino de Dios en la tierra pronto ser√° una realidad. Opacar√° todos los per√≠odos de la historia conocidos por “el siglo de las luces,” “el per√≠odo cl√°sico,” “el renacimiento,” etc. El reino de Dios proveer√° un magn√≠fico ambiente en este hermoso planeta para todos los que reconozcan a Dios como Supremo Creador y a Jesucristo como Rey del mundo.

Un bello mundo

Use su imaginaci√≥n por un momento. Piense en un mundo de paz, cuyos habitantes son saludables y bien alimentados y realizan labores provechosas. Imagine un mundo en el cual hay empleo para todos, donde la gente no es explotada y donde un hombre puede tener una vida larga y pr√≥spera. Imagine los beneficios de leyes aceptadas internacionalmente y administradas por jueces justos e insobornables. ¬°Eso ser√° el reino de Dios EN LA TIERRA! Para otros, el Reino es un sue√Īo de felicidad EN LOS CIELOS. Pero la persona ‚Äúrealista‚ÄĚ [enti√©ndase: ‚Äúmaterialista‚ÄĚ] sabe que las aspiraciones y los esfuerzos de los hombres no est√°n produciendo UN ‚ÄúMUNDO‚ÄĚ MEJOR para nosotros o nuestros hijos. El Reino tiene que ver con ‚Äúun imperio real y tangible‚ÄĚ [es decir, ‚Äúmaterial, carnal y terrenal‚ÄĚ] que ser√° establecido cuando el Se√Īor Jesucristo regrese de los Cielos a la Tierra en un futuro cercano. [Para complacer el apego carnal de los hombres a este mundo terrenal].

¬ŅEn qu√© parte de la tierra estar√° el Reino?

Palestina era una tierra santa para Dios porque en ella y alrededor de ella demostrar√≠a su prop√≥sito para las naciones. Los jud√≠os sab√≠an que ellos eran el “Pueblo elegido” debido a la extraordinaria fe de su padre Abraham, la cual dio lugar a la elecci√≥n de Dios. Hemos visto que EL N√öCLEO DEL REINO DE DIOS SER√Ā LA NACI√ďN JUD√ćA RESTAURADA, CON UN REY JUD√ćO. Jerusal√©n ser√° la capital. ¬ŅQu√© otro lugar podr√≠a ser m√°s adecuado? Constituir√° una magn√≠fica ciudad capital, m√°s c√©ntrica que Nueva York, Mosc√ļ o Londres e inmediata a los grandes continentes de Europa, √Āfrica y Asia. El Reino de Dios ser√° un imperio mundial [terrenal, pol√≠tico, econ√≥mico y militar] y Jes√ļs ser√° el emperador.

Los habitantes del reino

Debemos aclarar una o dos cosas sobre los habitantes del reino de Dios. Habr√° dos clases de personas: en primer t√©rmino los gobernantes y l√≠deres espirituales, quienes ser√°n inmortales (es decir, nunca morir√°n), y en segundo lugar los ciudadanos del reino, quienes ser√°n mortales (esto es, podr√°n morir). El primer grupo incluir√° a Jes√ļs, Rey universal; Abraham, David y otros siervos jud√≠os del Dios de anta√Īo, quienes ocupar√°n puestos de honor en el imperio”. “Despu√©s recibir√°n el reino los santos del Alt√≠simo, y poseer√°n el Reino hasta el siglo, ETERNAMENTE y para siempre” (Daniel 7:18). (Noten que la Palabra citada no dice que ser√° en la Tierra, ni tampoco que ser√° por solo mil a√Īos, sino ‚Äúeternamente y para siempre‚ÄĚ).
[Termina la cita de lo que ense√Īa el Sr. Owen.]

Profeta Cindy Jacobs

Dice la ‚Äúprofeta‚ÄĚ Cindy Jacobs por el Canal Enlace: “Cristo no mand√≥ discipular personas sino naciones. (¬°SIC!) Y nosotros, la Iglesia, seremos el gobierno de esas naciones en la Tierra”. “Tenemos que apoderarnos de los gobiernos, colocando senadores y presidentes de naciones, apoder√°ndonos de los sistemas educativos. En el √°rea econ√≥mica, debemos ser los due√Īos de las grandes empresas y del capital. En el √°rea de las comunicaciones, debemos ser due√Īos de canales de televisi√≥n, peri√≥dicos y revistas. Debemos implantar el Reino de Dios apoder√°ndonos del mundo y gobern√°ndolo“.

‚ÄúY le llev√≥ el Diablo a un alto monte, y le mostr√≥ en un momento TODOS LOS REINOS DE LA TIERRA. Y le dijo el Diablo: A ti te dar√© toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a m√≠ me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. Si t√ļ postrado me adorares, todos ser√°n tuyos‚ÄĚ (Lucas 4:5).

ESOS SON LOS REINOS DE LA TIERRA, PERO EL REINO DE CRISTO

NO ES DE ESTE MUNDO
.
-‚ÄúRespondi√≥ Jes√ļs: MI REINO NO ES DE ESTE MUNDO; si mi Reino fuera de este mundo, mis servidores pelear√≠an para que yo no fuera entregado a los jud√≠os; pero MI REINO NO ES DE AQU√ć‚ÄĚ (Juan 18:36).

-‚ÄúLa voz del cual conmovi√≥ entonces la Tierra, pero ahora ha prometido, diciendo: A√ļn una vez, y CONMOVER√Č NO SOLAMENTE LA TIERRA, SINO TAMBI√ČN EL CIELO. Y ESTA FRASE: A√öN UNA VEZ, INDICA LA REMOCI√ďN DE LAS COSAS MOVIBLES, COMO COSAS HECHAS, PARA QUE QUEDEN LAS INCONMOVIBLES. As√≠ que, RECIBIENDO NOSOTROS UN REINO INCONMOVIBLE, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agrad√°ndole con temor y reverencia; porque nuestro Dios es fuego consumidor‚ÄĚ (Hebreos 12:26).

LA BIBLIA ENSE√ĎA QUE REINO DE DIOS EN LA TIERRA
NO PUEDE SER OTRA COSA QUE LA IGLESIA.

‚ÄúRespondi√≥ Jes√ļs y le dijo: De cierto, de cierto te digo que el que no naciere de nuevo no puede ver el Reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Esp√≠ritu, esp√≠ritu es. No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo‚ÄĚ (Juan 3:3.6-7).
Jes√ļs mismo dice que NO ES UN REINO CARNAL Y MATERIAL, SINO ESPIRITUAL.

‚ÄúPORQUE HE AQU√ć EL REINO DE DIOS EST√Ā ENTRE VOSOTROS‚ÄĚ

Suele mezclarse el concepto de reino en un entorno terrenal con un ámbito espiritual, pero en lo importante (lo espiritual), aquí entre lo material Dios gobierna en un Reino espiritual, y como los seres con espíritu perfecto somos nosotros su Reino esta en nosotros.

Que la misma Palabra de Dios nos hable y nos explique cómo es el Reino de Dios:

‚ÄúY alzando los ojos hacia sus disc√≠pulos, dec√≠a: Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios‚ÄĚ (Lucas 6:20).

JES√öS DA UN CONCEPTO CONTRARIO DE LA PERTENENCIA A SU REINO: EL SER POBRES.

-‚ÄúPero si yo por el Esp√≠ritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente HA LLEGADO A VOSOTROS EL REINO DE DIOS‚ÄĚ (Mateo 12:28).
-‚ÄúPor tanto os digo, que el Reino de Dios ser√° quitado de vosotros [el juda√≠smo], y ser√° dado a gente que produzca los frutos de √©l [la Iglesia de Cristo]‚ÄĚ (Mateo 21:43).
-‚ÄúMas BUSCAD PRIMERAMENTE EL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA, y todas estas cosas os ser√°n a√Īadidas‚ÄĚ (Mateo 6:33).
-‚ÄúPREGUNTADO por los fariseos, CU√ĀNDO HAB√ćA DE VENIR EL REINO DE DIOS, les respondi√≥ y dijo: ‚ÄúEL REINO DE DIOS NO VENDR√Ā CON ADVERTENCIA, NI DIR√ĀN: HELO AQU√ć, O HELO ALL√ć; PORQUE HE AQU√ć EL REINO DE DIOS EST√Ā ENTRE VOSOTROS‚ÄĚ (Lucas 17:20).
-‚ÄúRespondi√≥ Jes√ļs: MI REINO NO ES DE ESTE MUNDO; si mi Reino fuera de este mundo, mis servidores pelear√≠an para que yo no fuera entregado a los jud√≠os; pero MI REINO NO ES DE AQU√ć‚ÄĚ (Juan 18:36).
-‚ÄúCon gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; el cual NOS HA LIBRADO DE LA POTESTAD DE LAS TINIEBLAS, Y TRASLADADO AL REINO DE SU AMADO HIJO‚ÄĚ (Colosenses 1:12).

2. PREDICANDO JUDA√ćSMO Y MASACRES GENOCIDAS EN LUGAR DE CRISTIANISMO

‚ÄúPero cuando vi que NO ANDABAN RECTAMENTE CONFORME A LA VERDAD DEL EVANGELIO, dije a Pedro delante de todos: Si t√ļ, siendo jud√≠o, vives como los gentiles y no como jud√≠o, ¬ŅPOR QU√Č OBLIGAS A LOS GENTILES A JUDAIZAR? Porque si las cosas que destru√≠, las mismas vuelvo a edificar, transgresor [o pecador] me hago‚ÄĚ (G√°latas 2:14, 18).

Hab√≠a un espect√°culo de jovencitas disfrazadas con atuendos de campesinas hebreas que danzaban con m√ļsica de ese pa√≠s del Oriente Medio, mientras una de ellas bland√≠a delante del auditorio y de las c√°maras de televisi√≥n una r√©plica a escala reducida del candelabro de siete brazos, o Menorah, de la religi√≥n jud√°ica o del Antiguo Testamento.
En el p√ļlpito hab√≠a una enorme bandera del Estado de Israel, blanca con una estrella azul de seis puntas. Y todo el recinto estaba adornado con ramas y palmas, as√≠ como con bandejas de frutas. Estaban celebrando este primer domingo de Octubre, la fiesta jud√°ica de los Tabern√°culos, seg√ļn el rito de la Torah.

Pero, curiosamente, no era una sinagoga jud√≠a, sino una iglesia cristiana evang√©lica, del Concilio Vida Abundante de Honduras y la ceremonia del Antiguo Pacto era presidida por un pastor llamado Evelio Reyes, quien en un determinado momento hizo aplaudir a los embajadores del Estado de Israel y los subi√≥ al p√ļlpito para ser condecorados.

Se deshizo en elogios hacia esa naci√≥n todo el tiempo del servicio y mientras estuve mirando no escuch√© ninguna referencia a nuestro Se√Īor Jesucristo, sino todos los textos b√≠blicos fueron tomados del Antiguo Pacto, pretendiendo cumplir con esa fiesta supuestamente obligatoria todav√≠a para los cristianos, junto con la de la Pascua y la de Pentecost√©s.

Es abominable como irrespetan a Cristo, al Evangelio y a la Iglesia, imponiendo al pueblo ignorante unas prácticas del judaísmo y predicando el Antiguo Testamento con pinceladas del Nuevo Testamento. Una revoltura de herejía, de judaísmo y de Ley.

‚Äú!Oh G√°latas [o Latinoamericanos] insensatos! ¬ŅQui√©n os fascin√≥ para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado? Esto solo quiero saber de vosotros: ¬ŅRecibisteis el Esp√≠ritu por las obras de la ley [del Antiguo Pacto del juda√≠smo], o por el o√≠r con fe? ¬ŅTAN NECIOS SOIS? ¬ŅHabiendo comenzado por el Esp√≠ritu, ahora vais a acabar por la carne?‚ÄĚ (G√°latas 3:1).

Son los nuevos judaizantes.

Doctor Armando Alducin

(Pulsa sobre la imagen de Armando Alducin para ver un video)

UN CRISTIANISMO BELICISTA Y GENOCIDA

‚ÄúPues aunque andamos en la carne, no militamos seg√ļn la carne; porque LAS ARMAS DE NUESTRA MILICIA NO SON CARNALES, SINO PODEROSAS EN DIOS para la destrucci√≥n de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo‚ÄĚ (2 Corintios 10:3).

Una semana antes, en la misma hora y d√≠a del mismo canal, no soport√© la predicaci√≥n de un culto judaizante por el mismo canal de televisi√≥n Enlace, donde el pastor mexicano Armando Alduc√≠n exaltaba la raza hebrea como la raza escogida por Dios, a la que debemos estar sometidos hoy, los cristianos y dec√≠a con el cinismo m√°s grande que eran necesarias las guerras y la aplicaci√≥n de la fuerza militar ‚Äúcristiana‚ÄĚ para acabar o matar [en masacres genocidas, incluida la poblaci√≥n civil, con bombas] a ‚Äúlos malos‚ÄĚ, enemigos de los jud√≠os y de los Estados Unidos [los buenos].

Esto fue lo que le escribí inmediatamente, sin que se rebajara a contestarnos:

Se√Īor Armando Alduc√≠n:
¬ŅC√≥mo es posible que usted predique y ense√Īe que debe haber guerras y aplicar la fuerza para acabar con ‚Äúlos malos‚ÄĚ (los malos para usted), y justifique la invasi√≥n asesina y genocida a Irak, donde destruyeron ese pa√≠s y mataron cientos de miles de vidas civiles inocentes, invocando el nombre del dios de los Estados Unidos y del Estado de Israel, al cual usted confunde con el Dios de los cristianos?

¬ŅUsted pretende ser ministro cristiano evang√©lico y justifica las masacres genocidas?

¬ŅUsted dice ser cristiano y tiene el p√ļlpito lleno de banderas del moderno Estado de Israel, as√≠ como una estrella gigante de David y una Menorah o candelabro de siete patas del juda√≠smo, pero nada de la Cruz, ni del Evangelio de Cristo?

Arrepi√©ntase, porque usted est√° en ADULTERIO y afrenta a nuestro Se√Īor Jesucristo, adem√°s de ser un asesino que todav√≠a est√° en Antiguo Pacto, creyendo que los cristianos debemos matar gente como Josu√© del Antiguo Pacto del juda√≠smo.

Usted no sabe quién es Jesucristo ni conoce su Evangelio. Solo que tiene dinero para montar canales de televisión y ha hecho alianza con los pervertidos comerciantes del Canal Enlace TBN.

‚ÄúViendo esto sus disc√≠pulos Jacobo y Juan, dijeron: SE√ĎOR, ¬ŅQUIERES QUE MANDEMOS QUE DESCIENDA FUEGO DEL CIELO, COMO HIZO EL√ćAS, Y LOS CONSUMA? Entonces volvi√©ndose √ČL, LOS REPRENDI√ď, diciendo: VOSOTROS NO SAB√ČIS DE QU√Č ESP√ćRITU SOIS; porque el Hijo del Hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas‚ÄĚ (Lucas 9:54).

CONCLUSI√ďN

La falsa Iglesia ap√≥stata, mundana y carnal predica indistintamente Antiguo Testamento en lugar del Nuevo Testamento, o en confundida y extra√Īa revoltura, como si la venida de Jesucristo no hubiera cambiado nada y estuvi√©ramos todav√≠a hoy en la Ley o Antiguo Pacto del juda√≠smo.

Del Antiguo Pacto han introducido todas esas falsas doctrinas del Reino terrenal de Dios y la falsa ense√Īanza hoy de la superioridad de la raza hebrea sobre la gentilidad gen√©tica de la Iglesia o Cuerpo de Jesucristo, como si en Cristo y su Evangelio no hubiera cambiado nada, repetimos.

Por ello, llegan al extremo de justificar las matanzas de los no cristianos, de manos de los supuestos s√ļbditos del Reino, como algo deseado por Dios hoy.

Aman tanto este mundo que desean poseerlo y dominarlo mediante la implantación aquí en la Tierra y no en el Cielo, de un Reino imperialista y materialista.

Que Jesucristo abandone nuevamente su gloria celestial y se rebaje a reinar aquí en la tierra para complacer la codicia de poder terrenal y carnal de estos nuevos dominionistas. No se resisten a abandonar esta Tierra para la mejor vida celestial y eterna.

Dios les bendiga o les aumente la bendición.

Cristianos en Acción
Contendiendo ardientemente por la fe (Judas 3)
cristianos.en.accion.hoy@hotmail.com, viramers@hotmail.com
Barranquilla, Colombia

PD: Agradecemos a usted, amado hermano, el generoso tiempo que nos brinda al leer amablemente nuestros mensajes y le pedimos la bendici√≥n adicional de escribirnos, preferible o √ļnicamente a las dos direcciones del slogan, por causa de la persecuci√≥n, espiritual y f√≠sica, que sufrimos de los enemigos del Evangelio.

No pedimos ofrendas en dinero, pues no escribimos por inter√©s econ√≥mico, sino solo pedimos de usted, encarecidamente, apoyarnos e interceder por nosotros con oraci√≥n a Dios, en el nombre de Jesucristo. Por la gracia y la misericordia de Dios, desde hace unos cinco a√Īos escribimos estos mensajes para ustedes, amada Iglesia, enviados simult√°neamente a muchos miles de direcciones de iglesias, ministros y hermanos de casi todos los pa√≠ses de Am√©rica y a Espa√Īa. V.M.S.

Tomado de Atalaya de Cristo! y usado con permiso

Anuncios

Un comentario sobre “Venga tu Reino por Vicente Santamar√≠a

  1. LO √öNICO QUE TENGO PARA COMENTAR ES QUE S√ďLO DIOS CONOCE BIEN LOS CORAZONES.
    Mateo 7:1-6 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

    El juzgar a los dem√°s

    (Lc. 6.37-38,41-42)

    7 No juzguéis, para que no seáis juzgados.

    2 Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.

    3 ¬ŅY por qu√© miras la paja que est√° en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que est√° en tu propio ojo?

    4 ¬ŅO c√≥mo dir√°s a tu hermano: D√©jame sacar la paja de tu ojo, y he aqu√≠ la viga en el ojo tuyo?

    5 !!Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Est√°s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Google+ photo

Est√°s comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est√°s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est√°s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

w

Conectando a %s