Se desata crisis nuclear en Japón; empeora situación tras terremoto y tsunami


Se desata crisis nuclear en Japón; empeora situación tras terremoto y tsunami

Una planta atómica registra una explosión, al menos 200 mil habitantes fueron evacuados de las zonas aledañas a los reactores atómicos que han presentado fallas. La radiación que han emitido hasta el momento ya alcanzó a unas 15 personas

Al menos unas 15 personas resultaron contaminadas con radiactividad cerca de la central nuclear de Fukushima I y otras 160 podrían estar expuestas a las radiaciones, informó ayer la agencia Kyodo.  

Una explosión por la mañana en la planta atómica de Fukushima I, dañada por el devastador sismo de 8.9 grados Richter y posterior tsunami, desató en todo el mundo el miedo a una catástrofe nuclear similar a la de Chernobyl y provocó el desalojo de 200 mil personas de las zonas cercanas a la planta y de otras instalaciones nucleares.

También se informó que otros 30 mil habitantes fueron desplazados por encontrarse en las inmediaciones de Fukushima II.

Según la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), las regiones evacuadas tienen un radio de 20 kilómetros en torno a Fukushima I y de 10 kilómetros alrededor de Fukushima II. La medida aún no está finalizada, indicó.

Tepco, empresa que opera la planta, intentaba desde las 20:20 hora local rodear el reactor con una mezcla de agua de mar y ácido bórico para evitar la temida fusión de núcleo.

El ácido bórico absorbe neutrones y ayuda a detener una reacción en cadena que podría producirse en el reactor. Llenar los espacios necesarios con esa mezcla podría llevar hasta diez horas y unos diez días se requerirían para refrigerar los reactores sobrecalentados.

Crece cifra de víctimas

Japón cifró ayer en unos mil 800 los muertos tras el devastador terremoto de 8.9 grados y el tsunami del viernes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) habló por su parte de 621 cadáveres y de 645 personas desaparecidas.

La catástrofe ha dejado a 210 mil personas sin viviendas. Sólo en la provincia de Miyagi, una de las más afectadas, sigue sin haber rastro de unos nueve mil 500 habitantes, según las autoridades niponas.

La explosión en la central nuclear de Fukushima I (Daiichi) hizo crecer en tanto el miedo a una desastre nuclear, sobre todo en los países occidentales. Parte de la cubierta del edificio que alberga el reactor atómico de la central se vino abajo, según las imágenes de televisión nipona NHK.

Los escombros fueron proyectados al exterior. En la televisión se podían ver grandes columnas de humo en la zona. La compañía administradora de la instalación informó más tarde que no se habían producido grandes daños en la carcasa y descartó una fuga radiactiva de grandes dimensiones.

Tres personas que residen cerca de la central resultaron contaminadas con radiactividad, dijo  la agencia Kyodo.

El primer ministro Naoto Kan, por su parte, se mostró preocupado por el accidente, pero evitó hablar de un caso de fusión del núcleo de la central. El gobierno, sin embargo, amplió el radio de evacuación en torno a las centrales nucleares de Fukushima I y II, de 10 a 20 kilómetros.

La tierra, por otro lado, seguía moviéndose ayer en Japón. Científicos del Centro de Investigación Geológica de Estados Unidos registraron 25 temblores de magnitud superior a 6.0 en la escala de Richter en el país asiático en el transcurso del día y 150 réplicas más leves.

Los sismos hicieron crecer el pánico entre la población, incluso en regiones alejadas del epicentro.

Las fuerzas de rescate seguían trabajando incesantemente en la búsqueda de supervivientes en los edificios que colapsaron en muchas ciudades inundadas.

Las Fuerzas de Autodefensa de Japón (SDF) y otros equipos de rescate están siendo enviados a las regiones afectadas.

El gobierno desplegó más de 50 mil efectivos de rescate, 190 aviones y 25 barcos en las áreas dañadas por el terremoto y tsunami en el noreste del país, informaron funcionarios japoneses

Las SDF trabajaban en conjunto con los militares estadunidenses estacionados en Japón para transportar unos 900 soldados nipones y 250 vehículos con barcos norteamericanos, añadieron fuentes oficiales.

El saldo momentáneo de la tragedia era devastador un día después de la desgracia.

Miles de casas quedaron devastadas, varios puentes colapsaron, los servicios de autobuses y trenes fueron suspendidos y muchas permanecieron cerradas.

El terremoto afectó las redes de telefonía móvil y fija.

Imágenes de televisión mostraron pueblos pesqueros arrasados y ciudades llenas de basura y escombros en las calles, después de que las olas del tsunami llegaran hasta cinco kilómetros tierra adentro en algunas áreas. Muchas personas pasaron la noche en los tejados de sus viviendas, pese al frío.

En la ciudad de Rikuzen Takata, una de las más afectadas, unas cinco mil  de ocho mil viviendas quedaron destrozadas. Algunos expertos ya comparaban la destrucción a la del terremoto y el tsunami que azotaron Indonesia en diciembre de 2004, con un saldo final de más de 200 mil muertos.

Un equipo de la ONU, compuesto por siete expertos en coordinación y evaluación en casos de catástrofes, se prepara para partir a Japón, confirmó la portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de esa organización,
Elisabeth Byrs.

Varios países, entre ellos Estados Unidos, Australia, Gran Bretaña, Nueva Zelanda y Corea del Sur, ya han movilizado equipos de rescate a Japón.

Hoy ya por la mañana, una intensa réplica sacudió el área de Tokio. En la propia capital se tambalearon los rascacielos.

Una planta marcada por averías

La historia de la planta nuclear de Fukushima, ubicada 200 kilómetros al noreste de Tokio, está marcada por varias averías.

Un terremoto en junio de 2008 causó un vertido de líquido radiactivo de una balsa con barras de combustible usadas. En 2006 se fugó vapor radiactivo de un conducto y en 2002 se descubrieron fisuras en varias tuberías de agua.

Dos años antes se había tenido que desactivar un reactor debido a un agujero en una barra de combustible. También en 1997 y en 1994 hubo incidentes en los que la planta emitió radiactividad en menor escala.

La compañía administradora Tokio Electric Power Co. (Tepco) tuvo también que reconocer en septiembre de 2002 que había manipulado durante años informes sobre daños, en un escándalo en el que varios directivos se vieron forzados a dimitir.

Las instalaciones de Fukushima 1 (Daiichi) empezaron a operar en marzo de 1971. La planta cuenta con seis reactores de agua en ebullición, lo que la convierte en una de las más grandes del mundo. La instalación vecina de Fukushima 2 (Daini) trabaja con cuatro reactores de agua en ebullición desde abril de 1982.

Las plantas, ubicadas directamente al lado del mar, están separadas por una distancia de 12 kilómetros.

Ciudad bajo riesgo

 Fukushima está ubicada en Honshu, la principal isla del archipiélago japonés, y es la tercera ciudad en la prefectura del mismo nombre. En ella vivían en octubre de 2010 unas 292 mil personas.

Fukushima es considerada un centro industrial y comercial y está a hora y media de Tokio con el tren bala, el Shinkansen. La región es también conocida por los cultivos de arroz y frutas, así como por el destilado de arroz “sake” y por sus más o menos 130 aguas termales.

Le llueven críticas a primer ministro

TOKIO, 13 de marzo.–El primer ministro japonés, Naoto Kan, recibió fuertes críticas hoy (domingo)por la reacción de su gobierno, considerado muy lento, tras la explosión en una central nuclear afectada por el sismo del pasado viernes.

“La manera en que el gobierno ha tenido que dar información da que pensar”, estimó el diario más importante de Japón, Yomiuri, en un editorial.

En la central Fukushima 1, una explosión destruyó el techo y las paredes del lugar donde se encontraba el reactor número 1 aunque sin dañar el contenedor del reactor.

Yomiuri subrayó que el gobierno tardó cinco horas en facilitar todas las informaciones tras la explosión que provocó gran inquietud en la población local.

El diario de centro-izquierda Asahi Shimbun criticó la lentitud de las autoridades para ampliar el perímetro de seguridad alrededor de la central y ordenar la evacuación de la población.

El diario Mainichi también criticó al operador de la central, Tokyo Electric Power (Tepco), por las medidas insuficientes previstas en este tipo de accidente.

El sistema de refrigeración de otro reactor de la central Fukushima 1 no funcionaba hoy (domingo) y el operador temía un riesgo de explosión.

Por su parte, el gobierno de Japón hizo un llamado a la calma mientras investiga las circunstancias de la explosión ocurrida ayer en una planta nuclear de Fukushima (norte de Tokio) dañada por un sismo  y un posterior tsunami el pasado viernes.

 “El impacto puede ser devastador”

Un experto nuclear estadunidense dijo que el accidente ocurrido ayer en un reactor nuclear de Japón es uno de los tres peores de la historia si es detenido ya, y que de lo contrario podría desembocar en un “desastre absoluto”.

“Esto va a pasar a la historia como uno de los tres peores incidentes nucleares si se detiene ahora”, dijo Joseph Cirincione, director de Ploughsares Fund, organismo dedicado a evitar la proliferación de armas nucleares.

Pero “si continúa, si no logran controlarlo” y “se pasa de una fusión parcial del núcleo a una fusión completa, esto será un desastre absoluto”, agregó.

Los temores de un accidente nuclear grave aumentaban tras la explosión en la central nuclear, situada a 250 kilómetros de Tokio, al día siguiente del terremoto seguido de un maremoto que causó según estimaciones más de mil 800 muertos y desaparecidos.

La central de Fukushima 1 sufrió una serie de problemas desde que el terremoto y sus réplicas perturbaron los circuitos de enfriamiento.

Un nivel de radiactividad mil veces superior al normal fue detectado por la mañana en la sala de control del reactor, pero el contenedor del reactor no resultó dañado, según la firma Tokyo Electric Power (Tepco) que administra la central.

La Agencia Japonesa de Seguridad Nuclear e Industrial dijo descartar que el contenedor del reactor nuclear de la planta hubiera sufrido daños, tras haber indicado que una fusión podría estar produciéndose en el núcleo.

Cesio radiactivo fue detectado en la zona, lo que prueba que tal fenómeno está produciéndose, según un experto.

Ronda el fantasma de  Chernobyl

 Las horrorosas imágenes que muestran la planta nuclear de Chernobyl tras la explosión, los rescatistas afectados por las radiaciones y las personas que buscaban refugio de las devastadoras consecuencias del accidente nuclear aún están presentes.

La explosión se produjo hace casi 25 años. La cantidad de víctimas fatales que provocó el accidente en el reactor que se encontraba en Ucrania, por entonces perteneciente a la Unión Soviética, sigue generando dudas hasta el día de hoy, ya que las consecuencias de la radiación continúan registrándose hasta la actualidad en grandes partes de la región.

La explosión del 26 de abril de 1986 se produjo a causa de fallas en la construcción y en la operación de la planta que llevaron a una fusión de núcleo y a la detonación de parte del reactor.

Las instalaciones no contaban con un contenedor que resistiera fuertes presiones y el material contenido en el interior del reactor salió disparado en todas direcciones, lo que provocó una expansión de las radiaciones, que tuvieron un efecto mortal en toda la región.

Con las llamas de la explosión, las partículas radiactivas se elevaron varios kilómetros. El viento del sur arrastró esos componentes tóxicos a territorio bielorruso.

En las semanas siguientes, el occidente y el norte de Europa emitieron alertas nucleares. Kiev, metrópoli ucraniana situada a 150 kilómetros al sur de Chernobyl, casi no se vio afectada por la catástrofe. En cambio, la región que lindaba con el reactor sigue estando vedada al paso hasta el día de hoy.

La dimensión real de la catástrofe no fue anunciada sino hasta días después. Entre 500 mil y un millón de personas fueron obligadas a colaborar a paliar las consecuencias del accidente. Se les dio el nombre de “liquidadores”, y en su mayoría eran jóvenes soldados.

Organizados en operativos de algunos minutos de duración, esos hombres que desconocían las dimensiones de la catástrofe construyeron una protección provisoria alrededor el cráter del reactor y se deshicieron del material que había sido irradiado.

Muchos de ellos al poco tiempo mostraron síntomas de graves enfermedades.

Los estudios sobre la cantidad de víctimas de Chernobyl siguen sin arrojar cifras precisas. Poco antes del 20 aniversario de la catástrofe, la Organización Mundial de la Salud publicó un informe que generó grandes críticas entre quienes se oponen al uso de energía nuclear. El informe señalaba que, según lo comprobado, “menos de 50” personas habían muerto

El daño en América  fue de baja intensidad

Los países de América Latina con salida al Pacífico desactivaron ayer las alertas por maremoto tras el impacto menor que tuvo sobre sus costas el fenómeno provocado por el sismo de Japón, que ha dejado cientos de muertos y desaparecidos.

La mayoría de países implicados tomaron medidas para enfrentar la amenaza de tsunami, incluida la evacuación de zonas de riesgo. Salvo algunos daños menores y algunos damnificados, la región sorteó la emergencia sin lamentar pérdidas humanas.

En Chile, el gobierno levantó la alarma de maremoto en todo su territorio y autorizó el regreso de las zonas evacuadas.

“Las personas pueden volver con tranquilidad a sus casas”, dijo la portavoz del gobierno, Ena von Baer.

El oleaje se sintió especialmente en la Isla de Pascua, el norte y sur del país, donde se registraron algunos daños.

En la localidad de Dichato, a unos 400 kilómetros al sur de Santiago, el mar penetró unos 100 metros, y en la isla de Chiloé se presentó una variación del mar de 8 metros, lo que causó daños menores en diez naves y otras 20 quedaron a la deriva, indicó un informe de la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI).

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, que visitó las localidades del sur más dañadas, destacó que el país se encuentra mejor preparado para enfrentar una emergencia de este tipo, después de que el año pasado un sismo y un posterior tsunami, que no fue advertido por los servicios de emergencia, provocaran más de 500 muertos.

En Perú, las olas golpearon con fuerza el distrito costero de San Andrés, provincia de Pisco (sur), afectando a unas 300 viviendas con saldo de 200 damnificados.

Las olas alcanzaron una altura entre 15 centímetros y 1.45 metros, según la dirección de Hidrografía de la Marina de Guerra, que levantó la alerta de maremoto en toda la costa peruana.

Ecuador, que el viernes ordenó evacuar sus costas a casi 243 mil personas, tenía previsto levantar el estado de excepción, tras reportar “daños mínimos” en la provincia insular de Galápagos y otras cinco en la costa del Pacífico.

En Galápagos, a unos mil kilómetros al oeste de la costa ecuatoriana, se registraron inundaciones en zonas urbanas que sólo causaron daños menores.

“Los momentos de mayor riesgo han pasado, los daños han sido mínimos y no hay desgracias personales que lamentar”, dijo el presidente de Ecuador, Rafael Correa.

En Colombia, las olas no superaron los 50 centímetros, por lo que la alerta y la restricción a bañistas y pesqueros fue levantada poco antes de la medianoche del viernes, según Luz Amanda Pulido, directora de Atención y Desastres del gobierno. Tampoco se registraron episodios graves en Centroamérica.

A salvo alcalde mexicano

Una delegación de coahuilenses se  encuentra fuera de peligro luego del sismo de 8.9 grados Richter y un posterior  tsunami que azotó el pasado viernes Japón.

El alcalde de Torreón Eduardo Olmos Castro y el secretario de Fomento Económico de Coahuila, Marcos Durán Flores, viajaron al país asiático para realizar diligencias empresariales.

La delegación también está integrada por empresarios coahuilenses, Salvador Jalife García, Raúl Urtiega, y Armando Carlos, de la Secretaría de Fomento Económico en la entidad, así como dos personas más, informó el director de Comunicación Social del ayuntamiento de Torreón, Luis Reyes Velasco.

Destacó que todos se encuentran bien y a salvo, el terremoto se produjo cuando el grupo viajaba en tren rumbo a Tokio desde Hum.

El convoy pudo continuar su marcha sin que se presentara ningún percance, sin embargo para evitar incidentes fatales, la unidad detuvo su marcha por unos minutos.

El vocero de la alcaldía dijo que el regreso de la delegación comercial se tiene previsto para hoy.

A través de su cuenta de la red social de Facebook, la embajada mexicana en Japón comunicó que enviarán a un equipo de brigadistas para que busquen a connacionales.

Visita nuestro especial: Terremoto y Tsunami en Japón 

2011-03-13 05:00:00

Al menos unas 15 personas resultaron contaminadas con radiactividad cerca de la central nuclear de Fukushima I y otras 160 podrían estar expuestas a las radiaciones, informó ayer la agencia Kyodo.  

Una explosión por la mañana en la planta atómica de Fukushima I, dañada por el devastador sismo de 8.9 grados Richter y posterior tsunami, desató en todo el mundo el miedo a una catástrofe nuclear similar a la de Chernobyl y provocó el desalojo de 200 mil personas de las zonas cercanas a la planta y de otras instalaciones nucleares.

También se informó que otros 30 mil habitantes fueron desplazados por encontrarse en las inmediaciones de Fukushima II.

Según la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), las regiones evacuadas tienen un radio de 20 kilómetros en torno a Fukushima I y de 10 kilómetros alrededor de Fukushima II. La medida aún no está finalizada, indicó.

Tepco, empresa que opera la planta, intentaba desde las 20:20 hora local rodear el reactor con una mezcla de agua de mar y ácido bórico para evitar la temida fusión de núcleo.

El ácido bórico absorbe neutrones y ayuda a detener una reacción en cadena que podría producirse en el reactor. Llenar los espacios necesarios con esa mezcla podría llevar hasta diez horas y unos diez días se requerirían para refrigerar los reactores sobrecalentados.

Crece cifra de víctimas

Japón cifró ayer en unos mil 800 los muertos tras el devastador terremoto de 8.9 grados y el tsunami del viernes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) habló por su parte de 621 cadáveres y de 645 personas desaparecidas.

La catástrofe ha dejado a 210 mil personas sin viviendas. Sólo en la provincia de Miyagi, una de las más afectadas, sigue sin haber rastro de unos nueve mil 500 habitantes, según las autoridades niponas.

La explosión en la central nuclear de Fukushima I (Daiichi) hizo crecer en tanto el miedo a una desastre nuclear, sobre todo en los países occidentales. Parte de la cubierta del edificio que alberga el reactor atómico de la central se vino abajo, según las imágenes de televisión nipona NHK.

Los escombros fueron proyectados al exterior. En la televisión se podían ver grandes columnas de humo en la zona. La compañía administradora de la instalación informó más tarde que no se habían producido grandes daños en la carcasa y descartó una fuga radiactiva de grandes dimensiones.

Tres personas que residen cerca de la central resultaron contaminadas con radiactividad, dijo  la agencia Kyodo.

El primer ministro Naoto Kan, por su parte, se mostró preocupado por el accidente, pero evitó hablar de un caso de fusión del núcleo de la central. El gobierno, sin embargo, amplió el radio de evacuación en torno a las centrales nucleares de Fukushima I y II, de 10 a 20 kilómetros.

La tierra, por otro lado, seguía moviéndose ayer en Japón. Científicos del Centro de Investigación Geológica de Estados Unidos registraron 25 temblores de magnitud superior a 6.0 en la escala de Richter en el país asiático en el transcurso del día y 150 réplicas más leves.

Los sismos hicieron crecer el pánico entre la población, incluso en regiones alejadas del epicentro.

Las fuerzas de rescate seguían trabajando incesantemente en la búsqueda de supervivientes en los edificios que colapsaron en muchas ciudades inundadas.

Las Fuerzas de Autodefensa de Japón (SDF) y otros equipos de rescate están siendo enviados a las regiones afectadas.

El gobierno desplegó más de 50 mil efectivos de rescate, 190 aviones y 25 barcos en las áreas dañadas por el terremoto y tsunami en el noreste del país, informaron funcionarios japoneses

Las SDF trabajaban en conjunto con los militares estadunidenses estacionados en Japón para transportar unos 900 soldados nipones y 250 vehículos con barcos norteamericanos, añadieron fuentes oficiales.

El saldo momentáneo de la tragedia era devastador un día después de la desgracia.

Miles de casas quedaron devastadas, varios puentes colapsaron, los servicios de autobuses y trenes fueron suspendidos y muchas permanecieron cerradas.

El terremoto afectó las redes de telefonía móvil y fija.

Imágenes de televisión mostraron pueblos pesqueros arrasados y ciudades llenas de basura y escombros en las calles, después de que las olas del tsunami llegaran hasta cinco kilómetros tierra adentro en algunas áreas. Muchas personas pasaron la noche en los tejados de sus viviendas, pese al frío.

En la ciudad de Rikuzen Takata, una de las más afectadas, unas cinco mil  de ocho mil viviendas quedaron destrozadas. Algunos expertos ya comparaban la destrucción a la del terremoto y el tsunami que azotaron Indonesia en diciembre de 2004, con un saldo final de más de 200 mil muertos.

Un equipo de la ONU, compuesto por siete expertos en coordinación y evaluación en casos de catástrofes, se prepara para partir a Japón, confirmó la portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de esa organización,
Elisabeth Byrs.

Varios países, entre ellos Estados Unidos, Australia, Gran Bretaña, Nueva Zelanda y Corea del Sur, ya han movilizado equipos de rescate a Japón.

Hoy ya por la mañana, una intensa réplica sacudió el área de Tokio. En la propia capital se tambalearon los rascacielos.

Una planta marcada por averías

La historia de la planta nuclear de Fukushima, ubicada 200 kilómetros al noreste de Tokio, está marcada por varias averías.

Un terremoto en junio de 2008 causó un vertido de líquido radiactivo de una balsa con barras de combustible usadas. En 2006 se fugó vapor radiactivo de un conducto y en 2002 se descubrieron fisuras en varias tuberías de agua.

Dos años antes se había tenido que desactivar un reactor debido a un agujero en una barra de combustible. También en 1997 y en 1994 hubo incidentes en los que la planta emitió radiactividad en menor escala.

La compañía administradora Tokio Electric Power Co. (Tepco) tuvo también que reconocer en septiembre de 2002 que había manipulado durante años informes sobre daños, en un escándalo en el que varios directivos se vieron forzados a dimitir.

Las instalaciones de Fukushima 1 (Daiichi) empezaron a operar en marzo de 1971. La planta cuenta con seis reactores de agua en ebullición, lo que la convierte en una de las más grandes del mundo. La instalación vecina de Fukushima 2 (Daini) trabaja con cuatro reactores de agua en ebullición desde abril de 1982.

Las plantas, ubicadas directamente al lado del mar, están separadas por una distancia de 12 kilómetros.

Ciudad bajo riesgo

 Fukushima está ubicada en Honshu, la principal isla del archipiélago japonés, y es la tercera ciudad en la prefectura del mismo nombre. En ella vivían en octubre de 2010 unas 292 mil personas.

Fukushima es considerada un centro industrial y comercial y está a hora y media de Tokio con el tren bala, el Shinkansen. La región es también conocida por los cultivos de arroz y frutas, así como por el destilado de arroz “sake” y por sus más o menos 130 aguas termales.

Le llueven críticas a primer ministro

TOKIO, 13 de marzo.–El primer ministro japonés, Naoto Kan, recibió fuertes críticas hoy (domingo)por la reacción de su gobierno, considerado muy lento, tras la explosión en una central nuclear afectada por el sismo del pasado viernes.

“La manera en que el gobierno ha tenido que dar información da que pensar”, estimó el diario más importante de Japón, Yomiuri, en un editorial.

En la central Fukushima 1, una explosión destruyó el techo y las paredes del lugar donde se encontraba el reactor número 1 aunque sin dañar el contenedor del reactor.

Yomiuri subrayó que el gobierno tardó cinco horas en facilitar todas las informaciones tras la explosión que provocó gran inquietud en la población local.

El diario de centro-izquierda Asahi Shimbun criticó la lentitud de las autoridades para ampliar el perímetro de seguridad alrededor de la central y ordenar la evacuación de la población.

El diario Mainichi también criticó al operador de la central, Tokyo Electric Power (Tepco), por las medidas insuficientes previstas en este tipo de accidente.

El sistema de refrigeración de otro reactor de la central Fukushima 1 no funcionaba hoy (domingo) y el operador temía un riesgo de explosión.

Por su parte, el gobierno de Japón hizo un llamado a la calma mientras investiga las circunstancias de la explosión ocurrida ayer en una planta nuclear de Fukushima (norte de Tokio) dañada por un sismo  y un posterior tsunami el pasado viernes.

 “El impacto puede ser devastador”

Un experto nuclear estadunidense dijo que el accidente ocurrido ayer en un reactor nuclear de Japón es uno de los tres peores de la historia si es detenido ya, y que de lo contrario podría desembocar en un “desastre absoluto”.

“Esto va a pasar a la historia como uno de los tres peores incidentes nucleares si se detiene ahora”, dijo Joseph Cirincione, director de Ploughsares Fund, organismo dedicado a evitar la proliferación de armas nucleares.

Pero “si continúa, si no logran controlarlo” y “se pasa de una fusión parcial del núcleo a una fusión completa, esto será un desastre absoluto”, agregó.

Los temores de un accidente nuclear grave aumentaban tras la explosión en la central nuclear, situada a 250 kilómetros de Tokio, al día siguiente del terremoto seguido de un maremoto que causó según estimaciones más de mil 800 muertos y desaparecidos.

La central de Fukushima 1 sufrió una serie de problemas desde que el terremoto y sus réplicas perturbaron los circuitos de enfriamiento.

Un nivel de radiactividad mil veces superior al normal fue detectado por la mañana en la sala de control del reactor, pero el contenedor del reactor no resultó dañado, según la firma Tokyo Electric Power (Tepco) que administra la central.

La Agencia Japonesa de Seguridad Nuclear e Industrial dijo descartar que el contenedor del reactor nuclear de la planta hubiera sufrido daños, tras haber indicado que una fusión podría estar produciéndose en el núcleo.

Cesio radiactivo fue detectado en la zona, lo que prueba que tal fenómeno está produciéndose, según un experto.

Ronda el fantasma de  Chernobyl

 Las horrorosas imágenes que muestran la planta nuclear de Chernobyl tras la explosión, los rescatistas afectados por las radiaciones y las personas que buscaban refugio de las devastadoras consecuencias del accidente nuclear aún están presentes.

La explosión se produjo hace casi 25 años. La cantidad de víctimas fatales que provocó el accidente en el reactor que se encontraba en Ucrania, por entonces perteneciente a la Unión Soviética, sigue generando dudas hasta el día de hoy, ya que las consecuencias de la radiación continúan registrándose hasta la actualidad en grandes partes de la región.

La explosión del 26 de abril de 1986 se produjo a causa de fallas en la construcción y en la operación de la planta que llevaron a una fusión de núcleo y a la detonación de parte del reactor.

Las instalaciones no contaban con un contenedor que resistiera fuertes presiones y el material contenido en el interior del reactor salió disparado en todas direcciones, lo que provocó una expansión de las radiaciones, que tuvieron un efecto mortal en toda la región.

Con las llamas de la explosión, las partículas radiactivas se elevaron varios kilómetros. El viento del sur arrastró esos componentes tóxicos a territorio bielorruso.

En las semanas siguientes, el occidente y el norte de Europa emitieron alertas nucleares. Kiev, metrópoli ucraniana situada a 150 kilómetros al sur de Chernobyl, casi no se vio afectada por la catástrofe. En cambio, la región que lindaba con el reactor sigue estando vedada al paso hasta el día de hoy.

La dimensión real de la catástrofe no fue anunciada sino hasta días después. Entre 500 mil y un millón de personas fueron obligadas a colaborar a paliar las consecuencias del accidente. Se les dio el nombre de “liquidadores”, y en su mayoría eran jóvenes soldados.

Organizados en operativos de algunos minutos de duración, esos hombres que desconocían las dimensiones de la catástrofe construyeron una protección provisoria alrededor el cráter del reactor y se deshicieron del material que había sido irradiado.

Muchos de ellos al poco tiempo mostraron síntomas de graves enfermedades.

Los estudios sobre la cantidad de víctimas de Chernobyl siguen sin arrojar cifras precisas. Poco antes del 20 aniversario de la catástrofe, la Organización Mundial de la Salud publicó un informe que generó grandes críticas entre quienes se oponen al uso de energía nuclear. El informe señalaba que, según lo comprobado, “menos de 50” personas habían muerto

El daño en América  fue de baja intensidad

Los países de América Latina con salida al Pacífico desactivaron ayer las alertas por maremoto tras el impacto menor que tuvo sobre sus costas el fenómeno provocado por el sismo de Japón, que ha dejado cientos de muertos y desaparecidos.

La mayoría de países implicados tomaron medidas para enfrentar la amenaza de tsunami, incluida la evacuación de zonas de riesgo. Salvo algunos daños menores y algunos damnificados, la región sorteó la emergencia sin lamentar pérdidas humanas.

En Chile, el gobierno levantó la alarma de maremoto en todo su territorio y autorizó el regreso de las zonas evacuadas.

“Las personas pueden volver con tranquilidad a sus casas”, dijo la portavoz del gobierno, Ena von Baer.

El oleaje se sintió especialmente en la Isla de Pascua, el norte y sur del país, donde se registraron algunos daños.

En la localidad de Dichato, a unos 400 kilómetros al sur de Santiago, el mar penetró unos 100 metros, y en la isla de Chiloé se presentó una variación del mar de 8 metros, lo que causó daños menores en diez naves y otras 20 quedaron a la deriva, indicó un informe de la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI).

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, que visitó las localidades del sur más dañadas, destacó que el país se encuentra mejor preparado para enfrentar una emergencia de este tipo, después de que el año pasado un sismo y un posterior tsunami, que no fue advertido por los servicios de emergencia, provocaran más de 500 muertos.

En Perú, las olas golpearon con fuerza el distrito costero de San Andrés, provincia de Pisco (sur), afectando a unas 300 viviendas con saldo de 200 damnificados.

Las olas alcanzaron una altura entre 15 centímetros y 1.45 metros, según la dirección de Hidrografía de la Marina de Guerra, que levantó la alerta de maremoto en toda la costa peruana.

Ecuador, que el viernes ordenó evacuar sus costas a casi 243 mil personas, tenía previsto levantar el estado de excepción, tras reportar “daños mínimos” en la provincia insular de Galápagos y otras cinco en la costa del Pacífico.

En Galápagos, a unos mil kilómetros al oeste de la costa ecuatoriana, se registraron inundaciones en zonas urbanas que sólo causaron daños menores.

“Los momentos de mayor riesgo han pasado, los daños han sido mínimos y no hay desgracias personales que lamentar”, dijo el presidente de Ecuador, Rafael Correa.

En Colombia, las olas no superaron los 50 centímetros, por lo que la alerta y la restricción a bañistas y pesqueros fue levantada poco antes de la medianoche del viernes, según Luz Amanda Pulido, directora de Atención y Desastres del gobierno. Tampoco se registraron episodios graves en Centroamérica.

A salvo alcalde mexicano

Una delegación de coahuilenses se  encuentra fuera de peligro luego del sismo de 8.9 grados Richter y un posterior  tsunami que azotó el pasado viernes Japón.

El alcalde de Torreón Eduardo Olmos Castro y el secretario de Fomento Económico de Coahuila, Marcos Durán Flores, viajaron al país asiático para realizar diligencias empresariales.

La delegación también está integrada por empresarios coahuilenses, Salvador Jalife García, Raúl Urtiega, y Armando Carlos, de la Secretaría de Fomento Económico en la entidad, así como dos personas más, informó el director de Comunicación Social del ayuntamiento de Torreón, Luis Reyes Velasco.

Destacó que todos se encuentran bien y a salvo, el terremoto se produjo cuando el grupo viajaba en tren rumbo a Tokio desde Hum.

El convoy pudo continuar su marcha sin que se presentara ningún percance, sin embargo para evitar incidentes fatales, la unidad detuvo su marcha por unos minutos.

El vocero de la alcaldía dijo que el regreso de la delegación comercial se tiene previsto para hoy.

A través de su cuenta de la red social de Facebook, la embajada mexicana en Japón comunicó que enviarán a un equipo de brigadistas para que busquen a connacionales.

Visita nuestro especial: Terremoto y Tsunami en Japón 

2011-03-13 05:00:00

Tomado de Excelsior

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias de Interés, Noticias de Urgencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s