Fukushima emite radiación atómica como Chernobyl


Miles de personas están siendo revisadas para verificar que no hayan sido expuestas a altas dosis de radiación emanadas de los reactores nucleares de la planta eléctrica de Fukushima, a causa del terremoto del 11 de marzo. -The Asossiated Press

 

Uno de los reactores de la planta nuclear se quedó sin agua

PARIS/TOKIO – La tarde del miércoles, cinco días después del terremoto de 9 grados y posterior tsunami que devastaron el litoral de cuatro provincias en el noreste de Japón, expertos advirtieron que la piscina de combustibles usados del reactor número 4 de la central eléctrica de Fukushima podía secarse. Y que si eso llegaba a ocurrir, comenzaría a producir emisiones de radiactividad del mismo volumen que las de Chernobyl. Las malas noticias se cumplieron horas más tarde y el mundo está siendo testigo de una hecatombe.

Las barras de combustible utilizadas en el reactor número 4 siguen produciendo mucho calor. Se hallan en una piscina situada en la parte superior del reactor detenido para su manutención mucho antes del sismo y del maremoto.

Después de dos incendios en el edificio donde está el reactor, la piscina se encuentra ya “casi al aire libre” y una elevada radiación se escapa, según destacó un responsable del Instituto francés de radioprotección y de la seguridad nuclear (IRSN), Thierry Charles.

El comienzo de la fusión

La alta temperatura causó la evaporación y tsunami destruyó los tanques de combustible que alimentaban el sistema de ductos de agua que mantenían llena la piscina. Las emisiones de radiactividad se van directamente a la atmósfera.

Poco antes de confirmarse la evaporación de la piscina, Charles explicó que como en un calentador eléctrico de agua cuya resistencia se fundió por falta de agua, las barras de combustible se rompen  y el forro de zirconium que rodea las pastillas de combustible se oxida rápidamente, como un fósforo que se inflama.

En la peor de las situaciones, los expertos agregaron que si el combustible degradado se encuentra al aire libre, la radiación en Fukushima sería tal que “podría impedir el acceso al lugar donde hay otros cinco reactores”.

“No hay agua”

El jefe de la Comisión Reguladora Nuclear dijo el miércoles que se agotó el agua en uno de los depósitos de combustible en la planta nuclear Fukushima Dai-ichi, lo que significa que no hay nada para impedir el aumento de la temperatura en las barras de combustible.

Esto llevaría a una fusión nuclear. La protección exterior de las barras también podría encenderse con suficiente fuerza como para lanzar el combustible nuclear dentro de un área extensa.

Gregory Jaczko no dijo cómo obtuvo la información, pero la comisión y el Departamento de Energía de Estados Unidos cuentan con expertos en la planta de Fukushima Dai-ichi, que tiene seis reactores.

Agregó que las autoridades creen que los niveles de radiación son extremadamente altos y que podrían afectar las posibilidades de los trabajadores para impedir que sigan aumentando las temperaturas.

Mensaje del Emperador

El emperador Akihito expresó el miércoles preocupación por el carácter “imprevisible” de la crisis nuclear que golpea a Japón, y que no deja de agravarse, tras el sismo y el tsunami que mataron a miles de personas y dejaron a 500 mil personas sin hogar.

El emperador se dirigió a sus súbditos por televisión tras una serie de nuevos incidentes en la central nuclear de Fukushima 1 (250 km al noreste de Tokio) y de un aumento de la radiactividad en la zona.

Las autoridades niponas están en todos los frentes, para tratar de evitar un desastre nuclear, un empeoramiento de la situación humanitaria en las zonas siniestradas y el derrumbe de la tercera economía mundial, semiparalizada por esas hecatombes.

Miles de desaparecidos

Tan solo en Ishinomaki (prefectura de Miyagi) habría 10 mil desaparecidos, indicó el alcalde de esa localidad, citado por la agencia de noticias Kyodo.

La televisión NHK había reportado el sábado pasado otros 10 mil desaparecidos en el puerto de Minamisanriku, de la misma región.

En Tokio, que desde el terremoto del viernes funciona a ritmo lento, la población mantenía la calma, pese a una réplica de magnitud 6 que este miércoles al mediodía hizo temblar los edificios.

Los tokiotas estaban sobre todo aliviados por el hecho de que los vientos soplasen hacia el Pacífico, dispersando en esa dirección la radiactividad.

La dirección de los vientos es observada también con suma atención por países vecinos, como China y Rusia, o por Estados Unidos del otro lado del océano.

Control de alimentos

También se disparó la preocupación por la cadena alimentaria. La Comisión Europea recomendó a los Estados miembros de la Unión Europea controlar el nivel de radiactividad de los alimentos importados de Japón.

Los accidentes en Fukushima ya llevaron a varios países a replantearse el desarrollo de su sector nuclear civil. Alemania anunció el cierre inmediato por tres meses de los siete reactores en servicio desde antes de 1981.

El ministro español de Industria, Miguel Sebastián, anunció “una revisión de los sistemas de seguridad de todo el país”.

Las catástrofes asestaron un duro golpe a la tercera economía mundial, paralizando a muchas empresas que podrían tener su nota degradada, según advirtió la agencia de calificación financiera Standard and Poor’s.

Así y todo, la bolsa de Tokio subió el miércoles 5,68%, recuperándose en parte de los derrumbes sufridos en las sesiones del martes (-10,55%) y del lunes (-6,18%).

De su lado, la Bolsa de Nueva York terminó en fuerte baja este miércoles: el Dow Jones perdió 2,03% y el Nasdaq 1,85%.

ONU vigila de cerca

El jefe del organismo nuclear de Naciones Unidas, Yukiya Amano, habló de un situación “muy seria” y dijo que planeaba partir a Tokio este jueves.

Cuando le preguntaron si la situación estaba fuera de control, Amano contestó: “es difícil de decir.”

Otro funcionario de alto rango de la agencia sugirió que la planta nuclear Fukushima Dai-ichi habría podido resistir el devastador terremoto del viernes si este no hubiera desencadenado el gigantesco tsunami que inutilizó su sistema de enfriamiento.

No está claro lo que Amano espera conseguir con su visita; él reconoció que no tiene una agenda preparada o una lista de personas con quienes reunirse.

Aunque dijo que probablemente se quedará en Tokio, agregó: “ciertamente tendré contacto con las personas que están trabajando allá que enfrentaron el accidente, y podré tener información de primera mano”.

Molestos con Japón

Su anuncio parece parcialmente motivado por el creciente malestar entre los 35 países en la junta de la agencia que se han quejado de que la información que sale de Japón sobre el desastre nuclear es demasiado lenta y carece de detalles.

El propio Amano exteriorizó cierto malestar con la información que llega a su equipo de operaciones de emergencia en la sede principal del OIEA en Viena.

Amano ha sido cuidadoso al evitar exagerar la situación, con sus comentarios decididamente discretos desde que el terremoto y tsunami del viernes desbordaron los sistemas operativos en Fukushima Dai-ichi y desataron la crisis nuclear que empeora rápidamente.

Pero al contestar que es “difícil de decir” si los eventos están fuera de control, es lo más cerca que ha estado a admitir que los mejores esfuerzos de los equipos de emergencia, de los operarios de la planta y las autoridades gubernamentales podrían ser insuficientes suficientes para prevenir que el desastre se intensifique.

“No es momento de decir que las cosas están fuera de control”, dijo. “Los operadores están haciendo su máximo esfuerzo para restablecer la seguridad de los reactores.”

Miedo nuclear

La crisis nuclear japonesa repercutió en otros países nucleares: China dijo que suspenderá la aprobación de nuevas plantas nucleares y legisladores franceses interrogaron a los ejecutivos de la energía nuclear sobre la seguridad de sus reactores.

Algunos gobiernos interrumpieron, al menos por ahora, su futuro nuclear mientras crecían las preocupaciones en todo el mundo sobre la seguridad de los reactores. Los trabajadores de emergencia japoneses trabajan desesperadamente para enfriar los reactores recalentados después de una serie de explosiones y filtraciones de radiación en una planta nuclear averiada por un terremoto y una ola gigantesca la semana pasada.

El gabinete chino dijo que el gobierno suspenderá la aprobación de estaciones de energía nuclear para permitir una revisión de sus normas de seguridad. El Consejo Estatal dijo en una declaración, tras una reunión el miércoles, que ordenó a los departamentos relevantes hacer inspecciones de seguridad en las plantas nucleares en funcionamiento y en construcción.

La suspensión y controles de seguridad permitirán a los líderes comunistas aliviar las preocupaciones públicas sobre la seguridad de la energía nuclear sin afectar los planes de duplicar la proporción nuclear sobre el total de energía producida en China para el 2020.

Un alto funcionario dijo esta semana que los problemas en Japón no impedirán que China expanda su generación de energía nuclear.

China tiene 13 plantas nucleares en uso y planea agregar centenares más. El gobierno se ha concentrado en la generación de energía limpia, incluso solar, hidráulica, eólica y nuclear, como un medio de reducir la dependencia nacional del carbón, un gran contaminante.

París investiga

En Francia, los titulares de ambas cámaras del Parlamento ordenaron una investigación legislativa sobre “el futuro de la industria nuclear francesa”.

Una reunión de emergencia prevista para el miércoles en la cámara baja debía incluir a los directores de los constructores de reactores nucleares Areva y Electricite de France, el mayor operador mundial de plantas nucleares.

Francia fue uno de los pocos países que siguió desarrollando la energía nuclear después de Chernobyl. Depende más de la energía nuclear que cualquier otra nación y sus compañías comercializan tecnología nuclear en el mundo, incluso a China, Japón y Estados Unidos.

Las autoridades energéticas de la Unión Europea accedieron el martes a aplicar pruebas de presión a las plantas en el bloque de 27 naciones, y Alemania dispuso desactivar siete reactores viejos.

En España, el jefe del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero dijo a la prensa el miércoles que se han encomendado estudios para determinar la vulnerabilidad de las seis plantas nucleares a terremotos o inundaciones.

Europa ofrece ayuda

Un grupo europeo que practica trasplantes de médula ósea se ofreció el miércoles a tratar a los trabajadores japoneses de emergencia que podrían haber quedado expuestos a una peligrosa radiación por los reactores nucleares averiados.

“Japón es más competente que cualquier país europeo en lo que respecta al tratamiento de la radiación”, afirmó Ray Powles, director del comité del accidente nuclear para el Grupo Europeo para Trasplantes de Médula Osea. “Pero ahora está lidiando con demasiados problemas y por eso extendemos este ofrecimiento y estamos listos para ayudar si lo solicita”.

Marc Stoll, un vocero del Comité Internacional de la Cruz Roja en Ginebra, dijo que la Cruz Roja japonesa ha dicho que hasta ahora no necesita ayuda con donaciones de sangre o médula ósea.

Los médicos dicen que hay un período breve después que la gente queda expuesta a la radiación en el cual se puede evaluar a los pacientes que necesitan tratamiento extenso o un trasplante de médula ósea.

“Después que una persona ha recibido radiación, pasan de tres a cuatro días antes de que queden sujetos a complicaciones severas”, explicó Powles. “En ese momento pueden ser colocados en un vuelo a Europa si las instalaciones japonesas están saturadas”.

Centros bajo alerta

Powles agregó que 500 centros de trasplante de médula ósea en 27 países europeos han sido puestos en alerta y podrían tratar de 200 a 300 pacientes de ser necesario. Agregó que el grupo ha formulado su oferta a funcionarios japoneses y a la Organización Mundial de la Salud.

El grupo europeo con sede en Maastricht, Holanda, trazó inicialmente sus planes de emergencia para responder a una amenaza de radiación después de ataques terroristas y del desastre nuclear de Chernobyl.

La radiación típicamente mata muchas células de la médula ósea, lo que puede debilitar el sistema inmunológico dejando a los pacientes vulnerables a infecciones y a otros problemas de salud.

Powles dijo que los médicos europeos no se ofrecían a efectuar los trasplantes de médula ósea sino a tratar a pacientes japoneses con tratamiento de apoyo como antibióticos hasta que el trasplante fuese posible.
Corrida por comprar pastillas de yodo en EEUU por crisis nuclear japonesa.

© 2011 Univision Communications Inc.

Tomado de Univision Noticias

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s