MARCOS WITT Y EL “ÉXITO” por Ps. Miguel Rosell


Análisis valiente sobre una realidad que está dañando la iglesia: el falso sentido del “éxito”

Por Miguel Rusell

Índice del Tema

  • 1. ¿Qué está pasando en lo que denominamos iglesia?  
  • 2. El asunto del éxito
  • 3. Poniendo ejemplo claros 
  • 4. Marketing vs Evangelio  
  • 5. Marcos Witt y el “poder de la afirmación” 
  • 6. Resumiendo 

La Biblia dice: 

“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?”(2 Corintios 6: 14). Marcos Witt dice: “Soy un líder puente pues hay dos clases de líderes: los que construyen puentes y los que construyen paredes…  Yo nunca he tenido una agenda proselitista… No creo que la meta sea que vayan a nuestras iglesias sino que vayan al cielo… este es el motivo por el cual muchos católicos vienen a mis conciertos pues no soy de los que insta a que tienen que abandonar ciertas prácticas o religión…”(1) (énfasis mío)

Marcos Witt es muy conocido, no sólo entre evangélicos, sino entre católico romanos. Este hombre que dice de sí mismo ser “un embajador”, que viaja “por todos los continentes uniendo la iglesia” (2), pretende trasladarnos un tipo de evangelio y una manera de entenderlo que, según él, debería encajar bien en todo lo que se denomina cristianismo. No es así. Y no obstante – tantos – tanto todavía lo toleran, y aún lo defienden…Muchos todavía desconocen. A ellos principalmente me dirijo con este estudio.

1. ¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN LO QUE DENOMINAMOS IGLESIA?

“y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios” (Romanos 8:8). En el mundo eclesial, de entre los muchos que toleran el error y el consiguiente aumento de la apostasía por parte de los falsos maestros, están los que en aras de lograr un gran éxito, crecimiento y expansión del cristianismo,  hacen la vista gorda ante las propuestas y actuaciones anticristianas dentro de lo comúnmente llamado “evangélico” (Ef. 5: 11) – estos por un lado – y por otro lado, están los que por manifiesta ignorancia de la Escritura, se mantienen en dicha corriente, además, con júbilo y supuesto gran gozo, sin percatarse de nada por causa de su ingenuo desconocimiento. Estos últimos son advenedizos perennes (2 Ti. 3: 7)

Los dos tipos, los resumo del modo siguiente:

  • 1) Los voluntariamente ciegos.
  • 2) Los ignorantes de la Escritura.

Tanto unos como otros, en su generalidad, necesariamente no suponen grandes nombres dentro del mundillo evangélico, básicamente son sólo conocidos a nivel local, poco más, pero tienen una gran influencia sobre muchos creyentes profesantes porque son muchísimos en todas partes. Evidentemente, estoy hablando, no sólo de ovejas, sino de una infinidad de pastores y diferentes ministros.

Tanto para unos como para los otros, en definitiva, el fin justifica los medios.

Para todos ellos, de hecho, no importa lo que la Escritura diga; es más importante el éxito del evangelio que, en definitiva, la voluntad de Dios claramente expresada en las Escrituras. No buscan tanto la voluntad de Dios, más que buscan el éxito”. Esa palabra: “éxito” inunda sus bocas como nunca antes en la historia eclesial. Si a un creyente implicado en esta actual corriente de éxito le preguntáramos, algo así como: “¿Qué es lo más importante para usted en esta vida?” Sin duda su respuesta sería: “Lo más importante para mí en esta vida es cumplir con el potencial que está dentro de mí. Conquistar los sueños…Yo he sido creado para conquistar…”

Pero si le preguntamos a un cristiano que de veras ama a Dios y conoce la Escritura, haciéndole la misma pregunta, su respuesta sería otra. Sería: “Lo más importante para mí en esta vida es cumplir con la voluntad de Dios”. ¡Nótese la enorme diferencia! Lo primero es lección aprendida; lo segundo es convicción del Espíritu.

“Portada del libro de Dante Gebel “Destinado al éxito”.

“Portada del libro de Dante Gebel “Destinado al éxito”. Pero no es el éxito conforme a la voluntad de Dios, sino que se trata de “alcanzar los sueños de uno”. Es falso cristianismo”

 

 

2. EL ASUNTO DEL ÉXITO

“Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo”(Gálatas 1: 10). El asunto aquí es acerca del entendimiento que podemos llegar a tener acerca del concepto éxito(palabra que por cierto, no encontramos en el N.T.) En el diccionario encontramos que éxito (del latín exitus, que significa salida), se define como: “Buena aceptación que tiene alguien o algo”. Por lo tanto es un asunto tremendamente aleatorio, ya que esa “buena aceptación” sería siempre conforme al entendimiento u opinión de cada quien. Pero como cristianos, ¿Cómo deberíamos entender el éxito en el contexto de fe y obra cristianas? Tomemos una expresión que en los últimos años se está oyendo por todas partes dentro de lo “evangélico”: líderes de éxito”. Según este concepto, tan manido ya, ser líder de éxito significa lograr lo que se emprende; obtener reconocimiento; conseguir los objetivos… ¡nada diferente a lo que se esperaría de un líder empresarial o político! En la contraportada del libro del “líder de éxito”,  César Castellanos,  “Sueña y ganarás el mundo”, leemos:“César y Claudia han logrado todo lo que han emprendido, y son reconocidos mundialmente…” Este es el sentido de ser “líderes de éxito” en lo “evangélico”…

Contrariamente, tenemos tantos ejemplos bíblicos y extra bíblicos de verdaderos hombres y mujeres de Dios que no tuvieron ese tipo de éxito, ya que no consiguieron lo que humanamente se pudieran haber propuesto, no obstante, sí tuvieron el éxito que Dios determinó que tuvieran (y ese es el que realmente vale). El apóstol Pablo al final de sus días, prisionero en Roma, encadenado y abandonado por casi todos, exclamó: “Yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. 7 He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. 8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida”(2 Ti. 4: 6-8). Pablo comprendió que el éxito en su ministerio no era conforme el hombre lo entiende, sino como Dios lo quiere.

“Según “America Showbitz”, Marcos Witt ha invitado al famoso y mundano cantante Ricky Martin a grabar con él un canto evangélico en su próximo disco. Otro ejemplo del “éxito”” (3)

3. PONIENDO EJEMPLO CLAROS

“Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos” (Judas 3). En este artículo voy a poner algunos ejemplos, que espero nos vayan a ayudar a comprender mejor todas estas cosas.  Aunque seguiré mencionando nombres, como el de Marcos Witt, no pretendo con ello degradar a nadie, sino exponer hechos, de manera que nos ayude a apartarnos del error (1 Ti. 1: 20). …Y todo ello a pesar de que muchos se opongan.

Un conocido ministro a nivel local (y por tanto no desvelaré aquí su nombre), ante uno de mis emails, me respondió exigiéndome que le borrara de mi lista de envíos de correo electrónico, ya que, según él, no dejo de “descalificar a diestra y siniestra”. Justamente ese es el problema. Bien, si para ese hombre, ciego a voluntad, analizar lo que enseñan ciertas personas públicas a la luz de la Biblia, y luego decirlo es  “descalificar a diestra y siniestra”, pues esa será su opinión, pero no vale ante la Escritura. Este varón y los que son como él, han olvidado Judas 3, 4. Han olvidado lo que significa ser atalaya.

Pero es conforme a lo que ya vengo argumentando: o bien hacen la vista gorda, o bien ignoran la Escritura… y todo en aras de la “unidad”, el éxito del evangelio, y la consecución del “gran avivamiento” que siempre está para llegar (y nunca viene), etc. etc.

En cuanto a esto último, y contrariamente a lo que la Escritura enseña, desde hace aproximadamente veinte años para aquí, innumerables llamados profetas y profetisas se han levantado declarando “en el nombre del Señor”, que un gran avivamiento mundial y su consiguiente reforma mundial, barrerá  la tierra, y la iglesia “conquistará las naciones para Cristo”. Esto  último – aseguran –  constituye el llamamiento de muchos ministerios e iglesias (4). Este posicionamiento pseudo escatológico/teológico, proveniente del amilenarismo principiado por Agustín de Hipona y el romanismo en su versión moderna, el postmilenarismo, ha cautivado la mente y los corazones de miles y miles, porque implícito en él, está ese sentido del “éxito aludido.

  • Es lógico – según la simple lógica humana – preferible creer en la “conquista de las naciones para Cristo”, todas ellas entregándose voluntariamente a Cristo, que aceptar la ejecución de Su sentencia contra ellas (Ap. 10: 11; 11: 18; Salmo 2: 1-5; etc.).
  • Es preferible (según la simple lógica humana), creer que ahora la Iglesia es triunfante y reina en este mundo (¿?) y que ya recibe toda su herencia aquí y ahora, a aceptar que “todavía no se ha manifestado lo que hemos de ser”, y que no será así sino hasta que “Él se manifieste” (1 Juan 3: 2).
  • Es preferible creer que la “unidad de los cristianos” provocará el gran avivamiento mundial (mal interpretando Juan 17: 23), a creer que la única unidad que vale, es la del Espíritu (Efesios 4: 3) y no la nuestra, y que cuando el Señor regrese, no encontrará fe en la tierra (Lc. 18: 8; 17: 26, 28)

Pero claro, todo esto rezuma FRACASO, y es contrario al éxito desde un punto de vista humano. En realidad, si nos damos cuenta, toda esta manifestación triunfalista de un evangelio que va a transformar este mundo conforme al entendimiento comentado, no se corresponde en absoluto con la verdad revelada en las Escrituras, sino que sólo procede de la imaginación, fantasía y deseo de aquellos que en definitiva pretenden agradar a Dios, sin dejar de agradarse a sí mismos (porque esperan desarrollar su potencial…)  Son buscadores del “éxito” conforme en definitiva el mundo lo entiende.

Son buscadores de ese crecimiento numérico, del cual la Biblia no habla, pero que ha estado y está en boca de todos esos falsos profetas y falsos apóstoles de turno de continuo por años… y sigue.

Para ellos, y de hecho, el “éxito” del evangelio, se mide en resultados, y esos resultados tienen mucho que ver con la gran cantidad de gente que se llegare a declarar cristiana profesante en un país o ciudad, y sobre todo, con la cantidad de gente que llegare a llenar sus templos, a poder ser, varias veces los domingos.Al respecto de esto último, Marcos Witt se expresó de la siguiente manera: 

 
“Hay líderes que se encierran y otros que rompen muros… Cuando de pronto se me da la oportunidad de pastorear, pude ver los resultados. Ninguna iglesia hispana en los Estados Unidos ha crecido tan rápido como la nuestra. Sigue creciendo cada semana. Dios me ha sorprendido con esa gracia que me ha dado como pastor. No me he sentido frustrado ha sido uno de los deleites más grandes que he encontrado en mi vida”. (5)

La pregunta que nos hacemos es: ¿Cuántos realmente convertidos y verdaderos discípulos de Cristo habrá en ese crecimiento de la apóstata iglesia de Joel Osteen (Lakewood Church), que es la iglesia pastorea Witt en el área hispana?

“Lakewood Church es una mega iglesia apóstata sita en Houston, USA”

 

  

4. MARKETING VS EVANGELIO

Para esos que a sabiendas, o no, apoyan el error y la consiguiente apostasía, el impacto mediático de lo “evangélico” es más importante que cualquier otra consideración netamente escritural. Buscan mediante presuntas técnicas de marketing el impactar esta sociedad con el mensaje de Cristo – pero les digo – no existe estrategia humana capaz de convencer a nadie a entregarse al Señor. El creer y buscar esto, sólo es otro gran error y estupidez.

El apóstol Pablo inspirado por el Espíritu Santo dijo:

“Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. 22 Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; 23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; 24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios. 25 Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres” (1 Corintios 1: 21-25)

¡Dios conoce a los que ha llamado, esos sólo son los que se salvan, ni uno más!… Pero claro, si creemos que viene el “gran avivamiento de las naciones”… por eso, o creemos la verdad de la Escritura, o creemos a los falsos profetas y apóstoles.

Yo le creo a la Escritura.

“Marcos Witt en una postura peculiar”

 

5. MARCOS WITT Y EL “PODER DE LA AFIRMACIÓN”

Implícito en ese sentido del “éxito” en lo evangélico, encontramos varios nefastos aditivos: materialismo, carnalidad, falso gozo, avaricia, codicia… hasta metafísica, y todo cubierto con un barniz de cristianismo que sólo engaña a aquellos que no desean la verdad, sino que se contentan con la apariencia y ese sentido humanista del “éxito”.

Seguidamente vamos a comentar, en relación con la metafísica, algo que pone los pelos de punta a cualquier verdadero cristiano.

El creer algo por voluntad propia, conforme al fuerte deseo, y declararlo a modo de “decreto”, no es enseñanza cristiana, sino que es enseñanza del ocultismo, y es enseñanza que se ha colado en lo evangélico desde hace unos pocos años hacia acá.

 Marcos Witt,  junto con Cash Luna, Guillermo Maldonado, César y Claudia Castellanos, Rony Chaves, Ana Méndez, Dante Gebel por mencionar sólo esos nombres famosos en el mundo hispano, así como muchos cientos más, enseñan esto como verdad de Dios a millares que están dispuestos a creerlo y lo creen, porque éstos lo enseñan; sin más.
 
Enseñan que existen afirmaciones poderosas que crean realidades con sólo declararlas con supuesta autoridad. Esto como vengo diciendo, es metafísica, y no tiene nada que ver con el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, sino más bien con el budismo.

La metafísica o Nueva Era es una creencia netamente demoníaca que enseña como base fundamental “el poder de la afirmación” (anótese bien ese enunciado).

Marcos Witt, es uno de esos grandes propagadores del “éxito cristiano”. Basado en su posición del “Reino Ahora”, no cesa de enseñar que la hora del “éxito” es ahora. El enseña así: “Yo le digo a mis hijos: ¡ustedes van a ser millonarios, ustedes van a ser millonarios!; y alguien me retó y me dijo: “pastor, ¿por qué dice usted esto a sus hijos, no ve que los va a llevar al materialismo, los va a poner a pensar demasiado en el dinero? Y yo le dije: ¡Ojalá!, ja, ja, ja,… ¿Cómo es que no voy a descargar eso sobre sus vidas?…Mi hijo me dijo: papá cuando yo sea millonario… ¿ven?, ¡se lo empezó a creer!, y ese es el poder de la afirmación(6)

Marcos Witt, sigue y enseña patrones de la metafísica, como podemos ver, esto es un hecho. Por otro lado para él, el llegar a ser millonario es sinónimo de éxito¸ por elpoder de la afirmación”

Marcos Witt, en su visita en el año 2008 a Madrid (España), invitado por Fran Quesada,  declaró en rueda de prensa: “Los cristianos debemos cambiar nuestro lenguaje cuando nos referimos a España, porque cambiando nuestro lenguaje cambiaremos nuestra visión y podremos cambiar la realidad” (7)

Marcos Witt públicamente aseguró que si decimos o confesamos lo que deseamos (o soñamos), esto llegará a producirse en la realidad. Este es el supuesto “poder de la afirmación”. Declarando (o decretando como les gusta decir) esto o aquello, se producirá lo que queremos.Esta es la falsa doctrina de los “pequeños dioses” o “pequeños cristos” puesta en práctica.

Ahora, analicemos en detalle lo que enseña MarcosWitt:

  1. 1. a) Cambiando nuestro lenguaje,
  2. 2. b) Cambiaremos nuestra visión (manera de ver las cosas),
  3. 3. c) Cambiaremos la realidad.

Así pues, ¡la realidad sea la que sea, depende de nosotros! Nosotros controlamos. Nosotros hacemos y deshacemos. Somos dioses… Esto no es cristianismo. Es paganismo.

Cuando el Señor Jesús estaba en agonía en el huerto de Getsemaní, no buscó el cambiar su lenguaje, para cambiar su visión, y así cambiar la realidad. El no buscó cambiar la realidad, porque la realidad de su venida a este mundo fue la de dar su vida en la cruz, conforme a la voluntad de Su Padre, como así hizo.

¡Esto es verdadero cristianismo!

“Marcos Witt conversando con el falso apóstol Guillermo Maldonado”“Cash Luna en plena actuación”

 

“Cash Luna en plena actuación”
“Marcos Witt en un evento absolutamente ecuménico en Argentina”
“Marcos Witt en un evento absolutamente ecuménico en Argentina”

 

6. RESUMIENDO

“El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará” (Mateo 10: 39). El verdadero sentido del éxito (si se quiere emplear este vocablo), es el de buscar el agradar a Dios, por encima de agradar a los demás, o agradarse a uno mismo.

Esto es lo netamente vital para los verdaderos cristianos, ya que así mismo se expresó el Señor Jesús, cuando ante la necesidad de la comida, lo cual implica lo vital para el cuerpo, insistió a sus discípulos diciéndoles que su comida era el hacer la voluntad de su Padre (Juan 4: 34).

Así pues, el sentido de nuestro paso por esta vida, no es conseguir el éxito conforme al “potencial  que hay en cada uno”, sino el hacer estrictamente lo que Dios espera de cada uno conforme a Su llamamiento (Ro. 8: 30), por la misma razón que Jesús hubiera podido seguir viviendo como un hombre en la tierra, y haber desarrollado su “potencial humano” en vez de ir a la cruz, como hizo; y lo hizo en estricta obediencia; no por gusto.

Evidentemente, esta manera de ver la fe, hará que muchos digan “dura es esta palabra, quien la puede oír” (Jn. 6: 60) y salgan de las congregaciones, muy a disgusto de muchos pastores y demás líderes; pero de esta manera también, el engañoso sentido del éxito conforme lo entienden, se pondrá en evidencia, como lo que es: falso.

Dios les bendiga.

© Miguel Rosell Carrillo, pastor de Centro Rey, Madrid, España. Marzo 2011 www.centrorey.org

Citas:

  1. 1. http://www.protestantedigital.com/ES/Espana/articulo/7176/Marcos-witt-advierte-en-madrid-que-un-lider
  2. 2. Ibidem
  3. 3. http://www.noticiacristiana.com/musica-cristiana/2006/03/ricky-martin-invitado-por-marcos-witt-a-grabar-un-tema-cristiano.html
  4. 4. http://ptodeencuentro.es/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog&id=5&Itemid=5
  5. 5. http://www.protestantedigital.com/ES/Espana/articulo/7176/Marcos-witt-advierte-en-madrid-que-un-lider
  6. 6. http://www.youtube.com/watch?v=em5NbDHLSTw&feature=related
  7. 7. http://ptodeencuentro.es

FIN

Copiado de http://www.centrorey.org/apologetica/apg_20.html
Usado con permiso!

Anuncios

7 comentarios sobre “MARCOS WITT Y EL “ÉXITO” por Ps. Miguel Rosell

  1. TOTALMENTE DE ACUERDO… ES VALIENTE EL Q SE ATREVE ACONFRONTAR AL HERMANO, SIN TEMOR, PORQ EL Q SABE HACER EL BIEN Y NO LO HACE… EN EL NOMBRE DE JESUS ES NECESARIO SACAR A LA LUZ LA APOSTASIA Y DEMAS… GRACIAS

    Me gusta

  2. La verdad que ustedes deberían dedicarse a otra cosa antes de criticar… para que gastar tiempo en dedicarse a escribir tantas estupideces para difamar a ciertas personas? no creen que se tienen que dedicar a hacer algo verdaderamente bueno? creo que estas personas a las que ustedes están criticando rendirán cuentas delante de Dios y ustedes también! Les recomiendo que comiencen a hacer algo que valga la pena, porque lo que están haciendo deja mucho que desear!! Si estas personas están mal, ellas deberan rendirle cuentas a Dios y no ustedes… por favor hagan algo útil, algo que valga la pena, como por ejemplo Predicar el Evangelio al vecino de tu barrio o ir a algun hospital a orar por los enfermos, o visitar hogares para niños huérfanos! estoy completamente seguro que ninguno de ustedes que están escribiendo esto, ni siquiera ha visitado o predicado el evangelio en persona… y si lo están haciendo, deberían continuar y dejar de criticar, por el amor de Dios!!! Esto también va para las personas que estan comentando!!! (Me incluyo!)

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu comentario Maxi!

      Lamentablemente deberías de envíarselo a Miguel Rosell quién es el autor del mismo! Ya que nosotros sí hacemos todas esas cosas que sugieres y muchísimas más!!!!!! Pero es mi deber dar a conocer los diferentes puntos de vista con respecto a los que la iglesia en general considera… “los grandes del evangelio” Que debido a su forma excéntrica de comportamiento y de usar sus fortunas almacenadas sin importarles el sacrificio de los que sudaron para sembrar en sus supuestos ministerios… están dejando mucho qué hablar y las personas en general necesitan una explicación y el análisis de lo que norma la Sagrada Escritura al respecto para saber identificar quién está haciendo la voluntad de Dios y quién no!!!!!!!!!

      Bendiciones y eres bienvenido cuantas veces lo desees!!!! Cada comentario nos ayuda a mantener la perspectiva del por qué existe este Sitio y nos ayuda también a mejorar!!!!!!!!

      Cecilia Eugenia Peraza Salazar
      Doctora y Arquitecto Misionero

      Me gusta

  3. El todo Poderos les Guarde y siga unjiendo con poder su ministerio ya estamos que nos vamos a nuestra patria pero desmayen su recompensa es grande Dios les Bendiga Grandemente

    Me gusta

  4. El todo Poderos les Guarde y siga ungiendo con poder su ministerio ya estamos que nos vamos a nuestra patria pero NO desmayen su recompensa es grande Dios les Bendiga Grandemente. por eso el mundo no nos conoce porque no le conoció a El

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s