Predicador es arrestado en la calle por predicar que la homosexualidad es un pecado


domingo, 19 de enero de 2014 |

 

Reino Unido.- Un predicador evangélico fue arrestado en la calle la semana pasada bajo la acusación de presunta violación de la paz con la agravante “homofóbico“, después que una mujer se quejó de que él había dicho que la homosexualidad es pecado.

Tony Miano, un ex policía de Los Angeles, fue parte de un equipo de predicación en la calle con una misión en Escocia. Él permaneció en prisión preventiva durante la noche del miércoles y posteriormente puesto en libertad bajo fianza para comparecer ante la corte.

Miano fue detenido en la calle cuando predicaba frente a la multitud de gente que se dirigian a realizar compras a la hora del almuerzo en Dundee High Street. Habló acerca de la naturaleza del pecado, acerca de los diferentes pecados y que Jesús había venido a salvar a la gente, fue cuando una mujer comenzó a gritarle. Él predicaba acerca del pecado en general, y cuando mencionó el pecado sexual como el adulterio, la promiscuidad y la práctica de la homosexualidad, la mujer gritó que su hijo era gay.

El colega de Miano, el pastor Josh Williamson de la Iglesia Bautista Reformada en Craigie Perth, que estuvo presente en el incidente, explica: “La prédica de Tony no estaba centrado solo en la práctica de la homosexualidad, era sobre todo pecado. Una mujer le gritaba a él y su amiga se dio cuenta que estábamos filmando la predicación, así que corrió hacia mí y trató de romper mi cámara”.

Miano terminó su predicación en pocos minutos y empezaron a empacar sus cosas y fue que llegaron dos agentes de policía. En este punto, Williamson dice que las mujeres gritaron que los predicadores deben arrestados.

“Una mujer policía vio que tenía una cámara y se abalanzó sobre él y luego el policía masculino agarró la cámara y lo tiró en la camioneta de la policía”, dice Williamson.

El oficial masculino entrevistó a las mujeres y luego inmediatamente arrestó a Miano, pero no dijeron ni explicaron por qué lo detenían.

“Después de que Tony se puso en la camioneta de la policía le pregunté por qué lo detenían y me dijeron que era por quebrantar la paz y por el uso de lenguaje homofóbico“, explica Williamson.

Miano compareció ante la Corte el miércoles, donde se declaró “no culpable”. Él ha sido puesto en libertad condicional, tendrá que presentarse a juicio en la Corte de Dundee, pero es libre de regresar a su hogar en los Estados Unidos.

Andrea Minichiello Williams, director ejecutivo del Centro Jurídico Cristiano, dice que el incidente plantea serias dudas sobre el procedimiento policial y la comprensión de la ley para hacer frente a este tipo de incidentes.

“Esto parece ser una reacción exagerada de la policía. El incidente, se suma a la cantidad de arrestos de cristianos evangelistas que predican en las calles con la Biblia. Es un indicativo de la supresión de la libertad de hablar y anunciar el mensaje de Jesucristo en público y presentar las enseñanzas de la Biblia“, dice Andrea.

Esta es la segunda vez que Miano es arrestado, en julio del año 2013 fue detenido en Londres en circunstancias similares, lo bueno que en esa ocasión el caso fue desestimado. AcontecerCristiano.Net

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s