LOS ACUERDOS DE EE.UU. CON IRÁN DEBERÁN PASAR POR EL CONGRESO


El Senado estadounidense aprobó ayer una ley que dará voz al Congreso sobre cualquier acuerdo que Washington alcance sobre el desmantelamiento del programa nuclear de Teherán

Los acuerdos de EE.UU. con Irán deberán pasar por el Congreso 

El senador demócrata de Maryland Ben Cardin (i) y el senador republicano por Tennessee Bob Corker (d), al salir de una conferencia de prensa tras votar en el Acta de Revisión de Acuerdo Nuclear con Irán

Después de meses de tensiones y desacuerdos entre republicanos, demócratas y la Casa Blanca, el Senado de EE.UU. aprobó casi por unanimidad una ley que dará al Congreso poder de decisión sobre los acuerdos a los que el Gobierno de Barack Obama llegue con otras potencias mundiales e Irán sobre el desmantelamiento del programa nuclear de este último.

Se contaron 98 votos a favor y solo uno en contra, después de que se alcanzara un acuerdo entre ambos partidos sobre el contenido de la norma. Según el texto aprobado, el Gobierno estaría obligado a enviar al Congreso cualquier acuerdo final tan pronto como se haya alcanzado y el material clasificado relacionado con él. También incluye poderes para que el Congreso vote cualquier levantamiento de sanciones a Irán después de un proceso de revisión de treinta días.

A comienzos del mes pasado, EE.UU., Rusia, Francia, Reino Unido, China y Alemania llegaron a un principio de acuerdo con Irán, por el que este último debería deshacerse de la mayor parte del material que dispone para fabricar armas nucleares, limitar su infraestructura y permitir inspecciones internacionales a cambio del levantamiento de sanciones económicas.

Los detalles del acuerdo están lejos de estar cerrados y las partes se impusieron como plazo el 30 de junio para llegar a un texto final.

La norma aprobada en el Senado se votará con probabilidad esta misma semana en la Cámara de Representantes. «Estoy ansioso por que la Cámara dé el visto bueno a esta ley, que permitirá controlar a la Administración Obama», dijo el presidente de la cámara, el republicano John Boehner.

Aunque algunos sectores republicanos consideraban que la norma se quedaba corta para fiscalizar los acuerdos que el Gobierno pueda alcanzar con Irán, el único senador que votó en contra fue el republicano Tom Cotton, de Arkansas.

Cotton fue el mismo legislador que mandó una carta agresiva contra los acuerdos al régimen iraní -consiguió que la firmaran la mayoría de sus compañeros de la bancada republicana en la cámara alta- y que despertó las iras de la Casa Blanca.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s