La NASA explica por qué el 30 de junio será un segundo más largo


La NASA explica por qué el 30 de junio tendrá un segundo extra

El próximo 30 de junio al llegar las 23:59:59, el reloj marcará 23:59:60 antes de dar las 00:00:00. Mientras expertos en todo el mundo discuten el caos que puede sufrir Internet en consecuencia, la NASA decidió volver a explicar de dónde proviene este segundo extra.

“La rotación de la Tierra se ralentiza gradualmente y los llamados segundos intercalares sirven para ajustarlo”, comenta Daniel MacMillan, del Centro de vuelo espacial Goddard de la NASA.

LEA TAMBIÉN: ¿Causará el ‘segundo extra’ del 30 de junio un caos virtual?

Un día dura 86.400 segundos, según el estándar que la humanidad usa en la vida cotidiana, el del tiempo atómico (UTC). La duración de un segundo en el tiempo atómico se basa en las vibraciones dentro de los átomos de cesio, y se considera que este es el método más fiable para medirlo, puesto que los átomos oscilan en frecuencias extremadamente uniformes. Estas transiciones electromagnéticas son tan fiables que el reloj de cesio solo se adelanta o se retrasa un segundo cada 1.400.000 años.

Sin embargo, el día solar medio (la duración media de un día, el tiempo que tarda la Tierra en dar la vuelta sobre su propio eje) dura 86.400,002 segundos. Esto se debe a que la rotación de la Tierra se ralentiza gradualmente debido a una fuerza de frenado causada por la lucha gravitatoria entre la Tierra, la Luna y el Sol. Los científicos estiman que la última vez que el día solar medio duró exactamente 86.400 segundos fue aproximadamente en 1820.

Pero estos 2 milisegundos no son el quid de la cuestión, ya que, aunque es cierto que la Tierra se ralentiza, en realidad cada día concreto tiene una duración impredecible. Esto se debe a que la duración de la rotación completa de la Tierra se ve influida por muchos factores, sobre todo por las variaciones climáticas estacionales y diarias. Por ejemplo, las variaciones atmosféricas a causa de El Niño pueden desacelerar la rotación de la Tierra, aumentando la duración del día en hasta un 1 milisegundo.

SEPA MÁS: Dramáticas fotos de cómo El Niño cambia la cara del planeta silenciosamente

Contribuyen también la dinámica de núcleo interno de la Tierra, variaciones en los océanos, las aguas subterráneas y almacenamiento de hielo, más las mareas oceánicas y atmosféricas.

Los científicos monitorean el tiempo de la rotación de la Tierra con la técnica llamada interferometría de base ancha (VLBI), consistente en la observación de objetos celestes con radiotelescopios ubicados en distintas partes de la Tierra (el centro Goddard de la NASA incluido), que trabajan como si fueran un único radiointerferómetro gracias a un sistema de grabación que permite procesar los datos de todas las antenas participantes de forma conjunta.

En las mediciones de VLBI se basa el estándar de tiempo llamado UT1. El UT1 no es tan uniforme como el reloj de cesio, con lo cual el UT1 y el UTC tienden a distanciarse. Los segundos intercalares sirven para que la diferencia entre los dos estándares de tiempo no sea superior a 0,9 segundos. En general, este segundo extra se añade el 30 de junio o el 31 de diciembre. Desde el año 2000, es la cuarta vez que sucede.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s