Algunas Veces Dios Dice que No por Max Lucado


max-lucado

Perseverad en oración, velando en ella con acción de gracias.

Colosenses 4.2

¬ŅPuedes imaginarte lo que ser√≠a si un padre hiciera todo lo que le piden cada uno de sus hijos durante un viaje? Ir√≠amos llenando nuestros ya abultados vientres de helader√≠a en helader√≠a.

¬ŅPuedes imaginarte el caos que se producir√≠a si Dios fuera indulgente con cada una de nuestras peticiones?

¬ęPorque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvaci√≥n por medio de nuestro Se√Īor Jesucristo¬Ľ (1 Tesalonicenses 5.9).

Fíjate cuál es el propósito de Dios con tu vida: La salvación.

El supremo deseo de Dios es que alcances ese prop√≥sito. Su itinerario incluye paradas que servir√°n de est√≠mulo en tu viaje. √Čl desaprueba las paradas que te desv√≠an. Cuando su plan soberano y tu plan terrenal chocan, debe tomarse una decisi√≥n. ¬ŅQui√©n lleva la batuta en este viaje?

Si Dios debe escoger entre tu satisfacci√≥n terrenal y tu salvaci√≥n celestial, ¬Ņcu√°l de las dos esperas que escoja?

Yo también.

En el Ojo de la tormenta

Origen: Algunas Veces Dios Dice que No por Max Lucado

 

Anuncios

Un comentario sobre “Algunas Veces Dios Dice que No por Max Lucado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Est√°s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Google+ photo

Est√°s comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est√°s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est√°s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

w

Conectando a %s