La similitud de la doctrina de Cash Luna y las indulgencias catolicas de Johann Tetzelt


luna-768x305

(www.mimejoralabanza.com) ‚ÄĒ Todos sabemos quien es Cash Luna, pues, es uno de los maestros de la doctrina de la prosperidad, que en una ocasi√≥n dijo una frase que se hizo muy famosa:

‚ÄúMientras mayor sea tu ofrenda mayor ser√° tu bendici√≥n‚ÄĚ.

¬ŅPor qu√© comparar esta doctrina de Cash Luna con las indulgencias cat√≥licas que se practicaban en el tiempo de Martin Lutero? Para responder esta pregunta veamos¬†de qu√© se trataron las indulgencias:

La pr√©dica de indulgencias fue denunciada ya por John Wickliffe (1320-1384) y tambi√©n por Jan Hus (1369-1415) que cuestionaron los abusos que su pr√°ctica originaba.¬†Pero reci√©n en el primer cuarto del siglo XVI, tienen lugar los hechos de mayor significaci√≥n hist√≥rica: el primero es la indulgencia acordada en 1506 para quienquiera ayudase a la construcci√≥n de la bas√≠lica de San Pedro y, por sobre todo, el verdadero detonante: el esc√°ndalo que surge en el Sacro Imperio Romano Germ√°nico a ra√≠z de la campa√Īa organizada por Alberto de Brandeburgo, arzobispo de Maguncia, y llevada a cabo por el predicador de indulgencias Johann Tetzel.

En aquellos tiempos los papas viv√≠an un vida muy lujosa con templos espl√©ndidos y todo a costa de los pobres e inocentes que cre√≠an todo lo que se les hablase.¬†Johann Tetzel era un predicador de la famosa ‚Äúindulgencia‚ÄĚ.¬†Le predicaba al pueblo de aquel entonces para que compren indulgencias para que el alma de sus familiares subiese del purgatorio. Les ofrec√≠a algo que no se pod√≠a dar, tambi√©n lo podr√≠amos tomar como que ofrec√≠a un ‚Äúfavor de Dios‚ÄĚ a cambio de algo material, y claro, mientras m√°s dinero donaban pues mucho mejor. Y todo esto por la construcci√≥n del gran templo del papa.

También podemos resaltar:

En raz√≥n de los mismos, Mart√≠n Lutero atac√≥ el principio mismo de la pr√°ctica en Las 95 tesis de Wittenberg. Seg√ļn Lutero, s√≥lo Dios puede justificar a los pecadores. Combate tanto las indulgencias por las almas en el purgatorio (Tesis 8-29) al igual que aquellas en favor de los vivos (tesis 30-68). En el primer caso, los muertos, sostiene, estando muertos, no se encuentran m√°s ligados por los decretos can√≥nicos. Como resultado, es la idea misma del purgatorio que resulta cuestionada. Lutero acusa as√≠ a la Iglesia de instrumentalizar el miedo al infierno. En lo que respecta a los vivos, Lutero sostiene que el arrepentimiento basta para lograr la remisi√≥n de penas, sin necesidad de cartas de indulgencia. Por el contrario, sostiene, la pr√°ctica de las indulgencias desv√≠a a los pecadores de su verdaderos deberes: caridad y penitencia.

Recordemos la frase de Cash Luna: ‚ÄúMientras mayor sea tu ofrenda, mayor ser√° tu bendici√≥n‚ÄĚ.

No podemos pensar que nuestra bendiciones dependen de las cosas materiales que le damos a Dios. Yo diría que nuestra bendición depende de la obra redentora de Cristo en la cruz, esto nos hace ser las personas más bendecidas de todo el universo.

A continuación les mostramos un ejemplo de una indulgencia del siglo XVIII:

250px-indulgencia

El objetivo real de las indulgencias en¬†aquel tiempo fue el de¬†enriquecerse ¬†ellos mismos, sac√°ndole provecho a los pobres.¬†Hoy tiene un nombre diferente: ‚ÄúDoctrina de la prosperidad‚ÄĚ.

Fuente: Restablecidos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Est√°s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Google+ photo

Est√°s comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est√°s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est√°s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

w

Conectando a %s