Evangélicos opinan sobre la victoria de Trump


Tras una larga campaña los ciudadanos estadounidenses votaron y decidieron que Donald Trump será su próximo presidente.

La noticia tiene un alcance que va más allá de las fronteras del país norteamericano, algo palpable a estas horas en las redes sociales, donde se acumulan los comentarios sobre el inesperado resultado.

Uno de los factores importantes en la victoria ha sido el voto evangélico, y son estos los que también se están expresando a estas horas acerca del resultado y, sobre todo, el futuro del país.

Aunque Trump no mencionó a Dios en su discurso de victoria, sí lo hizo Mike Pence, quien será su vicepresidente, que es cristiano evangélico: “Llegamos a este momento con una profunda humildad, agradecidos a Dios por su asombrosa gracia”, expresó el líder republicano.

 REACCIONES

49dc582370dc58a1f_samrod-jpeg
Samuel Rodríguez 

En líder de la Conferencia Nacional de Líderes Hispanos, Samuel Rodríguez, hizo un llamado a dejar atrás “la política divisiva” y trabajar juntos. “Nuestra principal preocupación sigue estando relacionada con la libertad religiosa, la santidad de la vida, la reforma migratoria y la unidad racial. Espero con ansiedad trabajar con la nueva administración. Oramos por la seguridad de nuestra democracia en la transición hacia la nueva administración de Donald Trump y rogamos a Dios para que continúe bendiciendo y haciendo prosperar a nuestra nación en los próximos meses y años”, expresó en un comunicado.

Juan Francisco Martínez, profesor del Seminario Teológico Fuller, considera que la elección muestra “lo dividido que está el país”; divisiones no sólo en el voto sino “raciales, sociales y demográficas”. Estas también están patentes en el partido republicano, del que “está por verse si se unen o si siguen divididos. Su capacidad de gobernar dependerá de una postura unida, algo que no existe en este momento”.

582370dc580f2_juan-martinez1
Juan Martinez
Por otra parte el voto de la “derecha religiosa”, dice Martínez, se decantó “claramente” por Trump, y está por ver si “las voces proféticas entre esa coalición tienen el valor de seguir diciendo que está mal la postura de Trump o si callarán por causa de la victoria”. Además considera que si se mantiene el discurso anti-inmigración de Trump con acciones “se verá una situación crítica”.

El presidente de la Comisión de Libertad Religiosa de la Convención Bautista del Sur, Russell Moore, es una de esas voces conservadoras que mostró su rechazo a Trump. En su blog expresa hoy que “antes que republicanos, demócratas, conservadores o progresistas, aún antes de ser Estados Unidos, somo la iglesia del triunfante Señor Jesucristo”. Para Moore la lección más importante es que “la iglesia debe oponerse a la forma en la que la política se ha convertido una religión, y la religión, política”.

Entre los que apoyaron a Trump se encuentra Jerry Fallwell Jr., presidente de la Christian Liberty University. “Los evangélicos han apoyado a Trump mucho más que los líderes evangélicos. La división ha estado en el liderazgo, no en los bancos”, expresó en declaraciones a la BBC.

El pastor y autor John Piper no apoyó a ningún candidato, pero opinó sobre el proceso electoral estos días. “Un día Estados Unidos y todos sus presidentes serán una nota al pie en la historia, pero el reino de Jesús nunca terminará”, apuntaba.

582373f72a7be_cvidal
César  Vidal
El periodista y escritor César Vidal opinaba sobre el resultado en una extensa entrevista en Protestante Digital, donde apuntaba a la capacidad del pueblo estadounidense para votar al candidato “opuesto al establishment”; un Trump que se posicionó a favor de valores importantes para los evangélicos, como en el tema del aborto defendiendo la vida del no nacido, el funcionamiento autónomo del Tribunal Supremo, o el respeto a la Constitución.

 

EN ESPAÑA

582370dc5a212_56f29ecc90b8c_autor
Mario Escobar
El historiador y escritor Mario Escobar también ha opinado sobre el resultado y la situación en Estados Unidos. “Hay una clase media blanca que lleva perdiendo poder adquisitivo, que ha sido descuidada, que hay intereses económicos de las élites que les están perjudicando”, y añadía en su Facebook: “A veces queremos analizar la enfermedad por los síntomas, pero estamos en una sociedad desorientada, sin valores, que se aferra a una esperanza exigua”.

El secretario general de la Alianza Evangélica Españoña Jaume Llenas ha expresado su opinión en un artículo publicado en Protestante Digital en el que destaca la respuesta del miedo que eleva a candidatos como Trump al triunfo. “El abandono de un modelo de cristiandad apoyado en el constantinismo produce un vacío moral, una pérdida de referencias en la ciudadanía que nos deja en manos de desaprensivos que acaban reflejando nuestro rostro más oscuro”.

Para Xesús Manuel Suárez, vicepresidente del Grupo de Participación en la Vida Pública de la Alianza Evangélica Española, la victoria de Trump es en gran parte de una derrota de Hillary. “Ha sido notable el empeño de ella en presentarse como adalid del progresismo, frente a la “barbarie” que achacaba a Trump. Y en ese “progresismo” incluye el apoyo a las clínicas de abortos y a los LGTB; se ha ganado el rechazo de mucha gente con esto, con sus contradicciones éticas y con su indisimulado afán por el poder”.

582370dc5aaa7_57ea85473d47e_msuarez
Xesús Manuel Suárez 
Preguntado por Protestante Digital, Suárez cree que explicar el resultado a partir de la economía o el auge del populismo es poco exacto. Más bien es “el clamor por unos valores y una identidad que han sido liquidados. Europa y América están laminando los valores del cristianismo y no han ofrecido un modelo mejor y la gente deposita su esperanza en cualquier político sensible a esta necesidad”, afirma.

Por ello lamenta Suárez que los evangélicos, teniendo un papel relevante en la elección de Trump, no hayan podido antes aupar a otro candidato dentro del partido republicano. “No han confiado en su propia alternativa, no apoyaron suficientemente a candidatos como Ted Cruz, o en su día Huckabee, y de repente se encontraron entre uno malo, Trump, y otra peor, Hillary. Deben tomar la determinación de volver a asumir su protagonismo y reconocer que son una alternativa real de cambio, con una respuesta clara a la necesidad de identidad; deben defender, en fin, candidatos propios para no volver a votar por el mal menor ajeno. Y, por cierto, ¿para cuándo el Partido Demócrata volverá a dejar lugar a candidatos evangélicos? Si lo hubiesen hecho ahora, estoy cierto de que no habrían perdido las elecciones”, concluye Suárez.

Fuente: NoficiasCristianas.Com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s