LA MENTIRA EN LA¬†IGLESIA por Mario E. Fumero


mentira

No cabe duda que la mentira se ha convertido m√°s que en un pecado, una cultura en todo los √°mbitos de la sociedad. Mienten los pol√≠ticos la usan para alcanzar sus objetivos, los pastores se valen de ella para lucrarse, torcer la verdad y predicar el enga√Īo. Los empresarios y las transnacionales la usan para promover sus productos, y el ni√Īo acude a ella ¬†para evadir el castigo. Como fruto de la mentira nace el enga√Īo, y como fruto del enga√Īo aparece la frustraci√≥n y la decepci√≥n. Pero analicemos la mentira dentro de cada √°rea, tanto en lo social como en lo espiritual.

¬ŅCu√°ndo nace la mentira? Aparece antes de que naciera al pecado en el hombre. Fue en el Huerto del Ed√©n cuando Satan√°s acudiendo a la mentira, sedujo a Eva ¬†para desobedecer a Dios. ¬ŅQu√© le dijo Satan√°s a la mujer para enga√Īarla? Que si com√≠a del frutos prohibido ser√≠as como Dios y no morir√≠an¬† (G√©nesis 3:2-5) . Ad√°n y Eva no hab√≠an sido creado para morir, y ten√≠an la imagen de Dios, y no necesitaban ser Dios. El hecho es que creyendo la mentira del diablo, y dieron por sentado que morir√≠an, y se dejaron seducir por el enga√Īo. Es por eso que la Biblia le llama a Satan√°s el Padre el padre de la mentira (Juan 8:44).

A lo largo de la Biblia vemos a Dios condenando la mentira la cual se manifiesta en muchas formas, como por ejemplo el falso testimonio, uno de los diez mandamientos (√Čxodo 20:16), el enga√Īo y el evadir decir la verdad cuando eres confrontado. Callar frente al error nos hace c√≥mplice de la mentira, y no confrontar el erro se convierte en un silencio que esconde el enga√Īo ¬†y a la larga se asemeja a la mentira. Es intolerable que los cristianos practiquen la mentira, o no diga la verdad para no que prometerse y caer mal. Jes√ļs ense√Ī√≥ que nuestro hablar debe ser siempre, si, si, o no, no, porque lo ¬†que es dem√°s del mal procede (Mateo 5:37).

En la pol√≠tica la mentira se ha convertido un arte. Recientemente en las elecciones de los Estados Unidos vimos como el candidato ¬†Donald Trump habl√≥ mal de Presidente de los Estados Unido dici√©ndole de todo, inclusive que no era norteamericano, y despu√©s lo vemos en la Casa Blanca cuando fue electo Presidente, alabando y ¬†pidi√©ndole su asesor√≠a. Tambi√©n lo vimos atacando violentamente a la candidata del partido contrario, la Sra. Hillary Clinton, a la cual le llam√≥ incapaz, corrupta y que la iba a meter presa por los l√≠os de los correos electr√≥nicos que hab√≠a manejado de forma privada, y despu√©s, al ser electo, lo vemos alabando en p√ļblico a Hillary y conociendo sus cualidades como secretaria de estado en el pasado y su ardua lucha. As√≠ son los pol√≠ticos de hoy d√≠a, se dicen pestes uno a los otros, y la gente los defiende y se fanatizada con ellos, y despu√©s los vemos comiendo junto como que nada pas√≥. Es triste ver la hipocres√≠a que desencadenan las mentiras ¬†dentro del campo pol√≠tico y como el enga√Īo y la fantas√≠a controlada la opini√≥n de la mayor√≠a de las personas.

La mentira es para los cristianos un pecado muy serio, se compara con el robo, borrachera y homosexualidad (1 Timoteo 1:10), pero para la sociedad moderna es una cultura, es una forma de ganarse la vida, evadir responsabilidades y enga√Īar a diestra y siniestra. Sin embargo, la mentira no s√≥lo domina en el mundo secular, sino que ha entrado dentro de la iglesia cristiana, y lo triste es que se usa a trav√©s de una manipulaci√≥n b√≠blica en donde se trata de justificar lo injustificable. El enga√Īo forma parte de la metodolog√≠a moderna para atraer a la gente hacia un falso cristianismo, prometiendo cosas que Dios no prometi√≥, y escondiendo la verdad que fue revelada por Dios en su Palabra.

Ser voluble, hablar a medias tintas, no expresar todo el consejo de Dios por miedo a perder beneficios, callar frente al error, y no  dar respuesta clara de la esperanza de que hay en nosotros (1 Pedro 3:15), nos lleva a un plano de hipocresía, en donde muchas veces tenemos que usar la mentira como el escudo, para esconder la verdad y justificar nuestros errores.

mentira-biblica

En las Sagradas Escrituras est√° claro que entre los pecados que Dios m√°s ¬†aborrece, la mentira forma parte importante de ellos (1 Timoteo 1:10 Apocalipsis 21:8), y es intolerable e inaceptable en aquellos que dicen servir√° Jesucristo. Recordemos el hecho b√≠blico de un matrimonio llamado Anan√≠as y Safira, que trataron de enga√Īar al ap√≥stol Pedro frente a una promesa que hab√≠an hecho, y como consecuencia de tal acci√≥n, dice la Biblia que el Esp√≠ritu Santo los mat√≥ (Hechos 5:5). Si en nuestros tiempos el Esp√≠ritu Santo tuviera que matar a los mentirosos dentro de la iglesia, muchas congregaciones se quedar√≠an vac√≠as, y muchos pastores desaparecer√≠an de los pulpitos.

Es un deber hablar con la verdad, y dejar de lado la diplomacia ¬†y sutileza para evadir con palabra lisonjeras y suavizadas los conceptos del pecado y la maldad. El cristianos debe ser √≠ntegro en lo que promete, puntual y responsable en lo que dice, y como afirma la palabra, que no haya enga√Īo en √©l (Job 27:7). Mientras el mundo se envuelve de mentiras, la iglesia tiene que proclamar la verdad y ense√Īarla verdad. S√≠ por decir la verdad tenemos que padecer, bienaventurados seamos, porque ese fue el ejemplo que nos dio Jes√ļs y nuestro deber es obedecer a Dios m√°s que a los hombres (Hechos 5:29).

mentiras-religiosas

Fuente: Unidos contra la Apostasía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Est√°s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Google+ photo

Est√°s comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est√°s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est√°s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

w

Conectando a %s