Pastor John Piper confiesa haber sido Racista y cuenta cómo Dios lo ayudó ser libre Por Helena Camargo


2da9john-piper-300x169

 Tenido como un mal que alcanza a sociedades de las más diversas culturas, en todo el mundo, el racismo no es un problema nuevo, mas ha sido continuamente debatido en los medios de muchos países. El preconcepto también acabó infiltrandose en muchas iglesias y el casamiento inter racial se volvió una cuestión difícil de debatir para muchos cristianos.

Comentando la cuestión, el pastor John Piper se colocó totalmente a favor del casamiento inter racial y decidió a compartir nuevamente su propio testimonio de vida, que cuenta cómo el vió que necesitaba ser liberado de su propio preconcepto racial, cuando era más joven.

“Yo era un adolescente del sur y racista. Sabiendo que todavía soy un pecador, no dudo que elementos de ese mal permanecen en mi, para mi consternación. Por esas actitudes y acciones persistentes, me arrepiento”, contó Piper en en una publicación de 2005, en su sitio ‘DesiringGod.com’.

Piper contó que después de la Iglesia Presbiteriana de los Estados Unidos haber establecido una posición clara sobre el racismo a mediados de (2016), el Seminario Bethlehem (del cual es director) también comenzó a adoptar medidas más enfáticas sobre este problema.

“El racismo es una realidad muy dificil de definir. Al equipo del Seminario Bethlehem está trabajando en eso. Estamos más comprometidos con la definición dada a mitad de año, en la reunión anual de la Iglesia Presbiteriana en América: ‘El racismo es una creencia o practica explícita o implícita que cualitativamente distingue o valoriza una raza sobre otras razas’”, contó.

“Es eso lo que quiero decir cuando cuento que yo era un racista, creciendo en Greenville, Carolina del Sur. Mis actitudes y acciones eran humillantes y irrespetuosas con aquellos no blancos. Y además de esas actitudes, estaba en contra del casamiento inter racial”, agregó.

Piper contó que, hoy, cuando recuerda sus pensamientos y deseos racistas, cree que eso sería motivo de mucha verguenza para su familia.

“Mi madre, que me lavó la boca con jabón cuando le dije: ‘Cállate!’ a mi hermana, hubiera lavado mi boca con gasolina, si hubiera sabido que era racista”, contó.

El pastor describió a su madre como una mujer honrada, que en la decada del 60, combatía el racismo y no tenía miedo de contrariar hasta los mismos líderes de la iglesia acerca de esta cuestión.

“Ella era una mujer de Dios, que sembró el mensaje de salvación en mi corazón. Cuando nuestra iglesia votó para no admitir negros en 1963, cuando yo tenía 17 años, mi madre colocó a los invitados negros del casamiento de mi hermana en el santuario proncipal, porque los porteros no dejarían que entrasen. Hoy entiendo que en ese momento yo ya estaba en mi camino hacia la redención”, dijo.

Influencia positiva

Además de su madre, Piper contó que la conducta de un misionero llamado Warren Webster también ayudó a transformar su visión sobre las cuestiones raciales.

“En 1967, participé de la Conferencia de Misiones Urbanas. Había concluído mis estudios en la Universidad de Wheaton. Allí nos conocimos con Warren Webster, que fue misionero en Paquistan, respondiendo a la pregunta de un estudiante: ‘Y si su hija se enamorara de un paquistaní mientras esté en el campo misionero y se quisiera casar con el?’. Sin dudarlo, me dijo: ‘Mejor un cristiano paquistaní que un americano blanco sin Dios!’. Fui profundamente impactado por aquello”, relató.

Piper contó que cuatro años mas tarde, el expuso su opinión (ya transformada) sobre el casamiento inter racial, y desde entonces, continúa considerando que la unión matrimonial de esta clase puede ser benéfica – así como cualquier otra entre un hombre y una mujer.

“Cuatro años después, escribó un artículo para Lewis Smedes en un aula de ética en el seminario, llamado ‘Ética del Casamiento Inter racial’. Para mi, aquella fue una solución bíblica sobre el asunto y hasta hoy no he cambiado mi opinión acerca del tema. La Biblia no se opone o prohíbe casamientos inter raciales. Hay circunstancias que, juntamente con los principios bíblicos, vuelven al casamiento Inter racial, algo positivo, en muchos casos”, concluyó.

Actualmente, Piper considera que la Iglesia también tiene un papel importante en el combate contra el racismo y el casamiento inter racial no debe ser cuestionado, simplemente por el hecho de las diferencias raciales.

“Nosotros, como Iglesia, necesitamos tener una postura clara donde posicionarnos ante el casamiento inter racial. La Iglesia es un lugar natural y adecuado para encontrar cónyuge. Y ellos se encontrarán, incluso entre diferentes lineas raciales”.

Fuente: Guiame

Deja un comentario

Archivado bajo Helena Camargo, John Piper, Noticias de Interés, Noticias de Urgencia, Ps. John Piper

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s