¿Qué autoridad tengo yo en mi boca? Respondiéndole a Cash Luna por Juan Rodríguez


cash-luna.png

Hoy día existe una gran aceptación a las enseñanzas equivocadas porque prometen cosas que satisfacen las necesidades materiales y humanas garantizándoles soluciones para el hoy y el ahora. Los falsos maestros tienen la habilidad de introducir herejías destructoras y dar la impresión de que son bíblicas y aplicarlas a la vida cotidiana a base de la fe.

Los falsos maestros son hábiles para captar atención con palabras que nos parecen lógicas y con aparente sentido escritural pero luego introducen sus pensamientos humanistas y anti-bíblicos que le ofrecen a la audiencia un supuesto poder “divino” y una supuesta autoridad en sus palabras restándole la gloria a Dios y poniéndola en el hombre. El conocido pastor Cash Luna usa este tipo de estrategia de hombre para llevar a su audiencia al error.

“…por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error…” (Efesios 4:14)

Recuerdo lo enseñado por Cash en la conferencia “Ensancha”  y que todavía postula. El tema del Sr. Cash Luna, fue “cuida cómo oyes y cómo hablas” y su entrada al tema fue muy jocosa y llena de anécdotas personales. Al entrar en “materia” de su enseñanza habla acerca de la higuera que no tenía frutos (Marcos 11:13-14) como punto de partida. Y como es de esperarse hace una buena ilustración con relación a las personas y aún de las iglesias que tienen apariencias de que están bien pero no tienen frutos. El Sr. Cash Luna dice “muchas hojas pero pocos frutos”.  Esto podría ser una pequeña aplicación e ilustración, pues la higuera en efecto no tenía frutos y unas de las señales de que debía tener fruto era tener muchas hojas.

Pero al adelantarnos a las enseñanzas del Sr. Cash Luna en esta conferencia, vemos cómo luego tuerce el texto para introducir un pensamiento humanista, anti-bíblico, algo que el texto no dice. La tergiversación del texto lo comienza con su opinión diciendo:

“Jesucristo uso un mal ejemplo, que yo considero, que es un mal ejemplo para enseñar algo bueno, porque Jesús para enseñar que todo lo que digamos puede ser hecho, el ejemplo que usó fue una maldición”.

Aunque no lo dice directamente, indirectamente está diciendo que él tiene mejor forma de explicar las enseñanzas que Dios mismo (minuto 16 de la conferencia). Ya desde este punto en adelante comenzó a enseñar la falsa doctrina de la “confesión positiva” en la cual expone que todo lo que digas con tu boca será hecho si lo haces con fe. Incluso el Sr. Cash Luna dice que esa herejía es la interpretación correcta del texto cuando expresa “tienen tanto poder en su boca los que creen, que cuídense de lo que dicen”.

Esta forma de introducir falsas enseñanzas no es nueva y no debería sorprendernos. La Palabra de Dios dice que: “introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina” (2 Pedro 2:2). El texto de Marcos 11:23 lejos de ser interpretado para darnos poder en nuestra boca, es más bien el poder de Dios por nuestra fe en Él. Este poder de Dios no es para hacer mover montañas puesto que Jesús usó una metáfora para enseñar acerca de la fe.

Jesús es el mejor maestro de la historia y ese fue un ejemplo perfecto para enseñar. Decir que no es un buen ejemplo es lo mismo que decir que Dios se equivocó. Y esto es una característica de un falso maestro. Satanás usó la misma tergiversación al tentar a Eva, él dijo “¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?”  Y la realidad es que Dios dijo: “De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás;”  Satanás dijo algo parecido pero no fue lo que dijo Dios. Por eso aunque la interpretación correcta se parece a lo que dice el Sr. Cash Luna, no es lo mismo pues el poder no está en nuestra boca, ni en nosotros, pues el poder está en Dios.

El pastor John MacArthur lo explica en su contexto histórico de la siguiente manera:

Esta expresión se refería a una metáfora comúnmente usada en la literatura judía sobre grandes rabinos y líderes espirituales de aquella época, “el quita montañas”, que expresaba la gran habilidad de estos personajes para resolver problemas difíciles, pareciendo lograr lo imposible. Obviamente, Jesús no desarraigó montañas literalmente; de hecho, se negó a hacer ese tipo de milagros espectaculares para los incrédulos líderes judíos. Lo que Jesús estaba diciendo era que si los creyentes creen sinceramente en Dios y se dan cuenta del ilimitado poder del que pueden disponer los que creen en Él, entonces podrían ver el poder maravilloso de Dios en acción (cp. Jn. 14:13, 14; vea la nota sobre Mt. 21:21).

Debe quedar claro que el pasaje no enseña que Jesús nos dio algún poder en nuestras palabras. El único en la Escritura quien tiene poder en sus palabras es nuestro gran y poderoso Dios.

Es preciso hacer notar la manipulación que logra el Sr. Cash Luna con la audiencia, cada vez que introduce errores. Él manda a decir a la congregación que repita las palabras o textos donde enfatiza su mala interpretación o su intención de hacerles creer en el poder de sus palabras. Por supuesto ellos están creyendo que sus palabras tienen poder de hacer bien o mal.

Entre muchas bromas y declaraciones de fe además de críticas a los pastores que no piensan igual, el Sr. Cash Luna pasa a otro pasaje donde quiere reafirmar su falsa interpretación: La historia de los diez leprosos que son limpiados en Lucas 17:12. El Sr. Cash Luna usa este evento y es capaz de compararlo con la historia de la higuera y además de tratar de  justificar el poder de la boca o el poder de las palabras. Según él, este pasaje quiere decir lo siguiente:

  • Jesús demostró el poder de nuestra boca. (Y les dijo…)
  • Que debemos andar por el camino de fe. (Los leprosos se fueron a presentarse al sacerdote).
  • Que cuando obedecieron fueron sanados, (Mientras iban fueron sanados)
  • Que cuando oramos a Dios por algo específico y solo alcanzamos una parte tenemos que exigir por la cantidad por la cual oramos. (¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están?)

 

Entonces luego Cash Luna dice:

Si tienes tres hijos en drogas y has orado por ellos y uno regresa sano y arrepentido alégrate pero pregunta ¿dónde están los otros dos?” “Si oraste por $100,000 y te dan $20,000 tienes que exigir los otros $80,000 porque oraste por $100 no por $20,000

Como he explicado el Sr. Cash Luna sigue con la misma estrategia de decir algo con cierta verdad y luego introducir el error. Si nos preguntamos donde está la verdad, es en la parte donde dice que ellos fueron sanados cuando obedecieron.

Según el texto de Lucas 17:12-19 y no según Cash Luna, la correcta interpretación de ese pasaje es la siguiente:

  • Les dijo

El evangelista Lucas está narrando lo que Jesús dijo y esto fue una instrucción a los leprosos. (Id, mostraos a los sacerdotes). La frase “les dijo” aparece 259 veces en los evangelios y con esto en ningún caso podemos interpretar que Jesús nos dio poder en nuestra boca, más bien el poder está en la boca de Jesús.

  • Mostraos a los sacerdotes

Esta fue la instrucción de Jesús a ellos porque los sacerdotes eran quienes podrían declararlos sanos.

Fijémonos que no se trata del camino de la fe, aunque puede ser una buena ilustración para andar por fe.

  • Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados

Muestra el milagro de la sanación después de la obediencia al mandato de Jesús.

  • ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están

Jesús no preguntó por los otros nueve porque quisiera enseñar que se tenía que exigir el restante por el cual oraste. Más bien quiere resaltar la actitud de agradecimiento de un extranjero en comparación con los otros nueve que siendo judíos no regresaron a dar gracias. Este samaritano se postro frente a los pies de Jesús reconociendo al que hizo el milagro, a Jesús. Jesús le dijo al samaritano “Tu fe te ha salvado” (versículo 19).

Habiendo aclarado el texto de Lucas no puedo dejar pasar otros puntos que el Sr. Cash Luna trae de forma errónea.

El Sr. Cash Luna critica continuamente a pastores que no piensan como él diciendo: “Hay predicadores que hablan mal de Sansón y cuando vi que estaba en los héroes de la fe dejé de hablar mal de Sansón”. Aunque la Biblia no narra nada bueno de Sansón, Cash Luna tendría que obviar la historia de Sansón porque él (Cash Luna) no hablaría mal de Sansón. Es como si dijera “como Sansón está en el cielo, Dios no debió narrar nada malo de Sansón”.

Aunque critica a los pastores es capaz de citar de forma positiva a Kenneth Copeland (otro falso profeta que una vez dijo que Satanás conquistó a Jesús en la Cruz) y afirma que tiene razón al decir que el poder de nuestra boca en tan poderoso que si decimos “me muero de la risa” podrías morir en ese momento.

Otra asunto es el cómo interpreta 1 Reyes 17, el Sr. Cash Luna antes de interpretar este pasaje se burla de las figuras bíblicas y los métodos de Dios para hacer Sus milagros. Comienza a cuestionar a Dios por usar cuervos para alimentar a Elías y luego dice la famosa frase de los falsos profetas “Dios me dijo” y lo que Dios le dijo fue “que bendiga a los cuervos porque algún día te traerán comida”.

También continúa burlándose de los pastores y sus interpretaciones y aplicaciones de los textos, que en lugar de aplicar lo que dice el texto lo que tenemos que hacer es obrar para hacer milagros. Y me uno a las palabras del Pastor Scott cuando desenmascaró a una falsa profeta en público cuando dijo:

“Cuando los milagros son enfatizados Jesús es negado”

La Biblia dice: “Y, si nuestra esperanza en Cristo es sólo para esta vida, somos los más dignos de lástima de todo el mundo”.  (1 Corintios 15:19, NTV).

Aún queda varias cosas que explicar y refutar de este mensaje del Sr. Cash. Pero he tratado de hacerlo lo más sencillo posible para no extenderme mucho. Mi intensión al responderle al Sr. Cash Luna no es atacar su persona como individuo sino atacar su enseñanza. Debo aclarar que lo considero y he demostrado por la Palabra de Dios que es un falso maestro y que con su sutileza al hablar y su personalidad jocosa puede llegar a confundir a la iglesia de Dios.

En adición, para probar las falsas enseñanzas hay que señalar a quienes las enseñan para exponerlos ante la Palabra y al pueblo de Dios.

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. (1 Juan 4:1)

Y concluyo con este texto:

Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

“La obra de Jesucristo en la cruz no fue para darnos una mejor vida ahora sino para darnos salvación eterna que está guardada en los cielos por el poder Dios”.

Fuente:  Soldados de Jesucristo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s