NIÑOS MALTRATADOS


Unidos Contra la Apostasía

Tomado del libro de Mario Fumero sobre “El abuso de autoridad”

maltrato_infantil_unicef          Hemos hablado del papel del hombre en el gobierno familiar, y como se debe regir un hogar de acuerdo a la autoridad familiar. Sin embargo, del ejercicio correcto de una autoridad delegada y de la forma en que asume una autoridad paternal (o filial) dependerá la salud  moral y emocional de los hijos.

Tener autoridad no significa ser déspota, abusivo o violento. Debemos saber diferenciar entre “corregir” y  “reprimir”. La Biblia le da autoridad a los padres para disciplinar a los hijos, e incluso recomienda muchas veces el uso del castigo físico (Proverbios 10:13, 26:3, 22:15, 2915,) pero advierte que no se debe de hacer con una actitud de ira, violencia o exasperándolos (Efesios 6:4,  Colosenses 3:21,) sino con dominio propio, amonestación en el Señor y con cuidado[1].

Ver la entrada original 553 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s