LA COMPASIÓN DE JESUCRISTO (II)


Unidos Contra la Apostasía

Ángel Bea

compasion“¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!” (Mt.23.37-39)

LA COMPASIÓN DE JESUCRISTO ES SENSIBLE

La compasión de Dios expresada a través de Jesucristo era una compasión sensible. Con esto queremos decir que Dios no es ajeno a los padecimientos, dolores y necesidades del ser humano. Él no se mantuvo alejado, sino que se ha hecho cercano al ser humano a través de la encarnación, en Jesús (J.1.14). En el Señor Jesús vemos la compasión sensible de Dios, a tal punto que las personas estaban muy por encima de las murallas que los seres humanos levantamos para mantener alejados a aquellos que nos molestan, importunan e incomodan en base a las diferencias sociales, económicas, sexuales, religiosas, etc.

Ver la entrada original 686 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s