¿SOMETIMIENTO A DIOS, ANTES QUE A LOS HOMBRES? (II) por Gerardo Cruz


(Continuación)

Índice del Tema

ESE SOMETIMIENTO HACE PERDER AUTORIDAD MORAL Y ESPIRITUAL PARA RESISTIR EL DESORDEN; PABLO REPRENDE A PEDRO

Estoy convencido de que una de las consecuencias de pecar honrando a los hombres antes que a Dios, y temer más al hombre que a Dios, es la pérdida de discernimiento espiritual.

Cientos de pastores nadan en una corriente de apostasía, y no se dan cuenta del mundo en que vivimos.

En el libro de Gálatas se nos narra una situación de corrección ministerial.

¿Qué pasó para que Pablo pudiese enseñarnos tan importante ejemplo?

Entendamos el contexto

Los judaizantes eran híbridos de la fe, porque no eran fieles al judaísmo porque creían en Cristo, pero tampoco eran fieles al cristianismo apostólico, por que demandaban la circuncisión y el cumplimiento de la ley mosaica para ser salvos.

Eran falsos hermanos, que entendían que la salvación estaba ligada al cumplimiento de las leyes y los rituales mosaicos, porque su visión de la salvación estaba puesta en los méritos que ellos podían hacer para ganar el favor de Dios. Podían tal vez ser infiltrados del judaísmo para minar la fe de la iglesia primitiva.

En el libro de Gálatas se relata el suceso.

(Gálatas 2:1-10) “Después, pasados catorce años, subí otra vez a Jerusalén con Bernabé, llevando también conmigo a Tito. Pero subí según una revelación, y para no correr o haber corrido en vano, expuse en privado a los que tenían cierta reputación el evangelio que predico entre los gentiles. Mas ni aun Tito, que estaba conmigo, con todo y ser griego, fue obligado a circuncidarse; y esto a pesar de los falsos hermanos introducidos a escondidas, que entraban para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, para reducirnos a esclavitud, a los cuales ni por un momento accedimos a someternos, para que la verdad del evangelio permaneciese con vosotros. Pero de los que tenían reputación de ser algo (lo que hayan sido en otro tiempo nada me importa; Dios no hace acepción de personas), a mí, pues, los de reputación nada nuevo me comunicaron. Antes por el contrario, como vieron que me había sido encomendado el evangelio de la incircuncisión, como a Pedro el de la circuncisión (pues el que actuó en Pedro para el apostolado de la circuncisión, actuó también en mí para con los gentiles), y reconociendo la gracia que me había sido dada, Jacobo, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé la diestra en señal de compañerismo, para que nosotros fuésemos a los gentiles, y ellos a la circuncisión. Solamente nos pidieron que nos acordásemos de los pobres; lo cual también procuré con diligencia hacer”.

Pablo viaja a Jerusalén con Bernabé y Tito. Este último era un gentil, no era de ascendencia judía. Nadie le exigió a Pablo que circuncidara a Tito, y Pablo jamás lo hubiese aceptado tampoco. Existían infiltrados que gestaban situaciones para someter a Pablo al error y así hacerlo callar de predicar el evangelio. Pablo no tenía ninguna deuda con nadie con respecto a la revelación de Dios. Era libre de todo sentimiento de “agradecimiento” frente al sistema opresor que mañana te reclama “deudas”.

Pablo estaba inmunizado frente a esta declaración opresora, cual sería: “yo te avalé para que tú seas pastor, entonces me debes respeto, agradecimiento y correspondencia”

Pablo entendió que buscaban “reducirnos a esclavitud” o sea, SOMETERLOS. La estrategia era clara, si Pablo caía en el error doctrinal o en alguna practica errónea, sería una concesión al SOMETIMIENTO a los judaizantes.

Pero salir airoso de todo ello, en obediencia a la Palabra y enseñanzas de Jesucristo, le permitió actuar correctamente en la libertad espiritual a la cual había sido llamado.
Estos fueron los antecedentes que dieron a Pablo la suficiente autoridad para hacer algo aún más difícil.

PABLO CONFRONTA CARA A CARA A PEDRO

Pablo lo reprendió PUBLICAMENTE.

(Gálatas 2:11-21) “Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión. Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos. Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar? Nosotros, judíos de nacimiento, y no pecadores de entre los gentiles, sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado. Y si buscando ser justificados en Cristo, también nosotros somos hallados pecadores, ¿es por eso Cristo ministro de pecado? En ninguna manera. Porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, transgresor me hago. Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios. Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo”

1º) Pedro visita Antioquia donde Pablo había estado predicando, en su tiempo de convivir con los hermanos gentiles de Antioquia. Muy probablemente hubiera comido y participado de la cena del Señor con ellos, en comunión con los hermanos gentiles.

2º) Pablo resiste cara a cara a Pedro, (Resistir; “Anistemi” en gr. que alude a “impedir” o “prohibir”). Una medida preventiva.

3º) Visitan Antioquia unos judaizantes disfrazados de hermanos que dicen venir de parte de Jacobo de Jerusalén.

4º) Cuando estos judaizantes aparecen por Antioquia, Pedro se retrae de juntarse con los hermanos gentiles en una hipócrita actitud de apartamiento y sutil legitimación del pensamiento e ideología de estos judaizantes, y en esta actitud cayeron muchos hermanos, así como también Bernabé.

5º) Pablo desenmascara a Pedro diciéndole que eso ES DE CONDENAR, no es que ello le haga perder la salvación a Pedro, pero si es condenatorio tal actitud de hipocresía, ya que ese ostracismo frente a los hermanos gentiles estaba generando dudas a una colectividad de hermanos que habían entendido el evangelio de la gracia SÓLO POR FE y no la salvación por guardar aspectos de la ley y tradiciones mosaicas.

Antes que esto vaya a mayores, Pablo, sabiamente, resiste a Pedro y le confronta delante de todos:

“dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar? Nosotros, judíos de nacimiento, y no pecadores de entre los gentiles, sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado…”

HOY NOS PREGUNTAMOS

¿Cómo podemos decir que “se juzga” cuando se denuncia el error doctrinal de muchos pastores y “ministros”?

¿Cómo podemos callarnos si en la Biblia hay enseñanza suficiente para denunciar PUBLICAMENTE el error doctrinal?

¿Cómo se puede negar que NO se deba sacar a la luz los errores doctrinales y las prácticas “cristianas” erróneas justificando que pueden dañar la “unidad” de la iglesia?

Toda práctica errónea tiene un fundamento doctrinal erróneo y todo fundamento doctrinal erróneo lleva a una práctica errónea, entonces ¿¡NINGUNA PRÁCTICA, NI NINGÚN FUNDAMENTO DOCTRINAL ERRÓNEO debe dejar de ser CORREGIDO, DENUNCIADO, RESISTIDO!? ¡Por supuesto que no, sino todo lo contrario! ¡Deberá ser denunciado, resistido y corregido!

HOY DENTRO DE LA IGLESIA EVANGELICA HAY UN SOMETIMIENTO AL HOMBRE ANTES QUE A DIOS

Cuando vemos pastores y “ministros” que guardan silencio frente a los distintos errores doctrinales que están flotando en el imaginario colectivo evangélico de nuestros días, me pregunto si es por ignorancia a las Escrituras por las cuales no se levantan a decir que eso es erróneo, o más bien por temor a perder sus credenciales de “pastores buenos”, o quizás por que deben mucho a muchos hombres, y su silencio es una forma de agradecer, o evalúan correctamente y se inclinan por el silencio porque temen perder “apoyos”.

Sea cual fuere las opciones anteriores, todas son abominación a Dios, todas son pecado delante de Dios, todas son de condenar, todas son producto de una negligencia a sujetarse a las Escrituras y a una dependencia correcta al Espíritu de Dios, que desea guiarnos a toda verdad.

CONCLUSIÓN

Entender las Escrituras que te instan a doblegarte ante un Dios santo y que ha dejado su Palabra para obedecerla, te hará ser libre para no someterte al mundo, ni a ningún sistema que quiera estar antes que Dios.

Entender las Escrituras y estudiarlas harán que seas libre de esa esclavitud al “sistema pseudo evangélico” impuesto sutilmente por muchos que un día le reclamarán Dios; “¡Señor en tu nombre echamos fuera demonios!” Pero los cuales nunca fueron de Cristo.

Entender las Escrituras y obedecerlas, te hará libre y en fortaleza para no aceptar ningún tipo de sometimiento al hombre antes que a Dios.

Entender las Escrituras te abrirá los ojos a honrar a Dios antes que al hombre, a vivir realmente una vida de Fe en tu ministerio y servicio a Dios.

Entender las Escrituras y deleitarte en ellas harán que comprendas que las “golosinas del sistema” no son necesarias para tu vida en el Espíritu (ni mucho menos).

Entender y disfrutar estudiar las Escrituras, será realmente el avivamiento que deseas disfrutar, de tal forma que comprenderás que ello es lo que realmente estabas buscando.

Entender y disfrutar las Escrituras será el motor de tu servicio ministerial en la evangelización y el hacer discípulos.

Gloria a Dios porque Él es todo lo que necesitamos en el ministerio.

¡Sólo la Gloria a Dios!//

© Gerardo Cruz, Madrid, 01 de Agosto 2015

FIN

(1) http://www.centrorey.org/apologetica/apg_53.html
(2) https://www.youtube.com/watch?v=xkr4-5g5qHk
(3) http://sanadoctrinacontralaapostasia.blogspot.com.es/…/luis…

Fuente: Centro Rey

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s