Apóstoles Ayer…..Apóstoles Hoy? Comentario por Serafin Contreras Galeano y video al final del Dr. Armando Alducin


Apóstoles Ayer….Apóstoles Hoy?

No había visto a este pastor amigo por unos dos años. Lo encontré en la sala de espera de uno de los aeropuertos de América Central. Fue una alegría intercambiar experiencias, recuerdos y momentos vividos en el pasado en el ministerio. Entonces vino la pregunta que ritualmente hago a compañeros de ministerio a quienes no he visto por mucho tiempo. “¿Y cuál es tu próxima meta? ¿Hacia dónde Dios te está llevando en los próximos cinco años?” Y mi amigo con una sonrisa en los labios me dijo: “Estoy viajando a la ciudad tal, porque recibiré la unción apostólica del apóstol fulano”.
Entonces me di cuenta de que mi amigo había sido atraído, como muchos más, por la corriente del momento. El llamado de la aerolínea a abordar interrumpió sin misericordia nuestra plática. Ya en el avión mi pensamiento me estimuló con la expresión: “la Iglesia de hoy está entre apóstoles y apostolados”.
Es innegable que la Biblia en Efesios 4:12 habla claramente de ministerios múltiples. Es decir, una red completa puesta al servicio de la edificación del cuerpo de Cristo, para que cada miembro desarrolle, proyecte y fructique el ministerio dado por Dios.
Sin embargo, recordemos que en los últimos cien años la Iglesia cristiana evangélica se ha movido rápidamente a través de la cresta de las olas de nuevos enfoques que toman vigencia y luego disminuyen en fuerza, trayendo frustración tanto a los ministros que corren desesperados en búsqueda de alguna renovación como del cuerpo de creyentes que espera la dirección de sus líderes.
¿Hay algo errado en esto? ¿En algo afecta a la Iglesia?
Necesitamos recordar que debemos hacer distinción entre forma y fondo. La forma en nada afecta, el fondo o fundamento sí. Pablo en la carta a los Efesios explica claramente el fondo.
Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a n de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edi cación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del cono- cimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.
–Efesios 4:11-13
Jesús es quien constituye, selecciona y nombra cada uno de los ministerios, no es un maestro, profeta o apóstol quien lo hace. Estos ministerios son múltiples, diferentes, únicos y balanceados. No son una escala jerárquica. La finalidad de los cinco ministerios es “perfeccionar a los santos para la obra del ministerio”, no es tener otros ministerios debajo de sí mismos para gobernarlos. Es perfeccionar y liberar. Otra finalidad es edificar a todo el cuerpo de Cristo. La meta final es que todos, tanto los ministerios como los creyentes, lleguemos a la unidad de la fe.

El Pastor Armando Alducin en breves palabras habla de los apostolados de hoy a la luz de lo que dice la Biblia.

Haz Clic acá para ir al vídeo con el Pastor Alducin:

Fuente: Serafin Contreras Galeano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s