El gran costo de seguir a Jes√ļs por Restablecidos


Todo en la vida tiene un costo y trae consecuencias. Si usted compra un auto, se generan costos adicionales como la compra de combustible, lavado, mantenimiento, etc. Si usted tiene un hijo, tambi√©n se generan gastos fijos adicionales, tales como pa√Īales, ropa, alimentaci√≥n, etc. En fin, el punto es que en la vida todo tiene un costo y seguir a Jes√ļs no es la excepci√≥n.

Muchos creen que servir a Jes√ļs es como irse de vacaciones a un hotel cinco estrellas, o que Jes√ļs es un Aladino¬†o Pap√° No√© que cumple todos los deseos. Jes√ļs es m√°s que todo eso y por lo tanto, el seguirle a √Čl es un costo m√°s alto que todo lo dem√°s.

En toda la historia de la iglesia el servir a Jes√ļs siempre ha representado un alto costo, y esto lo hemos visto desde la muerte de Esteban en Hechos 7 hasta el d√≠a de hoy, pues, en pa√≠ses como Nigeria, Egipto, China, Afganist√°n, entre otros, a√ļn es dif√≠cil predicar el evangelio. Y claro, si leemos el libro de los M√°rtires escrito por John Fox, nos daremos cuenta cu√°nto les cost√≥ a los reformadores el predicar el evangelio de Jesucristo.

Y en la Biblia existen muchas historias de las cuales podemos aprender, de personas que no prefirieron seguir a Jes√ļs por el alto costo de su llamado, un buen ejemplo que tenemos es el del joven rico (Mateo 10: 17-30) el cual prefiri√≥ las riquezas antes que seguir a Cristo. Es bueno que nosotros como creyentes sepamos esto, que la vida cristiana no es una vida f√°cil.

El llamado de Jes√ļs es el siguiente:

 Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.

Lucas 14: 27

¬ŅTe das cuenta? No es un llamado f√°cil, la cruz es dolor, vituperio, el ser traicionados, abandonados, azotados, abatidos, ¬°Eso es la cruz! Y Jes√ļs est√° diciendo que todo aquel que quiere venir hacia √Čl necesita tomar esa cruz y que si no la tomamos no podemos llamarnos disc√≠pulos suyos.

Hay quienes se hacen llamar cristianos o discípulos, pero no están cargando el vituperio de la cruz, y esto sí que es un problema, puesto que es aquello lo que nos identifica como verdaderos cristianos.

Amado hermano, el servir a Jes√ļs representa un gran costo, y esto involucra hasta el rechazo de la sociedad por nuestra manera de ver al mundo. Tomemos nuestra cruz, sigamos a Jes√ļs de todo coraz√≥n, pues llegar√° un d√≠a cuando ese alto costo se convertir√° en un alto gozo.

Fuente: Restablecidos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Est√°s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Google+ photo

Est√°s comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est√°s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est√°s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

w

Conectando a %s