Doce Hombres: Comunes y corrientes ‚Äď John Macarthur… Libro de descarga gratuita!!!!


HACE M√ĀS DE VEINTE A√ĎOS, mientras predicaba del Evangelio de Mateo, di una serie de estudios sobre el car√°cter de los doce ap√≥stoles. Los mensajes fueron extraordinariamente bien recibidos. Produjimos de esa serie un casete con gu√≠a de estudio, titulado Los¬†hombres del Maestro.¬†A trav√©s de los a√Īos hemos transmitido por radio varias veces la serie completa en el programa¬†Grace to You.¬†Cada vez que lo ponemos en el aire, genera un cada vez mayor flujo de reacciones positivas de parte de la audiencia. Despu√©s de veinte a√Īos, ese casete sigue siendo una de las series m√°s populares de todo lo que hemos producido.

Hace unos cuantos a√Īos, empec√© 3 ense√Īar en nuestra iglesia el Evangelio de Lucas vers√≠culo por vers√≠culo. Cuando llegu√© 3 Lucas 6.13-16 (donde Lucas registra el llamado de Jes√ļs a los Doce) prediqu√© una nueva serie de mensajes sobre los ap√≥stoles. De nuevo, la reacci√≥n fue sorprendente y entusiasta. Mientras predicaba la serie, me di cuenta de que una generaci√≥n completa hab√≠a nacido y llegado a la edad de adultos desde que hab√≠amos estudiado por √ļltima vez la vida de los disc√≠pulos. Esta generaci√≥n se identific√≥ con estos hombres en la misma forma en que sus padres lo hab√≠an hecho m√°s de dos d√©cadas antes.

Algunas personas que han prácticamente memorizado la primera serie dicen que siguen encontrando cosas sorprendentemente nuevas, relevantes y prácticas en las vidas de los discípulos. Con mucha rapidez la nueva serie se ha transformado en favorita por lo que la gente me empezó a insistir en que combinara todo el material sobre los apóstoles en un libro. No necesité que me insistieran mucho para hacerlo. El libro que tiene en sus manos es el resultado de esto.

Siempre me he sentido fascinado con las vidas de los doce ap√≥stoles. ¬ŅQui√©n no lo est√°? Los tipos de personalidad de esos hombres nos son familiares. Ellos son como nosotros y como otras personas a las que conocemos. Son asequibles. Son personajes reales y vivos con los que nos podemos identificar. Sus defectos y debilidades, as√≠ como sus triunfos y caracter√≠sticas encantadoras, aparecen registrados en varios de los relatos m√°s fascinantes de la Biblia. Son hombres a quienes de verdad¬†queremos¬†conocer.

Y esto se debe a que, en todo sentido, fueron hombres comunes y corrientes. Ninguno era reconocido por su erudici√≥n ni por su gran saber. No eran oradores ni te√≥logos. De hecho, viv√≠an al margen de lo que era el sistema religioso de los d√≠as de Jes√ļs, No sobresal√≠an por talentos naturales o habilidades intelectuales. Por el contrario, todos eran proclives a equivocarse, a fallar, a tener actitudes err√≥neas, a que les faltara la fe y a experimentar amargos fracasos; y el mejor ejemplo de esto era el l√≠der del grupo, Pedro. Incluso Jes√ļs expres√≥ que eran lentos para aprender y de cierta manera torpes espiritualmente (Lucas 24.25)

Fuente: Freelibros.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Est√°s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Google+ photo

Est√°s comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est√°s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est√°s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

w

Conectando a %s