Dios, el Padre perfecto


Muchos hijos viven disgustados con el comportamiento de sus padres, por la dejadez que muchos expresan y por toda clase de irresponsabilidades y aun así muchos hijos decimos: “Como quiera que sea este es mi padre”. Increíble, les amamos con sus enormes defectos, y esto es bueno. Pero, nosotros tenemos un Padre celestial, el cual es perfecto, y en Él no hay un solo defecto.

En el pequeño párrafo de apertura he escrito un poco sobre el tipo de padre que expresa dejadez, y cabe decir que, hay otros padres que son buenos y responsable con sus hijos, pero nunca perfectos. Pero vuelvo y repito: Nuestro Dios es perfecto y es el mejor Padre del mundo, y debemos sentirnos sumamente privilegiados de tener un Padre celestial como nuestro Dios.

Dios no es de esos padres que se cansan de los hijos por lo malos que puedan ser, ¡no! Dios es un Padre paciente y siempre nos está llamando al arrepentimiento, siempre nos está dando buenos consejos a través de Su Palabra para que seamos  buenos hijos.

La Biblia dice:

El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

2 Pedro 3:9

Dios siempre nos está buscando, no nosotros a Él y una buena comparación que podemos hacer es la parábola del hijo pródigo, donde nos habla de dos hijos y un padre, uno de sus hijos decidió marcharse y se fue a vivir una vida perdida, a tal punto que gastó todo lo que su padre le dio y el lugar en el que se encontraba se desató gran hambre, y este hijo deseaba por lo menos de las algarrobas que comían los cerdos. Lo bueno de toda esta historia encontrada en Lucas capítulo 15, es que aquel hijo decidió volver a su Padre, arrepentido de lo que había cometido, ¿y qué crees? Aquel padre no le rechazó, sino que la Biblia dice:

Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.

Lucas 15:20

¿Qué hizo de bueno el hijo pródigo para que su padre le recibiese de esta manera? ¿Acaso no merecía ser castigado con el más severo castigo? ¡Así es nuestro Padre celestial! En nosotros no ha hallado nada bueno, y aún así ha decidido amarnos con un amor eterno, esto quiere decir un amor que no se agota, que es para siempre y siempre. Él no ha encontrado nada bueno en nosotros, al contrario, ha encontrado todo tipo de cosas malas, pero aun así nos ama. ¿Acaso no es todo esto maravilloso?

Así es nuestro Padre celestial, un Padre perfecto, ningún padre terrenal puede tener un amor tan grande como el de nuestro maravilloso Dios, su amor sobrepasa los cielos y es más grande que el ancho mar.

Fuente: Restablecidos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s