Modelo de Jesús

Doctrinal Bible Jesus’ Model for the Nations – Modelo Bíblico Doctrinal de Jesús para las Naciones

Colosenses 3:23
Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;
Colosenses 3:22-24 (in Context) Colosenses 3
(Whole Chapter)

 

Nuestros ministerios internacionales y locales han asumido el MODELO BÍBLICO DOCTRINAL DE JESÚS PARA LAS NACIONES como guía para desarrollar sus actividades y hacer crecer el Reino de Dios en la tierra, capacitando bíblica-mente a los Apóstoles, Ministros, Profetas, Evangelistas y más que están en entrenamiento ministerial con vuestra servidora; Para comprender mejor lo que es el MODELO DE JESÚS debemos entender lo que es estar en el “río de Dios”.

El “río de Dios” es el proceso por el cual pasa el creyente desde que se convierte hasta ser un obrero del Señor con el conocimiento y empleo Bíblico Doctrinal de las Sagradas Escrituras. Es llamado de esta manera porque el creyente debe fluir constantemente por éste “río”, donde cada etapa de su vida es como un muelle en el que crece y madura hasta llegar al mar, donde se convierte en un pescador de hombres.

Después le mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero; en medio de la calle de la ciudad y a uno y a otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce 12 frutos, dando cada mes su fruto y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones y no habrá mas maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán”. Apocalipsis 22: 1-3 Reina-Valera 1960 (RVR 1960)

El MODELO DE JESÚS es una herramienta que permite ganar, atender, formar y discipular las almas de forma efectiva. De la misma manera que “JESÚS LO HIZO”, nosotros también lo hacemos para poder así alcanzar nuestra visión: Que todos sean salvos,que sean hechos discípulos del Señor Jesucristo, llenos de la palabra de fe, para ganar a las Naciones para Cristo.

El MODELO BÍBLICO DOCTRINAL DE JESÚS consta de cinco pasos:

  1. Ganar: La conversión es el primer paso para entrar en el río de Dios. Todas las actividades y esfuerzos que se hacen son encaminadas a engrandecer el Reino a través de los nuevos convertidos. La conversión puede darse de distintas formas: Evangelismo personal de cada cristiano hacia las personas que se encuentran a su alrededor, a través de los servicios en la Iglesia o Ministerio, en los grupos de alcances en las casas, centro de estudios, parques, etc. por medio de actividades evangelísticas al aire libre o abordando persona a persona.
  2. Consolidar: consiste en velar por los nuevos convertidos para que la decisión que han tomado de seguir a Cristo se fortalezca en ellos. El propósito de la consolidación es lograr que el nuevo creyente permanezca y madure en el Señor hasta llegar a ser un verdadero discípulo de Jesucristo. En esta etapa es necesario que el nuevo creyente asista a un Retiro gratuito, en el caso de los Ministros y  Pastores que están en entrenamiento con nosotros vía vídeo conferencia, los Retiros son cibernéticos y gratuitos. Los Retiros son “retiros espirituales” donde todas las áreas de la vida de quienes participan son tocadas y transformadas por el poder del Espíritu Santo con la manifestación de señales, milagros y prodigios basados en las Sagradas Escrituras. Un Retiro con Jesús es algo que todos necesitamos, sea que solo hayas oído hablar de Él, que lo conozcas o que camines desde hace muchos años a su lado.
  3. Formar: en la formación del creyente está la capacitación a través de lo que llamamos Escuela de Obreros y la Escuela del Espíritu Santo. En esas escuelas la persona podrá crecer en el conocimiento de la palabra de Dios para así poder enfrentar las diferentes etapas y procesos en su vida.
  4.  Discipular: Cuando nos convertimos al Señor somos como bebés recién nacidos y debemos crecer en Él y madurar hasta formar el carácter de Cristo en nuestra vida. El objetivo del discipulado es convertir a una persona de demandanteofertan-te. Esto se hace a través de los grupos de discipulado y la Academia de Líderes (Líderes de éxito) a través del programa y certificación de lo que se conoce como “UN MILLÓN DE LÍDERES” certificada por Lidere donde son capacitados los futuros líderes de Ministerios e Iglesias, en doctrina y principios bíblicos.
  5.  Enviar: En esta etapa el discípulo debe asistir a lo que se conoce como Lanzamiento, en el que se le ministran temas de liderazgo al más alto nivel bíblico doctrinal basado en las Sagradas Escrituras y recibe las instrucciones especificas de como iniciar su grupo de Alcance. Estos líderes se envían en pareja y se delega en ellos, poder y autoridad, aprendiendo a ser guiados por el Espíritu Santo para ser testigos de Cristo en su país natal y entre las Naciones.

Al finalizar estos niveles de crecimiento espiritual el Ministro, pastor, etc. o creyente estará listo para ser un pescador de hombres.